Infarto agudo al miocardio: causas, síntomas y tratamietno

El ataque cardíaco es una dolencia potencialmente mortal provocada por el bloqueo de las arterias coronarias, que interrumpen el fluido paso de la sangre al corazón.

Saber identificar los síntomas, cómo actúa y se desarrolla un infarto agudo al miocardio (IAM), como también se le conoce, será la diferencia entre vivir o morir. Podrás llamar a una ambulancia o ver cómo la persona cae del dolor hasta fallecer.

Síntomas del Infarto Agudo Al Miocardio

Aunque los síntomas varían según la persona, su sexo y edad, los más frecuentes son un dolor en el pecho y dificultad para respirar. A estos se suman mareo, náuseas, vómitos, ansiedad y ritmo cardíaco acelerado.

Otros síntomas que debes reconocer son:

  • Transpiración intensa
  • Sensación de rigidez o presión en la caja torácica
  • Dolor intermitente en brazos, espalda, cuello y mandíbulas.
  • Dolor que se extiende al brazo izquierdo.

Los síntomas más comunes en las mujeres son:

  • Aturdimiento
  • Dolor de espalda
  • Náusea y vómitos
  • Dificultad para respirar
  • Dolor en las mandíbulas
  • Malestar general parecido a la gripe

Causas del Infarto Agudo Al Miocardio

El corazón es el órgano más importante del sistema cardiovascular. Arterias coronarias limpias serán la clave para que la sangre se desplace sin dificultad y con ello se prevengan infartos.

Si estas se bloquean por una placa formada por grasa, los ataques al órgano no demorarán en ocurrir.

Lee nuestra guía sobre los síntomas del infarto

Factores que producen obstrucción o bloqueo de tus arterias coronarias

Las grasas trans o grasa hidrogenada de los alimentos procesados

Las trans o hidrogenadas son las grasas producidas artificialmente que se hallan en los alimentos procesados.

La mayoría de estos las advierten en sus etiquetas: “aceite parcialmente hidrogenado o aceite hidrogenado”, por ejemplo.

Grasas saturadas de los productos lácteos y carnes

Se hallan en los productos lácteos como mantequilla y queso, también en la carne de res. Además de bloquear tus arterias, disminuyen el colesterol bueno o HDL y aumentan el malo.

Se le conoce como colesterol bueno porque va de otras partes del cuerpo al hígado, donde es eliminado.

Lee nuestra guía sobre las 8 razones para no temerle a las grasas saturadas

Colesterol malo de los alimentos

La lipoproteína de baja densidad (LDL) se le conoce como colesterol malo, porque al haber mucho, se acumula en las arterias.

Estos depósitos en las paredes arteriales combinado con otros restos celulares, forman una placa que se endurece y estrecha las arterias, impidiendo el flujo de la sangre que transporta el oxígeno al corazón. Como consecuencia ocurre un infarto.

Lee nuestra guía sobre el colesterol bueno y malo: Cuál es la diferencia

Más factores de riesgo que aceleran un infarto agudo de miocardio

Colesterol alto acumulado en las arterias

El colesterol alto se acumula en tus arterias bloqueando el flujo sanguíneo.

Es importante verificar anualmente que tus niveles no estén elevados. Si lo están, pondrás en riesgo la salud de tu corazón y aumentarás las probabilidades de sufrir un infarto.

El médico recomendará una dieta y un tratamiento con estatinas al corroborar que tienes un colesterol alto.

Triglicéridos altos depositados con placa en las arterias

Los triglicéridos son la grasa más común y extra de tu cuerpo que también pueden obstruir las arterias. Se hallan en las frituras, aceites y mantequillas.

Son calorías sobrantes que el cuerpo no necesita y las deposita en las células grasas. Cuando son elevados se acumulan en las arterias junto con la placa.

Niveles altos de azúcar en sangre y diabetes

Niveles altos de azúcar en la sangre contribuyen al deterioro de los vasos sanguíneos y a conllevar a la enfermedad coronaria.

La diabetes es una condición médica que produce aumento de los niveles de azúcar en sangre. Una no controlada puede generar ataques cardíacos.

Alta presión sanguínea deteriorando las arterias

La presión arterial alta daña arterias y vasos sanguíneos acelerando la acumulación de la placa y la obstrucción de estas.

Según la edad, la presión arterial normal es inferior a 120/80 mm Hg (milímetros de mercurio). Si aumenta, estarás en más riesgo de un ataque cardíaco.

Obesidad asociada a otras enfermedades

La obesidad está relacionada a enfermedades como presión alta, diabetes y al colesterol y triglicéridos altos. Tendrás más posibilidades de sufrir un ataque cardíaco si tienes exceso de peso.

Lee nuestra guía sobre cuál es la diferencia entre sobrepeso y obesidad

Historial familiar asociada al infarto agudo al miocardio

El riesgo de tener un infarto aumentará si tienes familiares varones que padecieron enfermedad cardíaca durante su juventud o antes de los 50 años. También si tienes historial familiar de enfermedad cardíaca temprana.

Antecedente de preeclampsia y presión alta durante el embarazo

Después de la menopausia aumenta el riesgo de que el músculo cardíaco engrose y bombee menos sangre, por lo que al superar esta etapa de la vida se deben adoptar hábitos saludables.

Estrés

El estrés provoca infartos por la ruptura de una placa dentro de una arteria coronaria. Ese contenido llega a la sangre formando un coágulo que obstaculiza la arteria.

Depresión

El doctor, Charles Nemeroff, de la Universidad Emory, Atlanta, Estados Unidos, afirma que la depresión no tratada produce frecuentes alteraciones del ritmo cardíaco y acelera procesos inflamatorios, factores de riesgo para generar obstrucciones de grasa en arterias.

Los años

Los riesgos de sufrir infartos aumentarán con los años si no viviste una vida saludable.

Los hombres y las mujeres tienen mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco después de los 45 y 55 años, respectivamente.

Escaso ejercicio físico durante la jornada diaria

El corazón es un músculo que demanda actividad física para bombear más sangre y oxígeno al cuerpo. Fortalécelo con 30 minutos diarios de ejercicios moderados.

Tabaquismo

Los glóbulos rojos del fumador tienen menos oxígeno y más monóxido de carbono, lo que afecta negativamente al corazón. Con ello se favorecen las inflamaciones de tus arterias y se eleva la presión arterial.

Consumo de drogas ilegales

Las drogas dañan el corazón de adictos a la cocaína y otras sustancias ilegales, al alterar sus ventrículos derecho e izquierdo.

Diagnóstico preciso del infarto agudo de miocardio

El médico te practicará pruebas para tener un diagnóstico preciso de infarto agudo de miocardio.

El cardiólogo analizará el sonido de los latidos y medirá la presión arterial con un electrocardiograma (EKG), para evaluar el desempeño del corazón.

Los exámenes de sangre serán para precisar si hay o no proteínas relacionadas al ataque cardíaco, una de ellas, la troponina.

El especialista no descartará más pruebas si lo considera necesario.

Tres de estas son el cateterismo coronario para determinar los grados de obstrucción en las arterias, un ecocardiograma con el que detectarán las áreas afectadas del corazón o pruebas de estrés para evaluar cómo responde el músculo ante el ejercicio físico.

Tratamiento del infarto agudo de miocardio

El paciente con infarto agudo al miocardio debe ser atendido cuanto antes.

Un tratamiento muy empleado y poco invasivo es la angioplastia, que desbloquea las arterias que llevan la sangre al corazón.

Esta cirugía comprende el implante de un catéter a través de la arteria hasta el lugar donde se produce el bloqueo. Luego se infla un pequeño globo unido al conducto para reabrirla y reiniciar el flujo sanguíneo.

El cirujano también podría insertar un tubo pequeño de malla en el área bloqueada conocido como, stent. Se coloca para evitar que la arteria se cierre nuevamente.

No se descarta que tu especialista también quiera realizar un injerto de derivación de la arteria coronaria (CABG, por sus siglas en inglés), para redirigir las venas y arterias y que la sangre fluya alrededor del bloqueo.

Aunque en la mayoría de los casos el procedimiento se realiza días después del infarto, no se descarta que también se emprenda inmediatamente después de este.

Medicamentos para tratar el ataque cardíaco

Los trombolíticos

Disuelven los coágulos.

Anticoagulantes

La aspirina disuelve los coágulos sanguíneos y mejora el flujo de sangre a través de estrechas arterias.

La nitroglicerina

Empleada para ensanchar los vasos sanguíneos.

Analgésicos

Usados para reducir cualquier molestia que puedas sentir.

Los betabloqueantes

Se utilizan para disminuir la presión arterial y relajar el músculo cardíaco. Favorecen a bajar la severidad del daño a tu corazón.

Los inhibidores de la ECA

Empleados para disminuir la presión arterial y el estrés en el corazón.

Medicamentos antiplaquetarios

El Clopidogrel evita la formación de nuevos coágulos y el crecimiento de los existentes.

Aunque estar preparado para enfrentar exitosamente un infarto se logra con la información básica, lo mejor es evitarlos. Para ello mejora tu estilo de vida, hábitos alimenticios y haz ejercicios.

Comparte este artículo en las redes sociales para que tus amigos y seguidores también comprendan qué es un infarto agudo al miocardio y sus letales consecuencias.

 

Ver También:

Referencias