¿Cómo preparar el té de diente de león para adelgazar? +3 recetas

En artículos anteriores hemos hablado de la capacidad del diente de león para lidiar con enfermedades graves como la diabetes, reducir el colesterol y los triglicéridos, desintoxicar el hígado y muchos otros beneficios.

Pero esta vez hablaremos de las propiedades del té de diente de león como una alternativa para los que quieren perder esos kilitos de más.

Lee nuestra guía sobre el te de diente de león: Para qué sirve, beneficios, efectos secundarios (+ recetas)

1. Té De Diente De León Con Arándanos

Ingredientes

– 2 tazas de té de diente de león, alrededor de 4 bolsas, enfriadas a temperatura ambiente.
– ½ taza de jugo de arándanos.
– Jugo exprimido de tres limones.
– 4 tazas de agua filtrada.

El té de diente de león con arándanos puede ayudarte a perder unos cuantos kilos de agua bastante rápido. Es un truco excelente para cuando te sientas abombado o flácido, dependiendo de tu última dieta.

Puedes ver sus resultados en 24 horas, gracias a su efecto diurético.

Hay recetas que puedes conseguir en internet, pero muchas están cargadas de ingredientes basura y mucha azúcar, así que lo mejor es que te mantengas apegado a la receta que te daremos a continuación.

La hoja de diente de león tiene las siguientes propiedades:

  • Es un diurético natural que estimula la excreción de agua y de sales de nuestro cuerpo y nuestros riñones.
  • Está cargado de minerales como potasio, hierro y calcio.
  • Tiene una reputación histórica que lo convierte en un tónico excelente para depurar el hígado y la sangre.
  • Ha demostrado ser una excelente forma de regular el sistema gastrointestinal.
  • Es una buena cura para la anemia y tratar el acné.
  • Ayuda a bajar los niveles de colesterol en la sangre y reducir la presión sanguínea, eliminando los gases y la indigestión causada por los ácidos estomacales.
  • Simultáneamente, ayuda a perder peso y combate el desarrollo de ciertos tumores cancerígenos.

El jugo de arándanos también es diurético, acelera el metabolismo y tiene un alto contenido de vitamina C.

Puedes preparar esta bebida en una tetera metálica.

Usa cuatro bolsas de té de diente de león y déjalos remojar en agua caliente al menos una hora, para asegurarnos de que esté bastante fuerte.

No es necesario que sea dulce, con el jugo de arándanos puedes conseguir un rico sabor dulzón. Puedes usar media taza de jugo de arándanos o una taza completa, según tus gustos.

Hay recetas que aconsejan usar miel o Stevia, pero ya sería demasiado. Si con los arándanos no es suficiente, intenta con unas gotitas de miel hasta que el sabor te agrade.

Añádele agua a tu mezcla de té con arándanos y jugo de limón, mezcla todo y estará listo para servir.

Si dejas que tus limones reposen a temperatura ambiente y los presionas rodándolos con la palma de tus manos, podrás extraer más jugo.

Recuerda que el jugo de limón es desintoxicante. Si empiezas a sentirte mal, con dolores o sientes que te estás fatigando sin razón, recuerda que tu cuerpo está en modo desintoxicación. Baja la dosis del té hasta que los síntomas disminuyan.

Si te gusta que tu cuerpo esté pasando por esta desintoxicación, sigue bebiendo el té y toma un baño con sales para disminuir algunos síntomas y bajar esa sensación desagradable.

Caminar y hacer ejercicio es una buena opción para ayudar a tu organismo a deshacerse de las toxinas más rápidamente.

Lee nuestra guía sobre las 10 sorprendentes beneficios para la salud de los arándanos que desconocías

2. Té De Diente De León Tostado

Muchas personas aman el café y no conciben sacarlo de su dieta, pero tal vez no saben que la raíz de diente de león es un excelente substituto.

El diente de león es una de las plantas que primero florecen en la primavera y que permanecen en la tierra todo el verano, lo que la convierte en una de las plantas más sencillas de cultivar y usar.

