¿Para qué sirve la glibenclamida?, efectos secundarios y dosis

La glibenclamida es un medicamento hipoglucemiante oral vendido únicamente con receta médica, como parte de una terapia que combina otros medicamentos, dieta y ejercicios, para tratar la diabetes tipo 2 en adultos.

¿Para qué sirve la glibenclamida?

La glibenclamida o gliburida, como también se le conoce, sirve para controlar los niveles de azúcar en la sangre en pacientes con diabetes tipo 2. La diabetes tipo 2 o no dependiente de insulina es la más común entre las personas con la enfermedad y aunque su afección es más alta en adultos mayores con sobrepeso, hay una tendencia cada vez más marcada en jóvenes.

La glibenclamida se prescribe cuando la dieta por sí misma no es suficiente para controlar el nivel de azúcar en la sangre.

El fármaco pertenece a la clase de medicamentos sulfonilureas, grupo de medicinas con estructura química similar que liberan insulina del páncreas, lo que reduce los niveles de azúcar en la sangre.

¿Para qué sirve la glibenclamida y metformina?

La combinación de metformina con glibenclamida mejora el espectro de acción de ambos medicamentos en los pacientes con Diabetes tipo II. Se usa solo en casos de Diabetes, ya que la glibenclamida tiene importante efecto sobre la glicemia y hay riesgo de hipoglicemia si lo toman pacientes sin Diabetes.

La utilidad de usar ambos medicamentos, es que el mecanismo de acción es diferente y con la metformina se  logran mejorías del comportamiento del metabolismo que no puede hacer la glibenclamida sola.

Hay varias dosis y combinaciones disponibles comercialmente en la misma tableta. Las dosis y combinaciones siempre deben ser indicadas por el especialista.

¿Para que sirve la metformina con glibenclamida 500 mg/5 mg?

La combinación de glibenclamida 5 mg con metformina 500 mg, se usa en casos de Diabetes tipo II leves, ya que son las dos dosis más bajas disponibles de ambos medicamentos.

Es importante recordar que siempre que se inicia un tratamiento nuevo o una dosis nueva se debe controlar la glicemia capilar por glucómetro para evaluar la efectividad de los medicamentos y evitar la hipoglicemia.

Lee nuestra guía sobre los síntomas de azúcar alta y diabetes que no debes ignorar

¿A quién se le receta glibenclamida?

  • A pacientes con diabetes tipo 2.
  • A pacientes con diabetes tipo 2 mal controlada.

¿Quién no debe tomar glibenclamida? – Contraindicaciones para usar Glibenclamida

La glibenclamida no debe ser usada si se padece de:

  • Diabetes tipo 1 (insulino-dependiente).
  • Cetoacidosis diabética.
  • Coma o precoma diabético.
  • Insuficiencia renal grave.
  • Insuficiencia hepática grave.
  • Serios problemas con la producción de hormonas de esteroides naturales por las glándulas adrenales.
  • Embarazo.
  • Lactancia.
  • Trastornos hereditarios de la sangre conocidos como, porfiria.

Esta medicina también está contraindicada para alérgicos a uno o más de los componentes de su fórmula. Será importante informar al médico o farmacéutico si se ha sufrido una alergia previa por estos ingredientes. El paciente tendrá que suspender su uso e informar al doctor si tiene una alteración de este tipo.

¿Cómo tomar glibenclamida? – Dosis de la glibenclamida

La dosis, forma y frecuencia de la ingesta de los comprimidos dependerá de:

  • La edad.
  • Enfermedad tratada.
  • Gravedad de la enfermedad.
  • Otros problemas de salud.
  • Reacciones a la primera dosis.

Las cantidades a consumir para adultos de entre 18 a 64 años serán las siguientes:

Glibenclamida (tabletas)

  • Dosis inicial: 2.5 a 5 mg una vez al día.
  • Ajuste de la dosis: el doctor determinará si aumenta la dosis o cambia su ingesta a dos veces por día, con base en los niveles de azúcar en la sangre del paciente.

Glibenclamida micronizada (tabletas)

  • Dosis inicial: 1.5 a 3 mg una vez al día.
  • Ajuste de la dosis: el doctor determinará si aumenta la dosis cada semana hasta en 1.5 mg al día, con base en los niveles de azúcar en la sangre del paciente.

¿Cuánto se debe tomar las pastillas de glibenclamida?

Las tabletas de glibenclamida deben ingerirse con o inmediatamente después del desayuno o la primera comida principal del día.

¿Qué pasa si no tomas la glibenclamida como te la indicó tu médico?

No respetar el consumo de la glibenclamida como lo ordena el médico provocará potenciales riesgos a la salud y se perderá el control de los niveles de azúcar en el torrente sanguíneo, lo que podría conducir a complicaciones asociadas con la diabetes como daño en los nervios, enfermedades y ataques al corazón, derrame cerebral y problemas oculares.

¿Qué pasa si tomas mucho más de la glibenclamida de la que te indicó tu médico?

Será vital asistir a la sala de urgencias de un centro médico por una sobredosis de la medicina. Se debe tomar la cantidad olvidada apenas se recuerde, no si la próxima dosis está cerca del horario del siguiente comprimido. No se deben tomar cantidades extra para compensar.

¿Cuáles son los nombres de marcas comerciales de glibenclamida?

Se puede conseguir glibenclamida en su presentación genérica en farmacias pero también la glibenclamida se consigue bajo varios nombres comerciales como: Daonil®, Euglucon®, Glucolon®

El médico puede indicar glibenclamida y metformina en forma simultánea en muchos casos, lo que mejora los niveles de glucemia mas efectivamente en pacientes seleccionados. (Referencia)

Existen presentaciones farmacéuticas que incluyen glibenclamida y metformina en la misma tableta, comercialmente con el nombre de Glucovance®, Adiabetic plus®, Metixor-G® o Sil-norboral®, entre otros.

¿Cómo actúa la glibenclamida en el cuerpo?

La glibenclamida tiene como mecanismo de acción principalmente estimular las células beta del páncreas que producen insulina. La gliburida provoca que se libere de las células del páncreas mayor cantidad de insulina, lo que ayuda a reducir la cantidad de azúcar en la sangre en pacientes con este tipo de diabetes. (Referencia)

Este hipoglucemiante también es una opción de primera línea para el tratamiento de la diabetes tipo 2, en personas sin sobrepeso o que no pueden tomar metformina.

Los diabéticos tipo 2 tienen deficiencia de la insulina, hormona producida por el páncreas y encargada del control de los niveles de azúcar en la sangre, haciendo que las células del organismo eliminen su exceso en el torrente sanguíneo y generando muchas consecuencias al organismo. (Referencia)

La insulina no se produce eficientemente en respuesta a las subidas de azúcar en la sangre en las personas con diabetes tipo 2, por ejemplo, después de una comida. Además, las células del organismo se vuelven resistentes a la acción de esta hormona producida, lo que significa que los niveles de azúcar pueden elevarse de manera excesiva.

para que sirve glibenclamida

¿Cuáles son los efectos secundarios de la Glibenclamida?

Los siguientes son los efectos secundarios más comunes en el empleo de este fármaco, que desaparecerán con el tiempo.

  • Diarrea.
  • Mareos.
  • Dolor de cabeza.
  • Acidez.
  • Náusea.
  • Gases.
  • Pérdida de peso.

Será necesario llamar o asistir al médico si los resultados adversos son más severos o no paran con el pasar de los días. Los siguientes son algunos de ellos: (Referencia)

  • Sarpullido o ampollas.
  • Picazón.
  • Urticaria.
  • Hinchazón en cara, lengua o labios.
  • Dificultad para respirar.
  • Síntomas similares a la gripa.
  • Moretones o sangrados inusuales.

 Problemas de hígado con los siguientes síntomas

  • Orina oscura.
  • Color amarillo en ojos o piel. Ictericia.

Lee nuestra guía sobre las 16 señales de que tienes problemas con tu hígado

Hipoglucemia

La hipoglucemia, bajos niveles de azúcar en la sangre, puede manifestarse como un efecto secundario a la medicina. Los siguientes son algunos de sus síntomas: (Referencia)

  • Confusión.
  • Más hambre.
  • Mareo.
  • Ansiedad.
  • Sudor frío.
  • Temblores.
  • Frío.
  • Irritabilidad.
  • Dolor de cabeza.
  • Visión borrosa.
  • Ritmo cardiaco acelerado.
  • Pérdida de la consciencia.
  • Cansancio o debilidad inusual.

Será necesario saber qué hacer ante una baja de azúcar en la sangre. Si se trata de una reacción leve, 55 a 70 mg/dL, se requerirá de 15 a 20 gramos de glucosa y comer o beber algunos de los siguientes alimentos:

  • 3 a 4 tabletas de glucosa.
  • ½ taza de jugo o refresco regular, no de dieta.
  • Una taza de leche desgrasada.
  • Una cucharada de azúcar, miel de abeja o jarabe de maíz.
  • 8 a 10 caramelos.

Será necesario repetir el tratamiento si el nivel de azúcar sigue bajo tras una prueba 15 minutos después de la reacción. Se podrá comer un tentempié ligero una vez alcanzado el nivel de azúcar adecuado, solo si la siguiente comida será en más de una hora.

Altos niveles de azúcar en la sangre con los siguientes síntomas

  • Ganas frecuentes de orinar.
  • Mucha hambre o sed.
  • Fatiga.
  • Visión borrosa.
  • Moretones que tardan en sanar.
  • Pérdida de peso.
  • Sensación de hormigueo o adormecimiento de manos y pies.

Será necesario llamar al doctor con síntomas de alta o baja azúcar en la sangre, pero si los signos son severos, se deberá acudir a una sala de emergencia de un centro médico inmediatamente. (Referencia)

Peligros de usar glibenclamida

Cetoacidosis diabética

No se debe emplear la glibenclamida si se padece de cetoacidosis diabética con o sin estado de coma, pues se trata de una complicación grave. Esta condición ocurre cuando el cuerpo produce altos niveles de ácidos en la sangre llamados cetonas. Debe tratarse con insulina. La cetoacidosis diabética y el estado hiperosmolar son complicaciones de la diabetes, debido a la suspensión de tratamiento, condición clínica o infecciones que descompensan al enfermo y generan altos niveles de glucemia en sangre. Deben ser atendidos de urgencia y el tratamiento no se basa en hipoglicemiantes orales sino en insulina inyectada a intervalos que decide el especialista.

Diabetes tipo 1

No está indicado el uso hipoglucemiante en pacientes con diabetes tipo 1, porque aumentará la cantidad de insulina que produce el páncreas. El cuerpo ya dejó de producir esta hormona en la enfermedad de este tipo, por lo que su empleo será en vano. A pesar de ello algunas investigaciones revelan su uso conjunto con insulina puede mejorar a pacientes seleccionados, pero nunca como tratamiento único. (Referencia)

Trastornos de tiroides

Será necesario informar al médico si se tienen problemas de tiroides antes de consumir glibenclamida, porque incidirá en cómo el cuerpo controla los niveles de azúcar en la sangre.

No se descarta el cambio de las dosis de los medicamentos que se ingieren para controlar la diabetes y la tiroides. (Referencia)

Problemas cardiacos

La glibenclamida aumenta el riesgo de un ataque al corazón y un derrame cerebral. Será importante informar al médico si se sufre de problemas cardiacos antes de tomar la medicina.

En niños

No se ha establecido la seguridad y efectividad de la gliburida en menores de 18 años. Se han publicado guías y revisiones para el tratamiento de la diabetes tipo 2 en niños y adolescentes, donde se sugieren otras líneas de tratamiento iniciales. (Referencia)

Alergias

El fármaco puede causar severas reacciones alérgicas que pueden incluir dificultad para respirar, hinchazón de lengua, garganta y urticaria.

Será potencialmente mortal consumir el medicamento si ya se ha sufrido una reacción alérgica al mismo.

¿Quiénes deber tener mucho cuidado al tomar glibenclamida?

Es imprescindible conocer cuándo tener cuidado al consumir el fármaco, ya que la posología de la glibenclamina varía de acuerdo a cada caso en particular. Los siguientes son algunas de las condiciones a valorar.

Adultos mayores

Los mayores de 65 años están expuestos a reacciones más agresivas del medicamento. El doctor prescribirá una dosis más baja pues los síntomas de hipoglucemia son más difíciles de reconocer en personas mayores. (Referencia)

Disminución en el funcionamiento de los riñones

En la insuficiencia o en enfermedades renales hay que ajustar la dosis de glibenclamida ya que en estos casos se acumula el fármaco en el organismo, por lo que su efecto se extiende. (Referencia)

Daños en el hígado

El médico prescribirá la glibenclamida a dosis más bajas si hay una reducción del funcionamiento del hígado o alguna enfermedad en este órgano. (Referencia)

Interacción con otros medicamentos de la glibenclamida

El hipoglucemiante puede interactuar con otros medicamentos, hierbas o vitaminas. El paciente deberá informar al doctor sobre las medicinas que consume para que este defina cuál puedes tomar o dejar de hacerlo y determinar las dosificaciones. (Referencia)

Los siguientes son los medicamentos y sus reacciones al interactuar con la glibenclamida.

  • Bosentán, provoca daño hepático al tomarlo simultáneamente con glibenclamida. (Referencia)
  • Aspirina.
  • Bloqueadores beta, nadolol, propranolol y sotalol, porque pueden enmascarar síntomas de baja azúcar en la sangre, como el aumento del ritmo cardiaco y los temblores.
  • Bloqueadores de los canales de calcio, amlodipino, verapamilo y nifedipina, empleados para la presión sanguínea.
  • Antiácidos cimetidina y raditidina.
  • Clonidina, hipertensivo que puede enmascarar los síntomas de hipoglucemia.
  • Cloranfenicol oftálmico para la infección ocular.
  • Ciprofloxacina para infecciones bacterianas.
  • Cisaprida, empleado para el reflujo gastroesofágico.
  • Cotrimoxazol.
  • Disopiramida, empleado para el corazón.
  • Esteroides anabólicos. Testosterona, nandrolona y estanozolol.
  • Fenilbutazona, ibuprofeno y el naproxeno.
  • Fenfluramina, empleado para la obesidad.
  • Fluconazol, ketoconazol y miconazol.
  • Fluoxetina.
  • Fibratos, por ejemplo, clofibratos para reducir triglicéridos en la sangre.
  • Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina. Por ejemplo, el captopril, porque puede producir descensos impredecibles del azúcar en la sangre.
  • Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO), por ejemplo, fenelzina y selegilina.
  • Insulina.
  • Metoclopramida, empleada para para náuseas, reflujo y vómitos.
  • Metotrexato, empleado para el cáncer, artritis reumatoide y psoriasis.
  • Niacina.
  • Octeótrido.
  • Probenecida, empleado para la gota.
  • Rifampicina, empleado para la tuberculosis. Puede reducir la cantidad de glibenclamida en el organismo, por lo que es probable que no funcione para controlar el nivel de azúcar en la sangre.

Las siguientes medicinas pueden aumentar los niveles de azúcar en la sangre.

  • Clozapina, zyprexa, aripiprazol y ziprasidone.
  • Por ejemplo, prednisona.
  • Danazol, empleado para la endometriosis.
  • Diuréticos. Por ejemplo, bendroflumetiazida.
  • Fenitoína.
  • Levotiroxina, liotrix y liotironina empleados para la tiroides.
  • Litio.
  • Ritonavir y otros inhibidores de la proteasa.
  • Isoniazida.
  • Somatropina.
  • Terapia hormonal y pastillas anticonceptivas como estrógeno y progesterona.

Será necesario informar al doctor si se consume otra sustancia no mencionada en la lista.

Si se ingiere alcohol será con moderación y acompañado de una comida, pues este puede inadvertir las señales de baja azúcar en la sangre y hacer que esta disminuya aún después de la ingesta de bebidas alcohólicas.

La glibenclamida puede ser menos eficaz para controlar el nivel de azúcar en la sangre durante una infección o períodos estresantes, por lo que también se le debe comunicar al doctor que quizás reemplace el tratamiento con insulina.

La asistencia al médico también será necesaria si el paciente con diabetes está por someterse a una intervención quirúrgica con anestesia local o si está embarazada. El azúcar en la sangre se controla con insulina en estos casos.

¿Puedes usar glibenclamida en el embarazo y la lactancia?

Algunas medicinas no deben ser empleadas durante el embarazo y la lactancia. Sin embargo, las que sí se pueden suministrar en estas etapas tendrán que someterse a consideración, para determinar si son más los beneficios que los riesgos de tomarlas. Será necesario informar al doctor antes de consumir la glibenclamida. (Referencia)

Atiende a los siguientes puntos importantes:

  • Esta medicina no debe usarse durante el embarazo. La diabetes mellitus usualmente se controla con insulina durante esta condición, porque provee un control más estable del azúcar en la sangre.
  • Esta medicina puede llegar a la leche materna. Como esto puede ocasionar baja de azúcar en la sangre del lactante, no debe usarse durante esta etapa. Comenta esto con el médico.

El doctor querrá revisar el nivel de azúcar en la sangre regularmente durante el consumo del fármaco.

¿Para qué sirve la metformina?

La metformina es un medicamento de la familia de las biguanidas, que fueron obtenidas de una planta cuyo efecto sobre la glucosa ha sido conocido desde 1920. Los primeros trabajos científicos con metformina fueron publicados en 1957.

Su principal efecto es que mejora la sensibilidad de la insulina a nivel hepático inhibiendo mecanismos metabólicos de producción de glucosa  desde los depósitos de glucógeno hepáticos. Aunque se han propuesto otros mecanismos. Por ejemplo, se sabe que la metformina ayuda a la captación de la glucosa por parte de las células del tejido adiposo.

En la actualidad, es el medicamento más usado en los casos de Diabetes mellitus tipo II, sola o acompañada de algún otro hipoglicemiante oral o insulina. Esto es debido a que tiene un efecto regulador, pero no baja por sí sola la glicemia como otros medicamentos, tales como glibenclamida.

Aparte del control de la glicemia se agrega su uso clínico benéfico: evita el aumento de peso corporal, disminuye el riesgo cardiovascular, mejora el perfil lipídico y tiene efectos beneficiosos en el endotelio.

Además se usa en la enfermedad hepática grasa no alcohólica (hígado graso) y en el síndrome de ovario poliquístico, que están íntimamente asociados a la resistencia insulínica.

Si quieres conocer todas los usos de la metfomirna a detalle lee nuestra guía.

Si te gustó este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales para que también conozcan qué es la glibenclamida, cuáles son sus beneficios, contraindicaciones y efectos secundarios.

Ver también:

Referencias