Adormecimiento De Los Dedos: Causas, Diagnóstico Y Tratamiento

¿Qué Es El Adormecimiento De Los Dedos?

Los dedos son el segundo órgano más sensible de tu cuerpo y poseen una gran concentración de receptores térmicos, que son utilizados para una amplia variedad de funciones, incluyendo las de tipo sensorial.

Los dedos son grandes herramientas que nos ayudan en casi todas las actividades cotidianas como escribir, agarrar objetos y muchas otras cosas.

Y justamente por sus múltiples funciones, son susceptibles a sufrir lesiones y otros problemas, entre los cuales se encuentra el adormecimiento.

A pesar de que los accidentes en los dedos pueden producir adormecimiento, existen otras causas.

El adormecimiento puede causar hormigueo y ardor, lo cual puede afectarnos en nuestra capacidad para sostener objetos, hacernos sentir torpes o sin fuerza en las manos. Esta situación puede detectarse de forma ocasional o repetida.

Si los dedos se adormecen, puede ser por motivos que no están relacionados directamente con los dedos, lo cual veremos a continuación.

 

Causas Del Adormecimiento De Los Dedos

El adormecimiento de los dedos puede ocurrir si los nervios responsables de transmitir mensajes del cerebro hacia el cuerpo y viceversa, se comprimen, lesionan o irritan.

Algunas de las causas son:

Radiculopatía Cervical

A partir de la médula espinal, las raíces nerviosas se ramifican por todo el organismo, las que parten desde la región cervical se extienden hasta los brazos y las manos.

Los síntomas resultantes de la inflamación o compresión de dichos nervios se denominan radiculopatía cervical.

Esa situación puede causar que hombros, brazos, manos y dedos presenten dolor, pérdida de fuerza muscular, hormigueo y se sientan dormidos.

Síndrome Del Túnel Carpiano

Es una neuropatía periférica que se presenta como resultado de la compresión del nervio mediano, cuando pasa por un canal estrecho, localizado en el puño, llamado túnel carpiano.

Esta compresión es ocasionada por el aumento de las estructuras que pasan por el túnel o por su engrosamiento, y produce adormecimiento de varios dedos como índice, medio y pulgar.

Es un síndrome común en personas que realizan trabajo manual con movimientos repetitivos, pero también está asociado con alteraciones hormonales como la menopausia, lo cual explica su mayor frecuencia en mujeres entre los 35 y 60 años de edad.

Lee nuestra guía sobre los 7 ejercicios de muñeca para prevenir el síndrome del Túnel del Carpo

Enfermedad De Raynaud

Es una condición médica que produce la disminución del calibre de las pequeñas arterias de las extremidades del cuerpo, que se abren y cierran rápidamente, y afectan los dedos de las manos y los pies.

La disminución del flujo sanguíneo produce una alteración del color de los dedos, que se puede presentar en fases, que incluyen:

  • Sensación de frio.
  • Pérdida de fuerza.
  • Dolor latente.
  • Hormigueo.
  • Adormecimiento.

 Diabetes

Hormigueo, perdida de sensibilidad, dolor, sensación de quemazón, debilidad y adormecimiento de las extremidades, son algunos de los síntomas de la neuropatía diabética periférica, que también puede lesionar los nervios de las manos y los pies.

Además, las personas con diabetes pueden tener alteraciones circulatorias, que pueden ocasionar adormecimiento de los dedos.

Lee nuestra guía sobre la diabetes: Causas, síntomas, complicaciones y tratamiento

Compresión Del Nervio Cubital

El nervio cubital es uno de los tres principales nervios del brazo, que se puede comprimir en algún punto de su trayecto.

El principal síntoma de este padecimiento es que el dedo medio y el anular se adormecen, especialmente cuando el codo está doblado, produciéndose un dolor agudo en su parte interna.

En algunos casos puede dificultarse el movimiento de los dedos o manipular objetos y, algunas personas, despiertan en la noche con los dedos dormidos.

Artritis Reumatoide

Es una enfermedad autoinmune, crónica, grave y progresiva, que provoca diversos síntomas, que incluyen la inflamación de las articulaciones.

Las articulaciones afectadas producen inflamación, calor, limitación de la amplitud del movimiento, hormigueo, ardor y adormecimiento.

Otras causas, menos comunes, del adormecimiento de los dedos, son:

  • Fracturas en la mano o muñeca.
  • Síndrome de Guillain-Barré.
  • Virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH).
  • Sífilis.
  • Vasculitis.
  • Síndrome de Sjögren.
  • Quiste ganglionar.
  • Amiloidosis.
  • Enfermedad de Lyme.
  • Efectos secundarios a medicamentos, como quimioterapia.
  • Esclerosis múltiple.
  • Accidente cerebro vascular.
  • Deficiencia de vitamina B12.
  • Enfermedad de Hansen (lepra).

Lee nuestra guía sobre la los beneficios y efectos secundarios de la cúrcuma para la artritis reumatoide

¿Cuándo Debemos Ir Al Médico?

Una de las razones que pueden producir adormecimiento en manos y dedos es la mala circulación sanguínea. Si es una situación frecuente, es aconsejable ir al médico para que realice los exámenes correspondientes.

En principio, se debe acudir a un médico general, quien encaminará al paciente a un especialista, dependiendo de la causa que pueda sospechar que esté produciendo el adormecimiento de los dedos.

Si, por ejemplo, se constata que hay un problema con los latidos cardiacos, el paciente será remitido a un cardiólogo. Si la condición está relacionada con la circulación sanguínea, se remitirá a un angiólogo

Se ha relacionado el adormecimiento de los miembros con el inicio de un accidente cerebro vascular, lo cual es sumamente grave. Debes estar alerta y buscar ayuda médica inmediata, si presentaa algunos de los siguientes síntomas:

  • Dificultad para respirar.
  • Estado de confusión mental.
  • Mareos.
  • Adormecimiento de manos o dedos.
  • Problemas para hablar.
  • Debilidad generalizada y repentina.
  • Dolor de cabeza muy fuerte.

 

Diagnóstico Del Adormecimiento De Los Dedos

Como todo diagnóstico, lo primero que hará el médico, será estudiar la historia clínica del paciente, además de un riguroso examen físico del miembro afectado, incluyendo brazo, mano y dedos.

Son varias las evaluaciones que se pueden realizar, como la que corresponde a la función nerviosa, para lo cual el médico general enviará al paciente con un neurólogo o especialista en manos, como el ortopedista.

Entre los análisis clínicos para detectar las causas del adormecimiento de los dedos, están el perfil sanguíneo para verificar si hay deficiencia de vitamina B12 o artritis reumatoide.

Otra causa es el comprometimiento de los huesos, es decir, que algunos se hayan salido de su lugar y estén comprimiendo los nervios.

Para detectar este caso, se debe realizar una resonancia magnética, haciéndo énfasis en la porción ósea de cuello, brazos, muñecas, hombros y dedos.

Otras pruebas de imágenes que pueden ser recomendadas, son:

  • Tomografía computadorizada de la cabeza y la columna.
  • Ultrasonografía vascular y de los vasos del cuello, para determinar si hay riesgo de derrame.
  • Rayos X de la zona afectada.

También podrían realizarse:

  • Electromiografía y estudios de conducción nerviosa, para medir la respuesta de los músculos a la estimulación neurológica.
  • Punción lumbar, para descartar problemas en el Sistema Nervioso Central.
  • Examen de estimulación al frio, para verificar la enfermedad de Raynaud.

 

Tratamiento Del Adormecimiento De Los Dedos

Como hemos visto, el adormecimiento de los dedos puede tener diferentes causas, de manera que el tratamiento varía de acuerdo al diagnóstico.

Por lo tanto, solamente el especialista podrá indicar la medicación para cada caso, así como la dosis y duración del tratamiento.

Entre los medicamentos que podrían ser recomendados están los antinflamatorios no esteroideos o, en casos más graves, la aplicación de corticosteroides inyectados, para reducir la inflamación.

Por otra parte, se podría recomendar el uso de algún dispositivo, para la muñeca o el codo, que disminuya la probabilidad de que los nervios se compriman y causen adormecimiento.

Si hay lesión de los nervios, o problemas con los huesos que estén presionando al nervio, se puede proceder a la acción quirúrgica, la cual puede incluir:

  • Liberación del túnel cubital.
  • Transposición del nervio cubital.
  • Epicondilectomía medial.

Algunos tratamientos caseros para disminuir la inflamación, que se recomiendan para el descanso de la mano y la muñeca, son el reposo y la aplicación local de compresas heladas.

También se pueden realizar ejercicios de estiramiento de la mano y muñeca para disminuir las molestias, por ejemplo:

  • Estirar los dedos lo máximo que puedas, tratando de mantener la posición por lo menos 10 segundos.
  • Realizar movimiento de la mano en el sentido de las agujas del reloj, por lo menos diez veces, repitiendo en la dirección contraria, lo cual disminuye la tensión de los músculos.
  • Relajar los hombros con movimientos giratorios hacia atrás, repitiendo 5 veces, y luego hacia adelante.

Estos ejercicios se deben repetir varias veces al día.

 

 ¿Cómo Prevenir El Adormecimiento De Los Dedos?

Cuando se realizan movimientos repetitivos, se puede producir alguna lesión en los nervios, con el consecuente adormecimiento de los dedos. Sin embargo, puedes seguir estas medidas preventivas:

  • Estirar la musculatura para disminuir la tensión.
  • Adoptar una postura adecuada para usar dispositivos como el teclado, el ratón del computador o un instrumento musical.
  • Cuando realices una actividad con movimientos repetitivos, descansa cada media hora.
  • Puedes utilizar equipos, como muñequeras, para descansar la muñeca cuando usas el teclado.

 

Pronóstico

El adormecimiento de los dedos puede ser tratado con éxito, a menos que existan síntomas considerados como emergencia médica.

Los daños que ocasionan adormecimiento por uso excesivo, muchas veces pueden ser aliviados con reposo.

Dependiendo de las causas del adormecimiento, existen tratamientos específicos que pueden resolver el problema.

Si los síntomas del adormecimiento se tratan a tiempo, disminuye la probabilidad de que se hagan permanentes.

Haznos saber si tienes dudas o comentarios.

Nos vemos pronto.

 

Ver También: