Obesidad mórbida: causas, síntomas y complicaciones

La obesidad mórbida es una condición médica con muchas complicaciones para tu salud y estilo de vida. Se convirtió en un problema delicado a nivel internacional con cifras de obesos que no paran de aumentar.

Las estadísticas en menores de 12 años también son alarmantes, siendo la condición de salud más preocupante en niños en algunos países.

¿Qué es la obesidad mórbida?

La obesidad mórbida es una enfermedad potencialmente mortal.

La obesidad se clasifica según el Índice de Masa Corporal (IMC) como:

  • Obesidad grado I con un Índice de Masa Corporal de 30.0 a 34.9
  • Obesidad grado II con Índice de Masa Corporal de 35.0 a 39.9
  • Obesidad grado III u obesidad mórbida, con Índice de Masa Corporal de 40 o más

El Índice de Masa Corporal (IMC)

El índice de masa corporal o IMC es una medición que relaciona tu estatura con el peso.

Abajo esta la calculadora para saber tu índice de masa corporal:

En el sistema métrico se toma tu peso en kilogramos y se divide entre tu estatura al cuadrado en metros.

En el sistema inglés tu peso en libras lo divides entre tu estatura al cuadrado en pulgadas y lo multiplicas por 703.

  • Si el resultado es de 18.5 a 24.9, tienes un peso normal.
  • De 25 a 29.9, tienes sobrepeso.
  • Más de 30, tienes obesidad.

Aunque es un parámetro estándar no es exacto ni se puede aplicar a todas las personas. Por ejemplo, los atletas que desarrollan mucho músculo aumentan de peso, pero no es grasa acumulada.

En ocasiones se puede considerar a una persona con obesidad mórbida menor de 40, pero con un peso extra mayor a 50 kilogramos.

Lee nuestra guía sobre el porcentaje de grasa corporal: Qué es, cómo calcularlo y porqué es útil

Diferencias entre obesidad y obesidad mórbida

Aunque todo el exceso de peso con acumulación de grasa aumenta el riesgo de padecer diabetes, hipertensión, alteración en los niveles de grasa en sangre y otras condiciones de salud, no todos los obesos desarrollan estos síntomas, sobre todo con un grado I o II de obesidad.

La obesidad mórbida se define como un sobrepeso de 40 o más kilogramos por encima del peso corporal ideal, que como consecuencia dificulta caminar, darse una ducha, respirar y cualquier otra actividad ordinaria.

Causas de la obesidad mórbida

La principal causa es consumir más calorías de las que el cuerpo puede quemar. El excedente se acumula como grasa y es cuando se comienza a ganar peso.

Restaurantes de comida rápida y los productos empaquetados y de fácil consumo, son corresponsables de la ingesta de comida menos saludable.

Este tipo de locales se caracteriza por vender comidas poco sanas y que suman muchas grasas saturadas.

Hemos dejado de ejercitarnos al tener muchos servicios a la mano desde un Smartphone.

Los refrescos y otras bebidas embotelladas con mucha azúcar y sabores artificiales, también nos desorientó respecto a beber agua natural o de frutas naturales.

Estas bebidas suman cantidades de azúcar mucho mayores a las recomendadas por día.

La Organización Mundial de la Salud recomienda no comer más de 10 % del total de calorías diarias, un aproximado de 12 cucharillas al día. En esta recomendación se incluyen los azúcares de las frutas y verduras.

El jarabe de maíz con alta fructosa es un endulzante mucho más económico que el azúcar, pero poco metabolizado por el hígado. La parte no procesada por el órgano se acumula en grasa.

Este jarabe se emplea en variedad de productos, incluidos los que supuestamente son saludables.

Factores de riesgo de obesidad mórbida

Se conocen factores de riesgo que aumentan la probabilidad de tener obesidad mórbida. Conozcamos algunos:

1. Factores genéticos

Estudios científicos advierten que las personas con antecedentes familiares de obesidad, tienen más probabilidad de tener obesidad mórbida.

2. Estrés y ansiedad

Se sabe que estos trastornos mentales aumentan la producción de cortisol, hormona del estrés. Su exceso aumenta la acumulación de grasa en nuestro cuerpo y el consecuente aumento de peso.

Lee nuestra guía sobre los ataques de ansiedad: Síntomas, signos, duración y complicaciones

3. Dormir

La ciencia comprobó que dormir menos hace que aumentemos de peso.

Se sabe que los niños que no alcanzan las 8 horas diarias de sueño tienen muy alta probabilidad de ser obesos en la edad adulta.

Dormir poco estimula la producción de hormonas relacionadas con la alimentación, lo que nos descontrola y hace que mientras más nos trasnochemos, tengamos más apetito.

La falta de descanso produce estrés y aumenta la producción de colesterol.

Lee nuestra guía sobre lo 7 remedios naturales para dormir mejor y rápidamente

4. Las comidas

El tipo de comida que eliges tiene un impacto importante en tu peso. Las “chatarras” aumentan la acumulación de grasa y de kilos.

5. Ser mujer

Las mujeres tienen predisposición a aumentar de peso. Durante la menopausia hay disminución de estrógenos que disminuyen el metabolismo.

6. Medicamentos

Antidepresivos y betabloqueadores, entre otros medicamentos, tienen entre sus efectos secundarios la disminución del metabolismo.

7. Embarazo

Mujeres que aumentaron mucho peso durante el embarazo se les hace difícil volver o acercarse a su figura promedio.

8. Dejar de fumar

Se sabe que dejar el vicio del cigarro suele provoca aumento de peso.

9. El sedentarismo

Hombres y mujeres sin actividades físicas tiene un alto riesgo de acumular grasa y de ser obesos.

Complicaciones de la obesidad mórbida

Se conocen muchas enfermedades que desarrollamos o empeoran con la obesidad.

Enfermedades cardíacas

El corazón se exige más para bombear sangre suficiente hasta los kilos extra que tenemos.

La insuficiencia cardíaca puede manifestarse después de tener obesidad por mucho tiempo, pues el corazón se “cansa” de trabajar a marchas forzadas.

Dislipidemias

El descontrol por el aumento de grasa corporal también se ve reflejado en los niveles de triglicéridos y colesterol, que se elevan en sangre.

Aumenta el riesgo de obstrucción de arterias que pueden causar angina de pecho o infartos. También el riesgo de formar coágulos o émbolos que causan embolias.

Diabetes tipo 2

La insulina es insuficiente o incapaz de controlar los niveles de azúcar en sangre, por lo que se acumula y causa diabetes.

Hipertensión arterial

Se necesita más presión para que la sangre circule en todo tu cuerpo.

Estas 4 complicaciones conforman el llamado síndrome metabólico cuando se manifiestan juntas.

Osteoartritis

El exceso de peso es soportado por rodillas y caderas, principales articulaciones que se desgastan tras aguantar exceso de kilos por mucho tiempo.

Cáncer

Casi la mitad de los diferentes tipos de cáncer son consecuencia de la obesidad, entre ellos, el de mama, cervicouterino, prostático, renal, pancreático y de vesícula biliar.

Problemas ginecológicos

Las alteraciones hormonales causan ciclos menstruales anormales y disminución de la fertilidad por la falta de producción de óvulos.

Esta condición se revierte fácilmente una vez que llegamos a tener un peso adecuado.

Apnea de sueño

Dejar de respirar por más de 10 segundos es una condición grave que disminuye la oxigenación y aumenta los niveles de dióxido de carbono.

Síndrome de hipoventilación de la obesidad

La caja torácica se compromete por el exceso de peso, haciendo la respiración poco profunda y más rápida.

La grasa acumulada se encuentra en el diafragma, principal músculo de la respiración, lo que mecánicamente impide una óptima función respiratoria.

Cálculos en vesícula biliar

El exceso de ácidos grasos se acumula en la vesícula biliar, grasa que se endurece con el tiempo formando cálculos.

Problemas en el hígado

La acumulación de grasa en el hígado produce esteatosis hepática no alcohólica o hígado graso.

La condición es reversible si es atendida oportunamente. Si no, daña las células hepáticas causando cirrosis, enfermedad mortal que demanda un trasplante de hígado para ser superada.

Tratamiento de la obesidad mórbida

El tratamiento de la obesidad mórbida tiene varios aspectos.

Emocional

Las personas que no se comprometen consigo mismo a bajar los kilos extra y a mejorar sus hábitos alimenticios y de vida, pocas veces tienen resultados favorables pese a seguir los tratamientos médicos.

Físico

Es necesario cambiar radicalmente los hábitos de alimentación y condiciones de vivir.

Busca a un nutricionista para que te elabore una dieta adecuada a tu estatura, peso, hábitos alimenticios, estilo de vida, pasatiempos, entre otras de tus características.

Lo que tienes que hacer a partir de hoy es evitar los alimentos con azúcar refinada. Lee las etiquetas para que no consumas nada que tenga jarabe de maíz con alta fructuosa.

Come el azúcar de las frutas naturales que nos proporcionan glucosa y fibra.

Come 3 veces al día como mínimo, iniciando el desayuno no más de 30 minutos después de despertarte.

Acostúmbrate a comer alimentos crudos, cocidos, al vapor o a baño maría. Come carnes pero como complemento, no como plato principal, preferiblemente magras, sin grasa, asada, cocidas o a la plancha.

Bebe de 2 a 3 litros de agua al día.

Ejercicios físicos

Los ejercicios físicos favorecen a quemar calorías y a regular los niveles de azúcar en sangre, sobre todo cuando se tiene diabetes.

Las pesas no son los únicos ejercicios físicos. También son válidas las clases de baile, spinning o comenzar a caminar de 15 a 20 minutos.

Medicamentos

En ocasiones es necesario un apoyo a base de medicamentos para bajar de peso. Para ello asesórate con el médico.

Los exámenes de laboratorio nos ayudan a valorar los niveles de azúcar, colesterol y triglicéridos, entre otros parámetros.

Cirugía para tratar la obesidad mórbida

La cirugía bariátrica será la única alternativa en casos extremos. La banda gástrica es la opción más empleada. Consiste en colocar un anillo en tu estómago que reduce su tamaño.

Con el bypass gástrico se disminuye el volumen del estómago.

El estómago reducido no tolera gran cantidad de comida en ambos casos. Así se regula la alimentación recomendando porciones menores, pero más saludables de comida.

Lee más sobre las cirugías para tratar la obesidad mórbida

 

Ahora ya sabes que la obesidad mórbida no es asunto de estética, sino un problema grave de salud que potencialmente llevará a la persona a la muerte.

Comparte este artículo en las redes sociales para que tus amigos y seguidores también conozcan qué es la obesidad mórbida, sus causas y complicaciones.

 

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here