Un dato interesante es que en idioma persa, el diente de león se conoce como el pequeño cartero, ya que se cree que cuando aparece es para traer buenas noticias.

El té de raíz de diente de león tostada es cremoso y delicioso, creemos que cuando lo pruebes considerarás compartirlo con tus seres queridos.

Para esta receta, usaremos la raíz de diente de león, conocida por sus propiedades para ayudar las hormonas y a desintoxicar el organismo.

Tiene propiedades antinflamatorias, debido a la presencia de taraxesteroles y es rica en minerales y compuestos nutritivos como los carotenos.

Puedes comprar la raíz de diente de león en tu mercado de confianza, o usar raíces que hayas obtenido de zonas donde crezca el diente de león, que no hayan sido rociadas con pesticidas ni herbicidas.

Necesitarás lavarlas, cortarlas y secarlas. Es recomendable usar un deshidratador a 95º Fahrenheit por un lapso de 12 horas, aunque también puedes colocarlas en una toalla en un lugar seco y frío hasta que las raíces se vean quebradizas.

Para tostar la raíz de diente de león, debes hacer colocar algunas raíces secas en un sartén a fuego medio alto y saltearlas hasta que se vean color marrón y emitan su olor particular.

Por alguna razón, el té de diente de león tostado recuerda al café y por eso se le llama café de diente de león.

Es difícil explicarte la conexión entre ambas bebidas, pero cuando lo pruebes lo entenderás.

Ingredientes

  • 2 cucharadas y media de raíces secas de diente de león.
  • 2 tazas de agua.
  • 1 o 2 cucharadas de mantequilla o crema al gusto.

Otros ingredientes opcionales:

  • 1 palito de canela o media cucharada de jengibre seco o una cucharada de jengibre fresco recién cortado.
  • Extracto de vainilla al gusto.

Instrucciones

Coloca una olla mediana a fuego medio y deja las raíces secas de diente de león al fondo. Tuesta las raíces hasta que emitan su fragancia por la cocción y empiecen a tornarse de color marrón dorado. Añade el agua y los ingredientes opcionales para darle sabor.

Cuando el agua hierva, reduce el fuego y deja que repose de 30 a 45 minutos. Cuela la bebida y sírvela.

Un poco de sirope de maple y una cucharada de mantequilla son una buena opción.

Su sabor con crema y un poco de extracto de vainilla también es delicioso.

Lee nuestra guía sobre las 7 formas en las que el té de diente de león puede ser bueno para ti

3. Té De Flor De Diente De León

  1. Recoge algunos puños de flores de diente de león.
  2. Lávalas en un colador para eliminar cualquier suciedad o pequeños insectos que pueda tener.
  3. Extrae todos los pétalos de la base de la flor y colócalos en un tazón. El resto de la flor no lo vas a utilizar para esta receta.
  4. Coloca un puñado de los pétalos de la flor por cada taza de té en una tetera.
  5. Vierte agua hirviendo en la tetera hasta que se llene y deja que el té repose alrededor de 3 minutos.
  6. Sirve el té con miel al gusto.

Para hacer té de diente de león con las hojas de la planta, sigue estos pasos:

  1. Colecta puñados de hojas de diente de león. Escoge las hojas más jóvenes y pequeñas en la medida de lo posible.
  2. Enjuaga las hojas en agua del grifo.
  3. Sécalas palmeándolas un poco con una toalla de papel.
  4. Estira las hojas en una bandeja y deja que se sequen en una habitación caliente o exponiéndolas al viento, volteándolas cada cierto tiempo.
  5. Guarda las hojas en un envase de vidrio que no esté expuesto a la luz directa del sol.
  6. Añade una cucharada de hojas secas de diente de león a la tetera por cada taza de té que vayas a hacer.
  7. Puedes añadir hojas de menta si lo deseas.
  8. Vierte agua hirviendo en la tetera y deja que el té repose por 5 minutos.
  9. Sirve el té con una rodaja de limón o de naranja.

¿Has probado el diente de león? ¿Conoces otras recetas?

Comparte con nosotros tus experiencias.

Saludos.

 

Ver También: