Los 12 pares craneales: cuáles son y sus funciones

Todas las personas tenemos doce pares de nervios que pasan por una serie de pequeños agujeros en la base del cráneo y se conectan con los órganos, músculos y sentidos, permitiendo que fluya la información del cerebro a éstos y viceversa.

En su conjunto se denominan pares craneales, y de no ser por ellos no podríamos realizar muchas de las actividades de nuestra rutina cotidiana. Su papel en la conducción de información de los sentidos al cerebro y del cerebro a varios músculos y vísceras es fundamental para la supervivencia.

En este artículo te presentaremos una pequeña guía para conocer un poco más acerca de los nervios craneales, sus funciones específicas y su anatomía.

¿Qué son los 12 pares craneales?

Los pares craneales son nervios que conectan al cerebro con los órganos sensoriales y motores del cuerpo, lo que le permite enviar órdenes y mantener el funcionamiento del organismo.

Nuestro cerebro se encuentra en comunicación continua con todo el cuerpo a través de la médula espinal. Cuando, por ejemplo, estamos de pie sobre un suelo irregular, la señal sensorial se percibe en los pies y es transmitida a través de los nervios en las piernas hasta nuestra médula espinal, y ella envía la información al cerebro.

El cerebro interpreta estas señales y mandará de vuelta las órdenes necesarias para que el cuerpo se adapte al terreno sin que el organismo sufra daños por una caída. Esta orden también pasa por la médula espinal y viaja por los mismos nervios hasta llegar a los músculos responsables del movimiento.

A las señales que llegan del exterior y son transmitidas de los sentidos al cerebro se les llama señales aferentes. A las señales que parten del cerebro hacia el cuerpo se les llama señales eferentes.

En el caso específico de los pares craneales, lo que los hace especiales es que surgen directamente del cerebro, sin necesidad de integrarse a la espina dorsal. Surgen de la base del encéfalo y pasan por una serie de orificios situados en la base del cráneo, y cada par alcanza un destino particular.

La mayoría de los pares craneales actúan en alguna parte de la cabeza, pero algunos se extienden al cuello y al área torácica, como el nervio vago.

Los pares craneales son parte del sistema nervioso periférico, es decir, de las estructuras nerviosas que no se encuentran directamente en el cerebro y lo conectan en dirección aferente con las estructuras craneales y cervicales, y en dirección deferente con las sensoriales, motoras y vegetativas. El resto de las conexiones aferentes y eferentes entre el Sistema Nervioco Central y el cuerpo se realizan a través de los nervios en la médula espinal.

 

Clasificación de los 12 pares craneales

Se les llama pares craneales porque vienen en pares simétricos, lo que da un total de 24 nervios, cada uno con su gemelo del lado contrario del cuerpo.

Se designan por pareja con números romanos, de manera que el par craneal V, por ejemplo, se refiere a dos nervios iguales que actúan en la parte izquierda y derecha. Cada par es designado con un número de acuerdo con la ubicación en el organismo y el sitio del cerebro desde el cual emergen.

Los 12 pares craneales de acuerdo con su posición

Cada uno de los 12 pares craneales se identifica con un número romano que va del I al XII.

  • Los pares craneales que emergen por encima del tronco cerebral son los I y II.
  • Los que surgen del mesencéfalo son III y IV.
  • Los que surgen del puente de Varolio o puente troncoencefálico, son los V, VI, VII y VIII.
  • Los que surgen de la médula oblonga son el IX, X, XII y XII.

Los 12 pares craneales de acuerdo con su función

Los pares craneales también se clasifican por la función que cumplen en el organismo:

  • Pares I, II, VI y VIII: cumplen funciones sensitivas.
  • Pares III, IV y VI: se asocian con la movilidad de los ojos y párpados.
  • Pares XI y XII: se relacionan con los movimientos de la lengua y los músculos del cuello.
  • Pares V, VII, IX y X: tienen funciones mixtas.
  • Pares III, VII, IX y X: involucran a las fibras parasimpáticas.

Los pares craneales y sus funciones

Cada uno de los doce pares craneales tiene una función específica. Por ejemplo, el par VII está estrechamente vinculado con la audición, el V nos ayuda a controlar los músculos de nuestra expresividad facial y los IX y X están involucrados con los movimientos y el gusto de la lengua.

Vamos a revisar cuál es la función particular de cada uno de los nervios craneales, comenzando del primero al último según su ubicación.

I. Nervio olfativo

El nervio olfativo ocupa la primera posición de los doce pares craneales, y es también el más corto. Es sensitivo y tiene la función de enviar los estímulos del olfato desde la nariz hasta el cerebro. Su origen es dado por las células del bulbo olfativo.

 

II. Nervio óptico

Es responsable de enviar estímulos visuales desde los ojos hasta el órgano cerebral. Lo conforman axones de células ganglionares de la retina que conducen su información hacia el cerebro.

Este par creaneal emerge del diencéfalo.

III. Nervio oculomotor

Este par craneal es conocido por ser el nervio motor ocular común. A diferencia del nervio óptico, no se encarga de enviar información al cerebro, sino que controla los movimientos de los ojos, así como la dilatación de las pupilas. Emerge del mesencéfalo.

IV.- Nervio patético o troclear

La función de este par creaneal es a la vez somática y motora, que están relacionadas con el músculo superior oblicuo del ojo, lo que permite que os globos oculares roten y se muevan. También emerge del mesencéfalo, como ocurre con el nervio oculomotor.

V. Nervio trigémino

Tiene una función mixta sensitiva, sensorial y motora y es el par craneal más grande de los 12. Su función es transmitir información sensible del cerebro al rostro, para la función de masticar. Las fibras sensoriales transmiten la sensación de tacto, del dolor y la temperatura desde la frente, también de la boca y meninges.

 

VI. Nervio motor ocular externo o abducens

Es un par craneal con la función motora de transmitir estímulos al músculo recto lateral del ojo, lo que permite al globo ocular moverse al lado externo del rostro, el contrario al que se encuentra la nariz.

VII. Nervio facial

También denominado “nervio intermedio”, es un par craneal de función mixta que cuenta con fibras nerviosas encargadas de variadas funciones, como enviar señales a los músculos del rostro para producir las expresiones del rostro, y también envía estímulos a las glándulas de producción de saliva y lacrimales.

Además, también recibe la información del gusto en la lengua.

VIII. Nervio auditivo

También se le llama nervio estetoacústico o nervio vestibulococlear. Es un nervio craneal sensitivo, responsable de la audición y del balance y la orientación espacial.

IX. Nervio glosofaríngeo

Este nervio actúa principalmente en lengua y faringe. Recolecta información desde las papilas gustativas de la lengua y desde la faringe. Además, manda órdenes a las glándulas salivales y a varios de los músculos del cuello responsables del acto de tragar. También interviene en la regulación de la presión en la sangre.

X. Nervio vago

Este par craneal también es llamado neumogástrico, porque se asocia a la función de los pulmones (pneumo) y la parte superior del sistema digestivo (gástrico). Emerge de la médula oblonga y conecta con la faringe, laringe, esófago, bronquios, tráquea, corazón, estómago y hasta el hígado.

Como el nervio glosofaríngeo, influencia los movimientos necesarios para la deglución, también manda y recibe señales del sistema nervioso autónomo para regular el nivel de estrés o mandar señales directas al sistema parasimpático.

XI. Nervio espinal

Es un par craneal de tipo motor y puede decirse que es uno con una de las funciones más puras. Controla los movimientos de hombros y cabeza, ya que actúa directamente en los músculos como esternocleidomastoideo y el trapecio anterior y posterior.

El nervio espinal es el responsable del movimiento que permite colocar la cabeza hacia atrás.

 

XII. Nervio Hipogloso

También es uno de los pares craneales motores y, como el nervio glosofaríngeo y el nervio vago, se involucra con los músculos de la lengua, la acción de tragar y hablar.

 

Los doce pares craneales están involucrados con funciones importantes del organismo. Muchas veces, episodios como derrames cerebrales pueden causar que uno de los nervios falle, lo que se puede observar en paralización de algún lado del cuerpo, por ejemplo.

Gracias a estos 12 pares podemos llevar a cabo nuestras actividades cotidianas de forma eficiente diariamente, sin ellos, no habría conexión para las principales funciones del organismo.

Si te pareció útil este artículo, compártelo en tus redes sociales. Recuerda también dejar tus comentarios o preguntas, estaremos atentos a responderlas.

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here