Las mejores pastillas para quitar el acné

Cuando tu problema no consiste en alguna fea espinilla de vez en cuando, sino en brotes de acné imposibles de ocultar incluso bajo varias capas de maquillaje, el acné ya se convierte en un problema que afecta tu imagen y también tu autoestima.

Las pastillas tradicionales para el tratamiento del acné han demostrado ser exitosas para la mayoría de las personas, pero el mejor medicamento siempre se podrá determinar de acuerdo al tipo de brote que tengas.

A continuación te presentamos las mejores pastillas para eliminar el acné, desde los tradicionales antibióticos hasta productos de origen natural, que además te proporcionan beneficios adicionales para la salud general de tu organismo.

1. Aceite de krill

Este aceite proviene de una especie de crustáceo y contiene ácidos grasos omega-3, en combinación con el antioxidante astaxantina.

Se cree que las grasas que contiene este aceite contribuyen a construir membranas celulares sanas y disminuyen tanto la hinchazón local como la inflamación de las capas más profundas de la piel asociadas con el acné.

Además, la astaxantina combate los radicales libres y ayuda a prevenir el daño del sol y otros agresores ambientales de la piel (1).

2. Antibióticos

Los dermatólogos suelen prescribir antibióticos para tratar el acné severo. Los brotes graves de esta condición incluyen acné quístico, nódulos, granos con mucha inflamación y comedones (2).

Los antibióticos se recetan porque atacan las bacterias y ayudan a controlar y aliviar la inflamación de la piel. En estos casos, se recetan tetraciclinas, antibióticos de amplio espectro para combatir varios tipos de bacterias.

Estos medicamentos actúan de manera similar a la isotretinoína, que los dermatólogos suelen recetar para las espinillas de grado severo. 

Existen dos tipos de brotes graves de acné: los quistes y los nódulos. Muchas veces las personas que lo padecen pueden experimentar ambos tipos al mismo tiempo.

Aunque ambos se encuentran en las profundidades de la piel, se diferencian porque los quistes son más blandos, ya que contienen pus, mientras que los nódulos son más duros y tienden a doler más (3).

El uso de un solo tipo de píldoras de tratamiento, tanto de quistes como de nódulos, con el tiempo puede volverse ineficaz, ya que puede haber resistencia a los antibióticos, y eso significa que el cuerpo dejará de responder al tratamiento.

Por esta razón, puede ser beneficioso usar también un retinoide tópico, como la isotretinoína, junto con un antibiótico (4).

Efectos secundarios de los antibióticos orales

  • Fotosensibilidad, que aumenta el riesgo de quemaduras solares.
  • Dolor estomacal y también náuseas, vómitos, diarrea, pérdida del apetito.
  • Dolores de cabeza, mareos y visión borrosa.
  • Llagas dentro de la boca o en los labios.
  • Disminución de la cantidad de flora intestinal, formada por «bacterias buenas» del organismo.
  • El consumo de antibióticos disminuye la efectividad de las pastillas anticonceptivas.
  • Resistencia a los antibióticos: utilizar los mismos medicamentos constantemente puede causar que pierdan efecto y reaparezcan los brotes de acné.

3. Complejo de vitamina B

Las vitaminas del complejo B (un grupo de ocho nutrientes que incluyen B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y B12) ayudan a convertir los carbohidratos, las proteínas y las grasas en energía, favoreciendo la buena digestión (5).

Además, las vitaminas B mejoran el sistema inmunológico, mantienen el sistema nervioso saludable y contribuyen a nuestra salud en general. Son solubles en agua, por lo que su exceso de consumo es excretado por la orina.

Lo más notable es que necesitamos el espectro completo de vitamina B de forma continua para preservar la integridad de la piel, el cabello, los ojos y el hígado.

Así, los suplementos que contienen los ocho nutrientes son más beneficiosos a largo plazo que los que tienen solamente uno o dos.

Sin embargo destaca principalmente la vitamina B5, pues se ha comprobado que consumida en altas dosis, puede disminuir la producción de aceite en la piel, conocido como sebo.

Lee también nuestra guías sobre la vitamina B12: Beneficios y síntomas de la deficiencia

4. Espironolactona

Es un diurético que originalmente se recetaba para la hipertensión, pero que en dosis bajas es efectivo para terminar con los brotes de origen hormonal en las mujeres (6).

Solo se prescribe para el sexo femenino porque es un tratamiento bloqueador de andrógens, es decir, que bloquea la producción de las hormonas masculinas, como la testosterona.

Pros:

  • Disminuye la producción de sebo.
  • No causa pérdida de potasio en tu organismo.
  • Su efecto diurético te ayuda a reducir la hinchazón corporal.

Contras:

  • Le toma meses comenzar a tener resultados visibles.
  • No cura las espinillas, porque aún puedes experimentar brotes.
  • Puede desordenar el ciclo menstrual y convertirlo en irregular.
  • No está aprobado por la FDA para el tratamiento de brotes de acné.

5. Isotretinoína

Es un retinoide sintético derivado de la vitamina A (retinol). Se puede tomar para tratar el acné, como cápsulas de consumo oral, pero también a través de la vía tópica (7).

Este tratamiento se receta para tratar nódulos severos al reducir la producción de sebo de las glándulas sebáceas en la piel. El sebo es el aceite que nuestro cuerpo produce para lubricar la piel, pero cuando es demasiado puede provocar granos y comedones.

Los comedones no son un brote de tipo inflamatorio, ya que no están enrojecidos y no ocasionan dolor. Pueden ser abiertos o cerrados.

  • Comedones abiertos (puntos negros): Contienen melanina oxidada. La melanina es el pigmento producido por las células de la piel y cuando se expone al oxígeno se vuelve negro. No es suciedad debido a una higiene deficiente, como suele creerse popularmente.
  • Comedones cerrados (puntos blancos): Son del color de la piel y se producen cuando el folículo está completamente bloqueado por el sebo.

Efectos secundarios comunes de la isotretinoína

  • Ojos secos.
  • Piel seca.
  • Labios agrietados.
  • Dolor muscular y articular.
  • Aumento de triglicéridos (células grasas) en la sangre.
  • Dolor de cabeza.

Efectos secundarios que se dan en raras ocasiones

  • Depresión, ansiedad, cambios de humor, inestabilidad mental.
  • Pérdida de cabello
  • Queratitis, inflamación de la superficie del ojo.

Pros:

  • Disminuye la producción de sebo en la piel.
  • Previene cicatrices en las áreas donde hubo erupciones grandes de acné.
  • Tiene mejores resultados que cualquier pastilla de tratamiento de imperfecciones de venta libre.

Contras: 

  • Puede producir una gran cantidad de efectos secundario.
  • No debe tomarse durante el embarazo, ya que puede causar graves defectos de nacimiento al bebé.
  • Debe ser recetado por un médico.
  • Tiene un precio de venta costoso.
  • La mayoría de las personas necesita de 5 a 6 meses de tratamiento diario para ver resultados.

6. Mezcla de calcio y magnesio

El magnesio cumple importantes unciones en el organismo, como aumentar el crecimiento celular y la producción de proteínas, así como contribuye a mantener equilibrados ls niveles hormonales y mantiene la función del sistema nervioso.

Pero, sobretodo, este poderoso mineral disminuye directamente la inflamación de la piel -asunto clave para alivir el acné- al reducir las concentraciones plasmáticas de proteína C-reactiva, una proteína conectada al proceso de inflamación en el cuerpo (8). 

Tomarlo en combinación con calcio mejora la absorción y uso de este mineral en el organismo. El calcio es fundamental cuando padeces acné, porque ayuda a la renovación celular y a la producción de antioxidantes, que combaten la inflamación. (9).

Sin embargo, debes tener cuidado al elegir de dónde obtienes el calcio, porque los productos lácteos pasteurizados, como la leche, el queso y el yogur, pueden empeorar tu acné porque interfieren con el equilibrio hormonal.

La mayoría de los productos lácteos de origen comercial contienen su propia fuente de hormonas que, cuando se absorben en el torrente sanguíneo, pueden afectar el acné (10). 

Por eso debes incluir a tu dieta otros alimentos ricos en calcio, como los vegetales de color verde oscuro, el salmón y las sardinas. 

Lee nuestra guía sobre los 20 sorprendentes beneficios del cloruro de magnesio

7. Pastillas anticonceptivas

Aunque su función primaria es evitar el embarazo, las pastillas anticonceptivas también se pueden utilizar para tratar los brotes de acné cuando los antibióticos y cremas tópicas no hayan podido solucionarlos.

Tres tipos de anticonceptivas están aprobadas para ser utilizadas por problemas de la piel. Las tres fórmulas son «combinadas», porque contienen las hormonas estrógeno y progesterona.

Si bien todas tienen una dosis baja de estrógeno, cada píldora contiene una dosis diferente de progesterona. Es importante que revises la fórmula, porque las pastillas anticonceptivas que solo contienen progesterona pueden exacerbar, en lugar de combatir, las espinillas.

Básicamente, las pastillas anticonceptivas te ayudan al reducir la testosterona, que es la causante principal de los brotes (11).

Lee nuestra guía sobre los 5 peligros de las pastillas anticonceptivas: Efectos secundarios, y alternativas

8. Probióticos

Parece contradictorio que los probióticos se consideren tratamiento para el acné cuando la principal receta suelen ser justamente los antibióticos.

Todo comenzó como un intento de los médicos de responder a las molestias por efectos secundarios que los pacientes reportaban. La idea era recetar probióticos para que contribuyeran a aliviar los efectos negativos de los antibióticos.

Sin embargo, sin esperarlo, investigadores descubrieron que los probióticos sí tienen efectos positivos relacionados con el acné, como el hecho de que contribuyen a crear «bacterias saludables» para la flora intestinal.

Si tu intestino no tiene suficiente de estas bacterias, puede causar estragos en todo tu organismo. Al tomar un probiótico y crear «bacterias buenas» puedes equilibrar tu intestino y utilizar los nutrientes de los alimentos, reduciendo la irritación de tu piel.

Una mezcla de probióticos y prebióticos (que son las sustancias que alimentan a los probióticos) es la mejor opción y alternativa para tratamiento (12).

Lee nuestra guía sobre los 17 mejores probióticos y prebióticos para tu salud

9. Zinc

Este mineral tiene un rol fundamental en la división y regeneración celular, acelerando el desarrollo de las células cutáneas necesarias para una piel saludable.

Si las bacterias entran en un poro bloqueado, producen irritación y enrojecimiento de las espinillas. Y cuando tienes acné, es más probable que tu cuerpo reaccione de manera más severa a esas bacterias irritantes que cuando tienes la piel en estado “normal».

Por lo tanto, es importante que incluyas zinc en tu dieta porque también contribuye a reducir la respuesta inflamatoria a las bacterias. De hecho, aún si lo incluyes en tu alimentación, muchos expertos recomiendan tomar un suplemento que lo contenga.

Es importante que estés atento a los síntomas de la deficiencia de zinc que pueda presentar tu organismo, como infecciones constantes y heridas que no se curan rápidamente (13).

Lee nuestra guía para informarte sobre el beneficio y uso del Zinc

9. Vitamina A

Es un ingrediente común utilizado en muchos suplementos de acné de venta libre y productos antienvejecimiento, porque aumenta la elasticidad de la piel y mejora las líneas de expresión y suaviza las arrugas.

Sus derivados se suelen incluir en tratamientos tópicos contra el acné, porque reduce la inflamación, combate las bacterias y reduce la piel grasa.

Esta vitamina es soluble en grasa, por lo que el exceso que el cuerpo no utiliza se almacena en las células grasas del organismo; por lo tanto, es potencialmente tóxica si la consumes en grandes cantidades (14).

10. Vitamina D

Esta vitamina contribuye a mejorar los estados de ánimo y fortalece el sistema inmunológico, que es un factor necesario a tomar en cuenta para prevenir brotes de acné.

La forma recomendada de vitamina D que debes tomar en forma de suplemento, en este caso, es la vitamina D3 (colecalciferol). Es la forma natural de vitamina D que tu cuerpo produce a partir de la luz solar.

Las personas que no reciben suficiente luz solar pueden tener deficiencia de esta vitamina, esto contribuye a padecer depresión y piel opaca (15).

Pastillas para el acné y alcohol

Tomar antibióticos recetados para el acné no necesariamente implica que no puedas tomar alcohol durante el tratamiento. Puedes hacerlo, pero con moderación.

En líneas generales, no es recomendable mezclar antibióticos con bebidas alcohólicas porque su efectividad se reduce, debido principalmente a que tu organismo excreta más rápido cuando bebes alcohol.

Por otro lado, la isotretinoína tiene el potencial de causar toxicidad hepática, y el consumo de alcohol puede aumentar tus posibilidades de experimentar ese efecto secundario (16).

Es posible que puedas tomar una bebida ocasionalmente, pero no es una buena idea beber en exceso cuando te encuentras en tratamiento.

¿Por qué las pastillas para el acné pueden ocasionar brotes?

Muchas veces cuando se combate el acné, el tratamiento parece ser peor que la enfermedad y termina por causar nuevos y agresivos brotes en la piel. 

Estas son algunas de las razones por las que un tratamiento contra el acné pudiera causarte brotes:

  1. Es posible que seas alérgico a los ingredientes del producto.
  2. Con algunos medicamentos hay un efecto inicial de purga, que lleva a la piel a brotarse para eliminar todo de su organismo. Esto ocurre principalmente con los productos que ayudan a desintoxicar.
  3. Tu organismo puede haberse vuelto resistente a los antibióticos, que pierden efectividad y por eso reaparecen lo brotes. Esto también puede ocurrir con las pastillas de venta libre. Par evitarlo, puedes tomar tus suplementos en ciclos y así la eficacia será mayor la próxima vez que los tomes. Recuerda que los antibióticos son dañinos para el cuerpo, en especial si los tomas constantemente.
  4. Tal vez no sean las pastillas las que te provocan los brotes, sino lo que estás comiendo y tu estilo de vida, que son también son factores importantes para combatir las espinillas.

Los efectos secundarios de las pastillas para el acné pueden ocurrir con cualquier tipo de tratamiento. Es importante hablar con un dermatólogo profesional para descubrir cuál es la mejor opción para tu tipo de piel y tipo específico de acné.

Coméntanos tu experiencia con el acné y cuáles tratamientos has utilizado para combatirlo. Recuerda que puedes compartir este artículo en tus redes sociales, y también dejarnos tus dudas para ayudarte a encontrar las respuestas.

 

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here