Como hacer leche de almendras

La leche de almendras es realmente deliciosa y muy interesante desde el punto de vista nutricional. Se puede utilizar más consumir sola, en licuados o batidos o varias recetas. La verdad es que una vez que aprendemos como hacer leche de almendras, es una receta que se utilizará en forma permanente, porque a su vez es base de otras recetas. Por otra parte, es tan simple de hacer, pero tan simple que no hay como equivocarse. Claro que cada uno puede adaptar un poco la receta a su gusto, para que quede más densa o un poco más aguada. Esto también puede variar si se usará para consumir sola o será para una receta. Lo importante es practicar un poco hasta que nos quede a nuestro gusto.

Como Preparar Leche de Almendras
Antes de comenzar a hacer nuestra leche de almendras, es fundamental saber que el tipo de almendras que usemos es muy importante. Lo ideal es usar semillas completamente crudas y activarlas en casa. Esta aclaración es muy importante, ya que en algunos países, se venden las almendras con un proceso de cocción previo, tal cual ha recomendado la FDA (Food and Drug Administration).

Cómo hacer leche de almendras paso a paso
 
Tiempo de Preparacion
Tiempo de Coción
Tiempo Total
 
Porciones: 3-4
Ingredientes
  • 20 o 25 almendras. Esto va a variar de acuerdo a nuestro gusto, pero es una base para orientarse
  • Una cucharada de agua oxigenada (peróxido) de 10 volúmenes (uso Alimenticio), para la activación
  • Un litro de agua para elaborar la leche
  • Agua en cantidad necesaria para el remojo, enjuague y activación
Instrucciones
  1. Activación de las semillas. Esto se hace lavando muy bien las semillas y dejándolas luego en remojo por media hora en agua con una cucharada de agua oxigenada (peróxido) de 10 volúmenes. Lavamos bien dejamos luego toda la noche en agua remojándose. Al día siguiente retiramos el agua y enjuagamos varias veces, hasta que el agua salga completamente clara.
  2. Vamos a poner en el vaso de la licuadora o procesadora, todas las semillas con una taza de agua.
  3. Licuamos muy bien, de modo que se comienzan a deshacer las almendras. Agregamos agua y seguimos licuando o procesando. Dependiendo del tipo de procesadora o licuadora esto nos puede llevar entre 5 o 10 minutos. Un dato importante para maximizar la calidad: ir variando la velocidad de la licuadora.
  4. Al finalizar se cuela en forma adecuada. Si no tenemos un buen colador, se puede hacer uno con tela, de modo que todos los residuos sólidos quedan retenidos
  5. Ha quedado pronta la leche de almendras para su consumo
Notas
Es mejor consumirla antes de los tres días de elaboración

Consejos especiales:

Agregar un poco de canela en el proceso de elaboración o cuando la vamos a consumir. También hay quienes le agregan cardamomo (no es mi caso, queda un poco fuerte el sabor) o vainilla.
En realidad, es tan rica que no es muy probable que llegue a ese tiempo, pero tenemos siempre la opción de preparar menor cantidad para respetar el tiempo.
Con lo que ha quedado de las semillas (lo que hemos colado) se puede elaborar barritas o incluso salsas.

Imagen: colourfulpalate


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Califica Esta Receta: