Hipertiroidismo: causas, síntomas, tratamientos y complicaciones

 

Repasemos qué es el hipertiroidismo y los aspectos que necesitas saber sobre esta enfermedad, que afecta a millones de personas en el mundo.

¿Qué es el hipertiroidismo?

Se trata de una condición de salud que provoca que la glándula tiroides produzca más hormonas de lo normal, que en consecuencia acelera peligrosamente el metabolismo de tu cuerpo.

La glándula tiroides tiene forma de mariposa y se halla en la parte anterior del cuello. Se encarga de producir hormonas que regulan y controlan a las células del cuerpo, para el uso de la energía y la realización de sus funciones.

Las hormonas principales que produce la tiroides son la T3 y T4. Estas superan los valores normales en la sangre al manifestarse la enfermedad.

¿Qué causa el hipertiroidismo?

Aunque la ciencia conoce varios factores que causan la enfermedad, el más común es el genético y autoinmune conocido como enfermedad de Graves.

En esta condición las células encargadas de proteger al cuerpo atacan a la tiroides, estimulándola para que produzca demasiadas hormonas.

Las otras causas son adquiridas en nuestro entorno. Las siguientes son las más estudiadas:

  • Tumores en los ovarios o testículos
  • Exceso de yodo. Ingrediente de las hormonas tiroideas
  • Procesos inflamatorios por infecciones que provocan que las hormonas se filtren fuera de la tiroides
  • Tumores benignos en la glándula tiroides que aceleran la producción de hormonas
  • Tumores en la glándula pituitaria encargada de mandar la señal inicial a la tiroides para la producción de hormonas
  • Alto consumo de tetrayodotironina por tabletas o suplementos dietéticos

Lee nuestra guía sobre el hipotiroidismo: Qué es, causas, síntomas, y tratamiento

Síntomas del hipertiroidismo

Los síntomas que se desarrollan en la enfermedad se les conocen como, estado hipermetabólico, pues las altas cantidades de hormonas tiroideas en nuestro cuerpo aumentan violentamente el metabolismo. Los síntomas son:

  • Ciclo menstrual irregular
  • Pérdida acelerada de peso
  • Aumenta la actividad de los movimientos intestinales
  • Ojos prominentes, condición conocida como exoftalmos
  • Se eleva la frecuencia de latidos cardiacos y de la presión arterial
  • No se descartan temblores en las manos, aumento de la sudoración y baja tolerancia a las altas temperaturas
  • Agrandamiento simétrico o unilateral de la parte anterior del cuello, condición conocida como bocio. Es una inflamación de la glándula tiroides

A estos síntomas se suman aumento del apetito, inquietud, nerviosismo, dificultad para concentrarse y conciliar el sueño, debilidad, fatiga, cabello delgado y quebradizo que se cae fácilmente y picazón en la piel.

Los siguientes son los síntomas que demandarán atención médica inmediata:

  • Mareos, náuseas y vómitos
  • Dificultad para tragar y respirar
  • Desmayos y pérdida de la conciencia
  • Latidos cardiacos muy rápidos e irregulares

El hipertiroidismo provoca alteraciones en el corazón que pueden ser peligrosas. Produce una variación en el ritmo cardiaco conocida como, fibrilación auricular, alcanzando un estado de insuficiencia cardiaca congestiva.

Estas alteraciones potencialmente lesionarán al cerebro provocando accidentes cerebrovasculares, infartos o derrames cerebrales.

Diagnóstico médico de hipertiroidismo

La evaluación médica comprende la historia clínica del paciente que incluye las enfermedades, infecciones y alergias que ha tenido en su vida. También si se le ha practicado una cirugía. Responderá sobre la fecha de inicio de las molestias y síntomas.

El doctor le practicará un examen físico para detectar signos comunes de hipertiroidismo, entre ellos, pérdida de peso, frecuencia cardiaca elevada, presión arterial alta y ojos prominentes y saltones. A estos se suman:

  • Bocio
  • Agitación e hiperactividad
  • Manos sudorosas y temblorosas

Tras el examen físico el médico determinará si es necesario emprender una evaluación más profunda. Esta exploración incluye exámenes de sangre, pruebas de captación de yodo y estudios de imagen.

La prueba sanguínea comprenderá:

Recuento de hormonas tiroideas T3 y T4: se espera encontrar niveles anormalmente elevados de una o ambas hormonas.

Hormona estimulante de la tiroides o TSH: esta hormona producida a nivel de la glándula pituitaria es responsable de ordenar a la tiroides la producción de hormonas. Un nivel anormalmente bajo de TSH es un signo inicial de hipertiroidismo.

Nivel de colesterol: bajos niveles de colesterol serán un indicativo de un metabolismo elevado. El cuerpo del paciente lo consume rápidamente.

Nivel de triglicéridos: prueba también marcador del metabolismo. Si estos están bajos implicará que el consumo está aumentado al igual que con el colesterol.

Lee nuestra guía sobre todos los signos, síntomas, desencadenantes y tratamientos del hipotiroidismo e hipertiroidismo

Estudios de imagen para diagnosticar el hipertiroidismo

Son tres los estudios de imagen que permiten determinar la función, tamaño y características de la tiroides. Pruebas que ayudan a identificar el estado de esta.

De captación de yodo y gammagrafía tiroidea

Las pruebas de captación de yodo consisten en la administración intravenosa del elemento químico con un marcador radioactivo, para medir la cantidad que absorbe la glándula tiroides.

Para observar la distribución y cantidad que se absorbe se realiza una gammagrafía tiroidea, diagnóstico que ayuda a identificar cómo funciona la tiroides y revela si toda la glándula o solo un área determinada de ella, es la que causa la hiperactividad.

Ultrasonido

El ultrasonido permite medir el tamaño de la glándula tiroides e identificar las características de la masa que pudiera haber o no dentro de ella. Si es sólida o quística.

Tomografía computarizada y resonancia magnética

Estos estudios de imagen ayudan a identificar la presencia de masas o alteraciones en la constitución de las glándulas pituitaria y tiroides, que puedan estar afectando la producción hormonal.

Tratamiento del hipertiroidismo

El hipotiroidismo será evaluado, diagnosticado y tratado por un médico endocrino.

El tratamiento más oportuno para el paciente será definido tras superar el diagnóstico. Será según sus síntomas y el grado de hiperactividad de la glándula.

El tratamiento se modificará con el mejoramiento o cambios de los síntomas.

Medicamentos para tratar el hipertiroidismo

La terapia básica consiste en administrar medicamentos que bloqueen la producción de hormonas tiroideas. Uno de ellos, el Metimazol.

El uso de betabloqueadores ayuda a controlar la rápida frecuencia cardiaca, la presión arterial elevada, el nivel de sudoración y la ansiedad. Entre estos medicamentos se halla el Propranolol.

Otra etapa del tratamiento que se administra en un 70 % de los casos de hipertiroidismo, aproximadamente, es el empleo de yodo radioactivo. Este destruye las células hiperactivas de la tiroides.

Es un tratamiento delicado que tiene efectos secundarios como boca y ojos secos, ardor o dolor en el cuello y garganta y cambios en la percepción de los sabores.

El paciente será aislado temporalmente para evitar exponer a otras personas a la radiación.

Cirugía para tratar el hipertiroidismo

En algunos casos será necesaria la extracción de un fragmento o la totalidad de la glándula tiroides con cirugía.

El paciente tomará suplementos de hormonas tiroideas ya que su cuerpo no las producirá o no serán suficientes para satisfacer su demanda.

6 consejos para poner práctica si padeces hipertiroidismo

1. Debes mantener una dieta con especial atención al consumo de calcio y sodio para prevenir la enfermedad.

2. Consulta con tu médico para determinar y crear un plan ajustado a tus gustos y necesidades. Tu dieta debe incluir suplementos nutricionales y un programa de ejercicios.

3. Complementa tu programa de comidas con suplementos de vitamina D y calcio, para evitar el adelgazamiento y debilidad de tus huesos.

4. Reduce el estrés para esquivar la tormenta tiroidea, complicación severa que consiste en una liberación masiva y repentina de hormona tiroidea que pondrá en riesgo tu vida.

5. Debes tener un tratamiento adecuado de las infecciones ya que también pueden desencadenar una tormenta tiroidea.

6. No suspendas el tratamiento hasta que el médico lo autorice. De lo contrario, podrían ocurrir recaídas o complicaciones graves.

Comparte este artículo en tus redes sociales para que tus amigos y seguidores también conozcan qué causa el hipertiroidismo, cuáles son los síntomas, tratamientos y complicaciones de la enfermedad.

Si te gusta el artículo compártelo con tus amigos para que más personas conozcan sobre el hipertiroidismo.

 

Ver También: