Vinagre blanco para tratar el acné y las manchas

El vinagre blanco es uno de los muchos remedios caseros efectivos para combatir el acné.

Es fácil de obtener y forma parte de la variedad de vinagres empleados para fines domésticos, medicinales e industriales.

Cómo el vinagre ayuda a tratar el acné y las manchas

Todos los tipos de vinagre son soluciones con una concentración menor o mayor de ácido acético y agua. El ácido se produce cuando el etanol o alcohol derivado de la fermentación del azúcar, es metabolizado por las bacterias.

Los vinagres como el blanco que suman concentraciones más elevadas de esta sustancia, son conocidos por su capacidad para limpiar y desinfectar superficies.

También funcionan similar al peróxido al ser aplicado en la piel. Para ello se diluirá antes de usarla con fines cosméticos o medicinales para evitar irritación.

Lee nuestra guía sobre el vinagre blanco: Para qué sirve y 23 usos raros pero ingeniosos

Tipos de vinagre

El vinagre blanco puede producirse a partir de cualquier otro tipo. El nombre de las distintas variedades de este agrio líquido proviene de la fuente de fermentación de la que derivan.

El vinagre de manzana, de vino, de arroz, de palma, de coco, de caña, de cerveza o de miel, son algunos tipos comunes.

Variantes asiáticas utilizan kombucha como materia prima. El resultado es un vinagre con gran saturación de levaduras.

El vinagre puro o blanco tiene la concentración más elevada de ácido acético porque está hecho de caña de azúcar o directamente de ácido acético puro mezclado con agua. Puede alcanzar hasta un 20 % de esta sustancia orgánica.

Puede añadirse a marinadas, salsas y ensaladas. También para envasar y conservar pepinillos y los encurtidos de verdura.

Para qué sirve el vinagre blanco

El vinagre blanco es una solución incolora que contiene 5 % a 8 % de ácido acético.

Aunque se elabora a partir de cualquier otro, comúnmente se utiliza el vinagre de malta o de vino. Se le conoce también como vinagre destilado o vinagre virgen.

Es el más adecuado para usos de limpieza doméstica, desinfección y como remedio para combatir el acné.

Cuidados con el vinagre blanco para tratar el acné

Debemos subrayar que nunca se utilizará el vinagre blanco sin diluir porque puede dañar tu piel, sin descartar quemadura tóxica.

Aunque la ciencia carece de estudios que demuestren o refuten su efectividad para el tratamiento del acné, su uso para ello es muy popular con el respaldo de muchas personas que aseguran haber tenido excelentes resultados.

Pese a ello, es incuestionable la capacidad del vinagre para combatir bacterias, microorganismos que promueven los cuadros de acné.

Otro factor responsable de esta enfermedad de la piel es un desbalance hormonal que provoca que las glándulas produzcan más sebo de lo normal, obstruyendo los poros y provocando los granos.

Cómo ayuda el vinagre blanco para tratar el acné y las manchas

Considerando que el vinagre elimina las bacterias que producen infecciones en los poros y que restaura el pH de la piel evitando que produzca excesivo sebo, la progresión de las causas del acné y su tratamiento con vinagre seguiría esta lógica secuencia:

1. El aumento en la producción de sebo junto a la acumulación de células muertas, obstruye los poros de los folículos y crea un ambiente ideal para la reproducción de bacterias.

2. Estos microorganismos comienzan a reproducirse infectando los poros obstruidos. El cuerpo responde a esta infección con inflamación y acumulación de pus.

3. El acné daña los tejidos de la piel y genera un paulatino desequilibrio en el pH de la misma.

4. El vinagre combate las bacterias que causan las infecciones. Su acidez ayuda a restaurar el pH de la piel.

5. Con la disminución de agentes dañinos y la normalización del pH, las cantidades de sebo producidas son menores, por tanto, también disminuyen las obstrucciones en los poros.

Lee nuestra guía sobre los 3 mejores tratamientos para el acné

Cómo usar vinagre blanco para tratar el acné

Aplica una solución de vinagre blanco diluido en 5 o 7 partes de agua directamente sobre la piel, con un pequeño trozo de algodón.

Primero haz una prueba en tu antebrazo para verificar que la concentración no irritará.

No se descarta que aunque esté diluida arda o pique un poco, pero mientras no irrite, provoque enrojecimiento, resequedad o cualquier otro problema, estará bien. Si las 7 partes de agua no son suficientes, añade más.

Lava o preferiblemente exfolia el rostro antes de aplicar el vinagre a los brotes de acné, para que el ácido acético ingrese en los poros y mate las bacterias acumuladas.

Deja que el líquido actué por 10 o 15 minutos antes de retirarlo. Enjuaga con abundante agua.

Nunca te expongas al sol durante o inmediatamente después de usar vinagre, pues podría causar manchas oscuras.

Para mejores resultados, agrega gotas de vinagre a tus mascarillas faciales o a la mezcla para exfoliar.

Puedes hacer una mascarilla aclaradora al mezclar tres cucharadas de bicarbonato de sodio, con dos cucharaditas de agua y una del líquido agrio.

Emplea el vinagre dos o tres veces por semana. En un mes comenzarás a notar resultados.

Como favorece a restaurar el pH y tiene un efecto calmante y refrescante, el vinagre blanco diluido también se utiliza para tratar infecciones en la piel y quemaduras solares.

Usos medicinales del vinagre blanco

Se demostró que su consumo puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y ayuda a disminuir los niveles de colesterol en la sangre.

Cuando es consumido regularmente pero con moderación, favorece a controlar los niveles de glucosa y a tratar la obesidad, pues ralentiza la absorción de carbohidratos y promueve la sensación de saciedad, con lo que se reduce la ingesta calórica global.

El vinagre, sobre todo el blanco, suma propiedades antibacterianas. Este uso tiene sus orígenes en la época de Hipócrates que lo prescribía para tratar la tos crónica.

Se sabe que el ácido acético del vinagre blanco es efectivo para eliminar microorganismos patógenos como el estafilococo y la E. coli.

Este líquido agrio también puede eliminar el 99.9 % de las bacterias cuando se usa para desinfectar la piel. También combate cepas de hongos.

Sus propiedades antisépticas y antibacterianas son resultado de su alto grado de acidez. Además del acético, puede sumar ácido gálico, cafeico, ácido cumárico y sus aldehídos derivados.

Comparte este artículo en las redes sociales para que tus amigos también conozcan los beneficios de utilizar el vinagre blanco para tratar el acné.

 

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here