Las TOP 10 Adicciones Más Comunes Del Mundo

 

Fumar cigarrillos, beber alcohol sin control, consumir sustancias estupefacientes, apostar, comprar, jugar, comer, trabajar, tener relaciones sexuales y navegar en internet de manera recurrente, son las 10 formas más comunes de adicción.

Pero, ¿qué hay detrás de estas conductas? y ¿cómo se manifiestan?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una persona adicta crea un estado de dependencia hacia una relación, situación, objeto o persona y lo transforma en un hábito o conducta riesgosa, que afecta a su cuerpo y a sus emociones.

Una adicción desencadena una enfermedad que evoluciona constantemente y puede resultar fatal, descontrolando y distorsionando el pensamiento de quien la padece.

Las adicciones ampliamente conocidas e identificadas suelen ser el alcoholismo, tabaquismo y la drogadicción, sin embargo, la lista es más extensa y abarca muchos hábitos destructivos que no se han tipificado oficialmente como adicciones. Conócelos:

1. Alcohol

Su consumo ha tenido particularidades en todas las culturas durante muchos años. Lo que comienza con un trago social puede propiciar una de las más complejas dependencias con impacto social, familiar y económico.

Según la OMS, consumir alcohol es la causa de más de 200 enfermedades y trastornos, entre las que destacan:

  • Cirrosis hepática.
  • Algunos tipos de cáncer.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Cambios o alteraciones en la mente y el comportamiento.

Este organismo destaca que en el año 2015, el alcohol representaba un 5,9% de todas las defunciones, ocasionando cada año 3,3 millones de muertes en el mundo.

Uno punto muy importante es que el alcoholismo va en aumento, cautivando a grupos sociales vulnerables como los jóvenes.

El consumo excesivo de alcohol causa actos delictivos violentos, por ejemplo el abuso conyugal y de menores.

Lee nuestra guía sobre las 10 principales enfermedades ocasionadas por el alcoholismo 

2. Tabaco

El tabaco es una de las adicciones que más compromete al entorno, porque no solo afecta a quien lo consume, sino a todo aquel expuesto al humo.

La OMS destaca que el tabaco ocasiona la muerte de hasta el 50% de los fumadores, provocando más de siete millones de muertes anuales, entre los consumidores y los llamados fumadores pasivos.

Muy pocas personas tienen claros los riesgos que ocasionan el consumo del tabaco, entre los que destacan la cardiopatía coronaria y los accidentes cerebrovasculares.

Por su parte, la exposición al humo del tabaco ajeno puede ocasionar:

  • Trastornos cardiovasculares y respiratorios.
  • En mujeres embarazadas, bajo peso en recién nacidos.
  • Muerte súbita en lactantes.

El consumo de tabaco aumenta cada día más a nivel internacional y se estima que cause 10 millones de muertes anuales para el 2020, donde el 70% ocurrirá en países subdesarrollados.

Lee nuestra guía sobre las 12 enfermedades más comunes ocasionadas por el tabaquismo

3. Drogas

El tráfico de drogas y su consumo atenta contra el sano desarrollo de la vida de muchos individuos, al igual que en el seno familiar y en las estructuras de muchas comunidades y culturas.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el consumo de drogas afecta seriamente la salud y la atención de los adictos suele ser escasa.

El VIH/SIDA, la hepatitis, tuberculosis, la muerte por sobredosis, las enfermedades cardiovasculares y el suicidio están vinculados con el consumo de sustancias estupefacientes, donde la población más vulnerable son los jóvenes.

Las drogas más utilizadas son el cannabis, la cocaína, la heroína y las metanfetaminas.

Cannabis

También conocida como marihuana, es la más consumida a nivel mundial. Asimismo, es el psicotrópico más cultivado y traficado.

Según informe emitido por las ONU en el año 2014, un promedio entre 130 y 190 millones de personas la fuman una vez al año. Sus cifras se incrementan mucho más rápido que el consumo de cocaína o heroína.

Muchos jóvenes la consumen como parte de un rito de iniciación.

El cannabis tiene las siguientes repercusiones:

  • Perjudica tu rendimiento físico.
  • Disminuye el desarrollo de tus habilidades cognoscitivas.
  • Afecta el aparato respiratorio y el corazón.
  • Disminuye tu deseo sexual, agilidad mental y memoria.
  • Causa apatía.

Cocaína

Es una droga estimulante, que se consume por inhalación o vía endovenosa. Es altamente adictiva y su consumo acarrea problemas sociales y de salud.

La cocaína puede impactar negativamente tu corazón, arterias y venas, generando daños en todo tu sistema cardiovascular.

Un dato de interés es que te puede matar en un mayor porcentaje si la consumes a ella sola, en comparación con otros adictos que consumen drogas múltiples.

Heroína

Si la pruebas, corres el riesgo de desvincularte por completo de tu familia, amigos y el entorno, pues es tan adictiva que solo vivirás para buscarla y consumirla.

Entre sus principales riesgos y consecuencias destacan las enfermedades hepáticas, cardiacas y renales.

Los consumidores de heroína enfrentan un riesgo de muerte de 20 a 30 veces mayor que los que no usan drogas y, además, propagan enfermedades como el VIH y la hepatitis.

ATS

Es un tipo de droga sintética que, de acuerdo a la ONU, es la más utilizada después de la marihuana.

Entre los estimulantes de tipo anfetamínico (ATS) más buscados, destacan el éxtasis y la metanfetamina. Su uso ha aumentado debido a sus cifras de incautaciones y al descubrimiento de laboratorios clandestinos.

El aumento de su consumo se debe a lo asequible y a lo fácil de fabricar en cualquier lugar, con una baja inversión inicial.

En la actualidad, hay unos 20 países en los que el uso de ATS es más frecuente que el de la combinación de heroína y la cocaína.

4. Juego

Participar de manera compulsiva en juegos de azar es una de las principales características que manifiesta un ludópata, quien invierte mucho tiempo, entusiasmo y dinero apostándole a la suerte.

Es muy común ser adicto al juego, porque se ha vuelto una actividad con mucha accesibilidad, a pesar de las sanciones y multas por parte del gobierno.

Las formas de juego más comunes son:

  • Lotería nacional.
  • Tarjetas de raspa y gana.
  • Quiniela.
  • Otras loterías y rifas.
  • Máquinas de frutas en pubs.
  • Bingo.
  • Carreras de caballos.
  • Juegos de casino.

5. Comida

Comer compulsivamente es un tipo de patología. Quienes son adictos a los alimentos no solo están interesados en nutrirse, se centran en aspectos que van más allá de disfrutar la comida y saciar el hambre.

Las personas que sufren de trastornos alimentarios tienen riesgos de anorexia y bulimia nerviosa, así como de alimentación compulsiva.

Muchos de los trastornos alimentarios se originan por la distorsión del concepto de belleza, la publicidad, los conceptos de comida rápida, así como los mensajes tergiversados acerca de su abundancia, preparación y presentación.

6. Videojuegos

Pasar horas sorteando obstáculos y conquistando mundos virtuales, resulta muy adictivo para grandes y chicos. El internet, su disposición y la posibilidad de disfrutar de juegos en línea, ha provocado la adicción por los videojuegos.

Estudios apuntan que un joven con personalidad dependiente, con problemas familiares y escolares es muy propenso a sufrir de este tipo dependencia.

7. Internet

La adicción al internet desencadena algunas dependencias como el juego, la pornografía y las compras compulsivas.

Una persona adicta al internet invierte gran parte de su tiempo frente a un computador, donde comienza a construir relaciones de amistad, sentimentales y familiares, desconectándose del mundo real.

En el caso de los adolescentes, la falta de amigos, la soledad y la inseguridad, pueden convertirlos en adictos a la tecnología.

8. Sexo

La adicción al sexo se manifiesta como una incapacidad de controlar los comportamientos sexuales y puede ocurrir tanto en mujeres (ninfomanía) como en hombres (satiriasis).

Los medios de comunicación, la publicidad y el internet han contribuido al aumento de los dependientes al sexo.

Muchas veces, tener relaciones sexuales de manera reiterativa, es un mecanismo para escapar de la realidad, aliviar la ansiedad y olvidar contrariedades o problemas.

9. Compras

Si ya no compras por necesidad o diversión, entonces puedes estar sufriendo el síndrome de compras compulsivas, en el que adquieres productos sin motivo y acumulas artículos que no necesitas.

Quizás estás pensando que todos, en algún momento, hemos gastado demasiado, pero tal vez no te has metido en problemas financieros como lo hacen los compradores compulsivos.

Por lo general estas personas después de unas exageradas compras, sienten algo de pena o culpa, se deprimen y van por más, cayendo en un círculo vicioso.

10. Trabajo

Trabajar de más puede generarte mayores ingresos y las posibilidades de darte algunos gustos, pero puede acarrear problemas familiares y de salud.

La cultura consumista es la principal causa de esta adicción, pues se asocia tener mucho dinero con el alcanzar estatus, independencia y renombre.

Mejor trabaja exactamente lo requerido y hazlo con eficiencia.

¿Te gustaría compartir algo con nosotros? Adelante.

Nos vemos.

Ver También: