¿Qué Causa Las Heces Con Sangre? + Remedios Naturales

Hallar rastros de sangre en las heces que defecamos es motivo de alarma pues esto no debe ocurrir. Notarlo puede ser un síntoma de un padecimiento leve o una condición grave de salud, pero en ambos casos se debe asistir al médico cuánto antes.

Las heces pueden tener sangre color naranja, rojo brillante o negro, este último puede ser causado por sangre coagulada en el excremento. Estas coloraciones son indicativos de que el organismo no opera correctamente.

El tipo y tono de la coloración de las heces serán una pista que indicará el lugar del aparato digestivo de donde proviene la sangre. La fuente estará más cerca del ano y del recto mientras esta tenga una apariencia más clara o “fresca”.

La inmediata asistencia al médico dependerá de la cantidad de sangre que se vea en las heces. Si es poca, se puede visitar al doctor 12 o 24 horas después de la evacuación pero, si la presencia de sangre en el excremento es alta, será necesario la asistencia rápida al centro médico para evitar un desangrado.

Se debe poner atención si el sangrado es solo ocasional. En el caso de que ocurra una o dos veces por mes con una tendencia sostenida, asistir al doctor para un chequeo será lo ideal.

¿Qué son las heces con sangre?

La definición médica de la presencia de sangre en las heces es hematoquecia, condición en el que el excremento cambia su coloración de tono marrón a uno más rojizo y en la que pueden aparecer trazas francas de coágulos brillantes.

El excremento será acompañado con un color rojo, naranja o negro de acuerdo al lugar e intensidad de la hemorragia. Esto será el primer indicador de la zona en el tracto digestivo donde se halla el problema, si la causa del sangrado es interna.

Las heces con sangre no son necesariamente consecuencia de sangrado intestinal. También puede ocurrir por una fisura o hemorragia rectal activa.

Es probable que el problema no sea detectado si la hemorragia es leve, por lo que es importante conocer cómo lucen nuestras heces normalmente.

Signos y síntomas

El primer signo de heces con sangre roja o negra es precisamente notando estos colores en el excremento. Este problema no suele estudiarse como enfermedad por todos los médicos, es más bien un síntoma de que algo no marcha en el intestino como debería.

La falta de manifestación de otros síntomas es la causa de que muchas personas con este tipo de hemorragia no la noten, lo hagan muy tarde o quizás nunca se enteren de que la tienen. Otra razón de esto es no acostumbrar ver el color, la textura y la dureza de las heces en la poceta.

El material fecal con sangre puede estar acompañado de otros síntomas como dolor abdominal, debilidad, diarrea, vómito, taquicardia, dificultad para respirar o pérdida de peso.

La aparición de síntomas adicionales al sangrado dependerá del tipo y ubicación del problema que cause la hemorragia. La anemia es un síntoma recurrente en personas con mucha pérdida de sangre.

Otro síntoma que se vincula con frecuencia es el moco en las heces que no debe ser confundido con la lubricación natural del intestino, que suele ser expulsado por el recto en pequeñas cantidades.

El moco en las heces es viscoso y de color blancuzco o pardo. También es una señal de que algo no marcha correctamente en el proceso de excreción.

Causas de las heces con sangre

 

Una hemorragia puede ocurrir en cualquier zona del sistema digestivo, tan arriba como en la boca y tan abajo como en el recto.

Si el origen del sangrado ocurre en la parte superior de este, esófago o estómago, las heces serán oscuras con consistencia viscosa y mal olor, condición denominada, melena.

Cuando la sangre proviene desde algún punto del intestino delgado o grueso, el recto o ano, el excremento tendrá una apariencia rojo brillante.

La sangre negra y viscosa en las heces originadas en la zona superior del intestino,  puede ser una consecuencia de las siguientes condiciones médicas:

  • Gastritis.
  • Úlceras sangrantes en el estómago.
  • Venas hinchadas y reventadas en el esófago y estómago.
  • Anormalidad en los vasos sanguíneos del estómago.
  • Suministro de sangre anormal en alguna parte del intestino.
  • Lesión por trauma o golpe.
  • Presencia de un cuerpo extraño generando heridas.
  • Fisura en el esófago causada por uno o varios episodios violentos de vómito.

La sangre más roja y brillante en las heces vinculada con sangrados en la parte inferior del sistema digestivo, puede ser causada por una o varias de las siguientes condiciones de salud:

  • Fisuras anales.
  • Trauma por golpe o cuerpo extraño.
  • Hemorroides.
  • Isquemia intestinal.
  • Infección grave de los intestinos.
  • Pólipos.
  • Cáncer de colon.
  • Colitis ulcerosa.
  • Diverticulosis o vesículas en el colon.

El médico preguntará cómo es la apariencia de las heces y solicitará una muestra de las mismas para emprender pruebas de laboratorio, con las que detectará o descartará infecciones. También buscará condiciones como la colitis, úlceras, diarrea o estreñimiento para delimitar las causas del problema.

El doctor determinará si el sangrado en el excremento es de bajo riesgo tras los resultados del diagnóstico. Solicitará una biopsia o una cirugía exploratoria si la condición es más delicada.

Lee nuestra guía definitiva sobre el cáncer de colón: síntomas y tratamiento

Tratamiento convencional

 

Los estudios ulteriores para determinar con exactitud la causa del problema son emprendidos cuando ocurren cambios significativos en el color, textura u olor de las heces. Las siguientes son algunas de las pruebas más convencionales para hallar la fuente de la hemorragia:

  • Colonoscopia.
  • Estereoscopia con balón doble.
  • Revisión de heces.
  • Prueba de infecciones.
  • Endoscopía superior.
  • Endoscopía de cápsula.
  • Angiografía.
  • Estudios de bario.
  • Escaneo de sangrado.
  • Recuento de volumetría sanguínea.

El tratamiento al problema será indicado de acuerdo a la causa del mismo.

Remedios naturales para la sangre en las heces

Los remedios naturales se suman al tratamiento médico convencional para combatir la aparición de sangre en las heces. Estos serán definidos de acuerdo a la causa del problema.

Los remedios caseros nunca sustituirán la visita al doctor, su evaluación y el tratamiento médico. Son complementos que pueden ayudar a mejorar la condición del paciente más rápido y efectivamente.

Sangrado por úlcera estomacal

No todas las úlceras estomacales sangran lo suficiente para evidenciar una hemorragia en las heces o vómito, pero todas sí son dolorosas y requieren de un tratamiento severo y continuado.

Hay métodos a emprender para controlar los efectos de una úlcera péptica sangrante, además de la medicación prescrita por el médico.

Es imprescindible evitar los alimentos que empeoren la úlcera como comidas picantes o muy especiadas, la cafeína, el alcohol, el chocolate, las grasas y las azúcares refinadas. También se debe incrementar el consumo de alimentos ricos en fibra y fermentados, como las hojas verdes y el yogurt, respectivamente.

Investigaciones recientes comprobaron que el jugo de repollo o col blanca tienen efectos favorables en la mejoría de las úlceras pépticas (1). También se recomiendan los jugos de pepino, aloe vera y jengibre para equilibrar la acidez estomacal y ayudar a sanar a las úlceras.

Disminuir las porciones de comida que se ingieren para aliviar la tensión digestiva a la que se somete el estómago, es otra forma de mantener las úlceras controladas. Lo ideal es comer pequeñas cantidades y no una sola sustanciosa.

Lee nuestra guía sobre los síntomas de la ulcera gástrica 

Sangrado provocado por gastritis

El revestimiento del estómago y del tracto gastrointestinal es denominado mucosa gástrica. Cuando esta se daña e inflama ocurre lo que se conoce como, gastritis, cuyos síntomas son muy similares a los de la úlcera, uno de ellos, la aparición de sangre en las heces.

Los médicos recomiendan un inmediato cambio alimenticio para comenzar a combatir los síntomas más graves de la gastritis, además de los medicamentos de rigor.

Una dieta diseñada para estos casos está comprendida por proteínas de alta calidad, grasas saludables, vegetales, frutas y granos integrales. Los alimentos fermentados altos en prebióticos, electrolitos, el omega 3 y la vitamina B12, también ayudan a regular la mucosa digestiva. Las comidas picantes e irritantes, incluyendo frutas ácidas, están descartadas.

Uno de los principales detonadores de la gastritis es el estrés, pues en esta condición el cuerpo libera una reacción hormonal de defensa que interfiere con los procesos digestivos normales y con la secreción de sustancias en el estómago.

La raíz de regaliz es un ingrediente natural empleado para ayudar a combatir la gastritis, porque contiene un compuesto antiinflamatorio denominado, ácido glicirrícico, caracterizado por amortiguar el daño en la mucosa gástrica, ayudar a tratar la gastritis y las úlceras pépticas.

La planta tiene propiedades antioxidantes y antimicrobianas que disminuyen la posibilidad de tumores. Otro alimento útil es el hinojo que se puede agregar fresco a los alimentos.

Lee nuestra guía definitiva sobre la gastritis crónica

Sangrado provocado por diverticulosis

La pared del colon tiene diminutas protuberancias conocidas como, divertículos, que se expanden cuando la pared interna de esta parte del intestino grueso se inflama, provocando la condición, diverticulosis. La inflamación puede causar un sangrado de moderado a abundante.

Un alimento que favorece al tratamiento de la diverticulosis es el tuétano, porque sus componentes ayudan a digerir y asimilar con facilidad los nutrientes esenciales que el cuerpo demanda, para que los divertículos se desinflamen.

Es necesario consumir alimentos altos en fibra para combatir este padecimiento, pues regulan los procesos digestivos y evitan el estreñimiento del que muchas veces se origina la inflamación de la pared intestinal (2).

Se deben evitar los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos como las aspirinas, el ibuprofeno y el naproxeno, porque fomentan la aparición de sangrado (3).

Lee nuestra guía sobre los síntomas y tratamiento de la diverticulitis y diverticulosis

Sangrado por enfermedad de Crohn 

La enfermedad de Crohn es un padecimiento en el que puede inflamarse severamente cualquier parte del tubo digestivo, desde la boca hasta el recto. Afecta particularmente la parte inferior del intestino delgado y la zona superior del intestino grueso.

Esta es una condición autoinmune en la que el cuerpo ataca a su propio tejido sano.

Por sus propiedades demulcentes capaces de proteger y promover la curación de los tejidos irritados, el “olmo escurridizo” es un remedio de hierba empleado para tratar la enfermedad de Crohn.

El olmo contiene mucílago que al entrar en contacto con los líquidos del tubo digestivo se convierte en un gel resbaladizo, que protege las zonas con las que hace contacto (4).

Sangrado por colitis ulcerativa

La colitis ulcerativa es una enfermedad inflamatoria que afecta el revestimiento del colon y del recto, provocando lesiones en forma de úlceras que suelen sangrar.

Como ocurre con la enfermedad de Crohn, las causas exactas de esta no están precisadas por la comunidad médica, pero sí se conocen hábitos que propician o disminuyen su síntomas.

Es necesario prescindir los alimentos irritantes y seguir una dieta saludable baja en grasas y azúcares y alta en fibra y nutrientes esenciales, como el Omega 3 y los prebióticos.

Agregar cúrcuma seca, en polvo como condimento o como suplemento en pastillas a los alimentos, puede ayudar a tratar la colitis ulcerativa.

Estudios señalan que la curcumina, un ingrediente de la cúrcuma, ayuda a disminuir el daño causado por las úlceras en pacientes con cuadros graves de colitis y a mejorar los síntomas (5).

Casi todas las causas no cancerosas de sangre en las heces se atribuyen a problemas en algún punto del sistema digestivo, uno vulnerable a los cambios químicos que sufre por el estrés.

Sangre en las heces causada por tumores o cáncer

Los pólipos o el cáncer intestinal también pueden causar hemorragia en las heces.

Los pólipos en el colon, que comienzan como crecimientos benignos, no causan ningún síntoma hasta que provocan sangrado, uno que tampoco es evidente al principio. Por esto es importante chequear el estado de nuestras heces para descartar potenciales problemas.

Se debe asistir al médico inmediatamente cuando además del sangrado y viscosidad en las heces, se experimentan dolores abdominales, porque son síntomas que delatan padecimientos más graves como colitis ulcerativa, enfermedad de Crohn e incluso cáncer.

Señales de alarma

El sangrado en las heces no se debe ignorar, menos subestimar. Será obligatorio buscar ayuda médica inmediata si se presentan algunos de los siguientes síntomas:

  • Gran cantidad de sangre.
  • Taquicardia o presión baja.
  • Debilidad.
  • Mareos.

Otras causas de las heces rojas o negras

Suele ocurrir que lo que se interpreta como sangre en las heces no es más que el resultado del consumo de una comida que causa esta coloración.

El betabel o remolacha y los tomates, sobre todo si se consumen con cáscara, son alimentos capaces de teñir las heces.

Los suplementos de hierro o medicamentos péptidos para la acidez y alimentos como el regaliz y las moras azules en grandes cantidades, pueden causar excrementos con coloración negra.

Conclusiones

Es importante identificar dónde ocurren o cuáles es el origen de cualquier sangrado interno del cuerpo.

Aunque hay muchas causas por las que puede aparecer sangre en las heces, no todas son alarmantes. Lo que sí implican son señales de alerta que nos invitan a chequear qué ocurre en el organismo, para que este sangre internamente. Una hemorragia anormal de cualquier parte del cuerpo nunca debe ser ignorada.

Lo primero a hacer es descartar que se esté confundiendo una coloración rojiza o negra causada por alimentos consumidos. De no ser la comida la causa de estos colores en las heces, lo segundo a emprender es una visita al médico. Si existen síntomas de alarma lo más responsable será asistir a una sala de urgencias de inmediato.

Si te gustó este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales o con personas que conozcas que sufren de sangrado en las heces, para que también se enteren de qué se trata este problema, cómo se combate y qué hacer si empeora.

Recursos para tu Heces:

 


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here