Bypass Coronario: ¿Qué Es?, Procedimiento Y Riesgos

El infarto el miocardio es una de las primeras causas de muerte en México y en el mundo, y el taponamiento de las arterias coronarias es de las principales causas de los infartos al miocardio. El bypass coronario ayuda a prevenir el infarto

En Estados Unidos se practicaron en 2011 más de 213 mil cirugías bypass coronario, en Latinoamérica es también un cirugía muy frecuente. (1)

¿Qué es el bypass coronario?

Es una intervención quirúrgica para reemplazar las arterias dañadas o bloqueadas que suministran sangre oxigenada al músculo del corazón (miocardio). Un cirujano utiliza vasos sanguíneos de otra parte del cuerpo para sustituir las arterias coronarias dañadas.

Se practica para prevenir un potencial infarto.

¿A quien le hace un bypass coronario?

Se hace cuando las arterias coronarias están dañadas o bloqueadas. Estás arterias llevan el oxígenos a los músculos del corazón. Si se bloquean estás arterias tu corazón no puede funcionar y esto puede llevar a falla del corazón y muerte en pocos segundos.

 

Tipos de bypass coronario

El cirujano será el que determine el tipo de bypass coronario que necesites, según el número de vasos sanguíneos bloqueados. Optará por uno de los siguientes:

Bypass coronario simple. Cuando solo tienes una arteria dañada.

Doble bypass. Se practica con dos arterias bloqueadas.

Triple bypass. Necesario con tres arterias deficientes.

Cuádruple bypass. Cuando son cuatro las arterias dañadas.

La cantidad de vasos sanguíneos bloqueados es proporcional al riesgo de sufrir insuficiencia cardíaca, infarto u otro problema cardíaco.

La cirugía será más complicada y demandará más tiempo con más de cuatro arterias deficientes.

¿Por qué hacerse un bypass coronario?

El problema tiene su origen cuando la placa de nuestra sangre se acumula en las paredes arteriales, disminuyendo el flujo de esta hacia el corazón y con ello agotándolo y aumentando el riesgo de que falle.

Cualquier daño por esta causa afecta frecuentemente al ventrículo izquierdo, la bomba primaria del corazón.

Los riesgos de sufrir un infarto aumentan con arterias coronarias muy angostas o bloqueadas, tanto que no pueden ser tratadas con medicamentos u otros tratamientos menos invasivos, por lo que el cirujano recomendará el bypass coronario.

A esta condición se le conoce como enfermedad de la arteria coronaria o arterosclerosis de la coronaria.

¿Cómo determinar si calificas para una operación a corazón abierto?

Un equipo de médicos será el responsable de determinar si calificas o no a una cirugía a corazón abierto, pues condiciones como la diabetes, enfermedad arterial periférica, enfermedad del riñón o enfisema, podrían complicar la operación o impedir que se realice.

El médico revisará cada una de ellas al igual que tu historial médico personal y familiar, para programar o no la cirugía.

El estudio previo también comprende informar al doctor sobre cualquier suplemento o medicamento de venta libre que estés tomando.

Los resultados de una cirugía bien planificada serán mejores que los de una de emergencia.

Lee también nuestra guía sobre la obesidad mórbida: Causas, síntomas y complicaciones

Riesgos y peligros del bypass coronario

Aunque recientes avances en la medicina los han disminuido, la cirugía a corazón abierto aún sigue implicando riesgos, sobre todo después de ella. Conozcamos algunos.

  • Sangrado
  • Infección
  • Fiebre leve
  • Insuficiencia renal
  • Infarto o apoplejía
  • Coágulos de sangre
  • Arritmia y dolor de pecho
  • Pérdida de memoria temporal o permanente

Alternativas al bypass coronario

Solo en ocasiones los pacientes tienen alternativas a la cirugía bypass coronario. Conozcámoslas.

Cambios en tu estilo de vida y dieta

La Asociación Americana del Corazón sostiene que un estilo de vida saludable es la manera más preventiva de evitar problemas cardíacos (2).

Sustituye las grasas saturadas y trans por una dieta rica en ácidos grasos omega-3.

Lee nuestra guía sobre porqué puedes estar sintiendo pinchazos en tu corazón

Medicamentos

Se conocen medicamentos que podrían ser útiles para evitar o antes de considerar una cirugía de corazón abierto.

Estos fármacos son los reductores de colesterol y los betabloqueantes que retrasan la acumulación de placa en tus arterias y alivian la angina estable, respectivamente.

La mayoría de médicos coincide en que tomar a diario una dosis pediátrica de aspirina favorece a prevenir fallos cardíacos, en personas con un alto riesgo de padecerlos.

Terapia de contrapulsación externa

La contrapulsación externa es una alternativa efectiva a la cirugía bypass coronario, que no necesita hospitalización. (3)

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) la aprobó en 2002 para personas con insuficiencia cardíaca congestiva (4).

El procedimiento consiste en comprimir los vasos sanguíneos en las extremidades inferiores, para aumentar el flujo de sangre al corazón. Esta corriente adicional se envía al órgano con cada latido.

Algunos vasos sanguíneos desarrollarán con el tiempo “ramas” adicionales que transportarán más sangre al corazón, convirtiéndose en una especie de bypass coronario natural.

La contrapulsación externa se administra diariamente por una a dos horas por 7 semanas.

Angioplastia con balón

El médico insertará un tubo a través de la arteria bloqueada durante este procedimiento. Luego, un pequeño globo se infla a través del conducto para expandirla.

El doctor dejará un pequeño andamio de metal conocido como stent al extraer el tubo y el globo. La cánula evitará que la arteria se contraiga nuevamente a su tamaño original.

La angioplastia con balón no es tan efectiva como el bypass coronario, pero conlleva menos riesgos.

Preparación para el bypass coronario

El médico te dará instrucciones para prepararte a esta seria cirugía de corazón abierto.

Si esta es programada con anticipación y no un procedimiento de emergencia, tendrás citas preoperatorias en las que se te preguntará sobre tu salud e historial médico familiar.

El doctor también te hará radiografías del pecho, electrocardiogramas, muestras de sangre y angiogramas, entre otras pruebas médicas, para conocer a profundidad tu estado de salud.

El procedimiento

Antes de la cirugía

Te pondrás una bata de hospital y recibirás líquidos, anestesia y medicamentos por vía intravenosa. Esto no dolerá.

Durante

Tu cirujano hará una incisión en el medio del pecho y abrirá tu caja torácica exponiendo el corazón.

En una cirugía mínimamente invasiva se usan cortes más pequeños e instrumentos miniaturizados especiales y procedimientos robóticos.

Una vez el corazón expuesto, te conectarán a un equipo conocido como la “máquina corazón-pulmón”, responsable de circular sangre oxigenada a través de tu cuerpo, mientras la operación se desarrolla.

La máquina extraerá la sangre directamente del corazón para eliminar el dióxido de carbono y para luego llenarlo de oxígeno. Esta sangre oxigenada será bombeada de regreso al cuerpo sin pasar por el corazón ni pulmones, lo que mantendrá el flujo sanguíneo estable.

En algunos procedimientos no es necesario conectar al paciente a la máquina.

No se descarta que el cirujano recurra a técnicas de enfriamiento extremo para bajar la temperatura de tu cuerpo hasta cerca de los 18° C. Algunas de estas demandan el empleo de la máquina corazón-pulmón o mojar tu órgano con una mezcla de agua fría con sal.

Con esto se ralentizan los procesos de tu cuerpo y se gana tiempo para realizar cirugías más largas, pues cuando este se enfría el corazón necesita menos oxígeno para funcionar.

Todas estas técnicas de enfriamiento le permitirán al cirujano operar el tejido de tu corazón por varias horas seguidas. También disminuyen el riesgo de daño cardiaco o cerebral por la falta de oxígeno.

El especialista extraerá un vaso sanguíneo por dentro de la pared torácica o tu pierna, para reemplazar la parte dañada o bloqueada de tu arteria. Un extremo del injerto se unirá por encima de la parte dañada y el otro por debajo.

Al terminar, se retirará la máquina corazón-pulmón y se revisará si la arteria está funcionando correctamente. Tras verificar el éxito de la operación, se te coserá y vendará la incisión.

Serás ingresado a una unidad de cuidados intensivos para mantenerte bajo revisión.

Abajo un video explicativo del bypass coronario:

¿Qué especialistas participan en el bypass coronario?

Además de la asistencia de un cirujano cardíaco, la cirugía demanda la presencia y atenciones de cardiólogos, anestesiólogos cardíacos, especialistas en imágenes y un perfusionista clínico.

Este último también conocido como especialista en flujo sanguíneo, se encargará de operar la máquina de corazón-pulmón y uno o más cardiólogos supervisarán el procedimiento.

Los anestesiólogos cardíacos serán los responsables de que la anestesia se administre adecuadamente y de mantenerte inconsciente durante todo el procedimiento.

Los especialistas en imágenes tomarán radiografías y se asegurarán de que todo el equipo médico pueda ver el área de la cirugía y los tejidos que lo rodean.

El cirujano cardíaco realizará el procedimiento.

¿Cómo es la recuperación del bypass coronario?

Tendrás un tubo en la boca al despertar. Sentirás dolor, confusión, pérdida de memoria a corto plazo y problemas para notar el tiempo, efectos secundarios comunes después de la operación.

Posiblemente estés en cuidados intensivos por uno o dos días para que monitoreen tus signos vitales. Una vez estable, serás trasladado a otra habitación. El alta podría ser en una semana, aproximadamente.

Este tipo de intervención quirúrgica requiere estrictos cuidados postoperatorios como evitar actividades físicas, atenciones de las heridas por la incisión y mucho descanso, por lo general, de 6 a 12 semanas, tiempo mínimo que le tomará a tu esternón para sanar. Durante ese tiempo evitarás cualquier tipo de esfuerzo pesado.

No levantes objetos de más de cuatro kilogramos de peso. El médico será el que te autorice a manejar.

Posiblemente tengas que tomar una rehabilitación cardíaca que comprende un régimen de actividad física cuidadosamente controlada y pruebas ocasionales de estrés para observar cómo se recupera el corazón.

Informarás al médico sobre cualquier dolor crónico o incomodidad que experimentes durante el periodo de recuperación.

Lo llamarás inmediatamente con enrojecimiento o secreción alrededor de la incisión, aumento de tu frecuencia cardíaca, aumento de dolor en el pecho y al tener fiebre superior a los 38° C.

Medicamentos después de la cirugía

Tu médico recetará medicamentos para ayudar a controlar el dolor como el paracetamol y el Ibuprofeno. Se sumarán Percocet, que contiene tanto Oxicodona como Acetaminofén.

Otros fármacos para la recuperación al largo plazo serán antiplaquetarios e inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina.

Habla con tu médico para identificar los mejores medicamentos para ti, sobre todo si tienes condiciones preexistentes como afecciones en el hígado, estómago y diabetes.

Conozcamos más sobre los medicamentos comunes para tu recuperación y sus posibles efectos secundarios.

Medicamentos antiplaquetarios

La aspirina y otros antiplaquetarios previenen la formación de coágulos sanguíneos.

Sus efectos secundarios son problemas graves relacionados con alergias, apoplejías causadas por hemorragia en lugar de coagulación y úlceras estomacales.

Betabloqueantes

Los betabloqueantes impiden la producción de adrenalina y disminuyen tu presión sanguínea. Depresión, problemas respiratorios y aumento anormal de peso, son sus efectos secundarios.

Nitratos

Los nitratos ayudarán a reducir el dolor en el pecho al abrir las arterias para que la sangre fluya con mayor facilidad. Sus efectos adversos son náuseas, dolores de cabeza, ritmos cardíacos anormales y desmayo.

Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina

Estos medicamentos inhiben la producción de angiotensina II en tu cuerpo, hormona que puede aumentar tu presión arterial y hacer que los vasos sanguíneos se estrechen.

Sus efectos secundarios incluyen pérdida del sentido del gusto, dolores de cabeza y fatiga.

Hipolipemiantes

Incluyen las estatinas. Reducen el colesterol malo (LDL) y previenen un derrame cerebral e infartos.

Sus efectos secundarios comunes son la pérdida de memoria, daño hepático y dolor muscular o debilidad sin causa específica (miopatía).

Efectos a largo plazo del bypass coronario

La dificultad para respirar, la presión arterial alta y los dolores en el pecho, serán superados después de una cirugía exitosa de bypass coronario.

Posiblemente debas cambiar algunos hábitos para conservar tu buena salud y evitar futuras enfermedades del corazón. Los mejores resultados dependen de ello.

Consulta con tu médico sobre una dieta y los cambios que debas hacer después de tu cirugía.

Comparte este artículo en las redes sociales para que tus amigos y seguidores también conozcan qué es el bypass coronario, si calificas para el procedimiento y cómo se hace.

 

Ver También: