Beneficios de la raíz del diente de león y sus hojas: la comparativa definitiva

El diente de león es una planta con varias reputaciones. Es conocida en la cultura popular como capaz de otorgarnos deseos y, al mismo tiempo, es considerada una hierba indeseable en la práctica de la jardinería.

Sin embargo, ¿sabías que tanto la raíz del diente de león como sus hojas están cargados de una vasta variedad de nutrientes y beneficios para tu salud?

Además de ser rica en muchas vitaminas y minerales, el diente de león también es fácil de conseguir, fácil de añadir a tu dieta con un sabor particularmente delicioso.

¿Qué es el Diente de León?

El diente de león, conocido en el mundo científico con el nombre de Taraxacum officinale, es un tipo de planta floreciente que proviene de Europa, Asia y América del Norte.

Es un miembro de la familia de las margaritas, por lo tanto está relacionada con las dalias, los girasoles, la lechuga, las alcachofas, los cardos y la ambrosía.

Esta planta tiene una baja cantidad de calorías pero tiene un alto contenido de fibras, al igual que de vitamina K, vitamina A y vitamina C.

Los dientes de león suelen producir muchas pequeñas flores amarillas llamadas cogollos, que entre todas suelen formar una sola flor. Una vez que ha terminado de florecer, la flor se seca y los cogollos se desprenden formando semillas.

Las semillas se dispersan cuando el viento las sopla, o cuando alguien pide un deseo y las sopla.

A pesar de que el diente de león suele ser visto como una hierba intrusa y molesta, puede ser muy beneficiosa tanto para tu cocina como para tu gabinete de las medicinas.

Tanto la raíz como las hojas están llenas de propiedades que benefician nuestra salud y pueden usarse para todo, desde té de diente de león hasta ensaladas muy nutritivas.

Lee nuestra guía sobre el té de diente de león: Para qué sirve, beneficios, efectos secundarios (+ Recetas)

¿Qué es mejor La Raíz de Diente de León O las Hojas?

Tanto la raíz como las hojas vienen cargadas de nutrientes, y ambos suelen usarse como remedios naturales e ingredientes versátiles.

Las hojas del diente de león pueden comerse al vapor, salteadas o incluso crudas. Tienen un sabor terroso y agrio que puede ser el complemento perfecto para una gran variedad de platos de cocina.

La raíz de diente de león, por otra parte, suele molerse y tostarse para ser utilizada como un sustituto del café o para añadirse cruda a ciertos tés herbales.

A pesar de que se usan de forma diferente, ambas tienen una amplia gama de propiedades positivas para el cuerpo.

Tanto la raíz como las hojas de esta planta han demostrado tener unos beneficios para la salud bastante impresionantes e incluso puede que sean de gran ayuda para detener el avance del cáncer, reducir el colesterol en la sangre y ayudarte a bajar de peso.

Las Propiedades de la Raíz de Diente de León

1. Puede Destruir las Células Cancerígenas

Varios estudios muestran que la raíz de diente de león puede ser de gran ayuda en la prevención y el tratamiento del cáncer.

Un estudio realizado en el 2011 por la Universidad de Windsor en Canadá, se dedicó a contrarrestar células cancerígenas de la piel con extracto de diente de león.

Los investigadores descubrieron que en tan solo 48 horas de tratamiento, el extracto ya había empezado a destruir las células cancerígenas. (1)

Otro estudio publicado en Oncotarget demostró que el extracto de raíz de diente de león tenía la capacidad de matar el 95 % de las células cancerígenas del colón en tan solo dos días. (2)

Otros estudios han demostrado que la raíz de diente de león puede ayudar en el tratamiento de la leucemia, del cáncer de páncreas, el cáncer de mama y el de próstata. (3, 4, 5)

2. Reduce el Colesterol

El colesterol alto es una de las causas más comunes de las enfermedades en las arterias coronarias del corazón.

Esta sustancia grasosa puede acumularse en los vasos sanguíneos, ocasionando que las arterias se endurezcan y encojan, lo cual hace más complicado el flujo de la sangre a través de ellas.

Cambiar tu dieta es una de las formas más sencillas de evitar sufrir de colesterol alto.

Esto, en combinación con reducir el consumo de alimentos altamente procesados y cambiarlos por aquellos que sean más sanos (frutas y vegetales), puede ayudar a bajar el colesterol.

La raíz de diente de león ha demostrado tener la capacidad de reducir los niveles de colesterol en la sangre. En un estudio realizado con conejos, estos fueron alimentados con una dieta alta en colesteroles y luego recibieron dosis de raíz de diente de león.

El diente de león produjo una reducción en el total de colesteroles de los conejos, al igual que de sus triglicéridos y su colesterol malo, generando al mismo tiempo un incremento en el colesterol bueno (HDL). (6)

Cuando se combina con una actividad física frecuente y una dieta saludable, comer una porción de raíz de diente de león puede ayudar a mantener tu corazón saludable y protegido contra las enfermedades.

Lee nuestra guía sobre el colesterol bueno y el malo: ¿Cuál es la diferencia?

3. Es Rica en Antioxidantes

Los radicales libres son compuestos que se forman en tu cuerpo como consecuencia del estrés, la polución y las dietas poco saludables. Con el tiempo, la acumulación de radicales en el cuerpo puede producir daños en nuestras células, al igual que enfermedades graves.

Los antioxidantes son compuestos que pueden ayudar a neutralizar los radicales libres y han demostrado ser capaces de reducir el riesgo de enfermedades del corazón y cáncer. (7)

Los estudios demuestran que la raíz del diente de león es especialmente rica en antioxidantes, lo cual puede ser una de las razones de sus muchos beneficios potentes para la salud.

Lee nuestra guía sobre los 5 mejores antioxidantes naturales

4. Promueve la Salud del Hígado

El hígado es esencial en muchos aspectos de nuestra salud, es el órgano encargado de filtrar las toxinas de nuestro cuerpo y metabolizar las sustancias y los medicamentos. La raíz de diente de león es beneficiosa para tu hígado, ayuda a protegerlo y a mantenerlo funcionando de forma eficiente.

Un estudio realizado por el Departamento de Alimentación y Nutrición de la Universidad Nacional de Chonnam, en la República de Corea, demostró que el extracto de raíz de diente de león es capaz de prevenir los daños causados al hígado por intoxicaciones alcohólicas, tanto en células del hígado como en ratones. (8)

Estos efectos protectores se deben probablemente a la gran cantidad de antioxidantes que se encuentran en la raíz del diente de león, así como también su habilidad para prevenir los daños causados por los radicales libres.

Lee nuestra guía sobre las 16 señales de que tienes problemas de hígado

5. Combate las Bacterias

Además de muchos de sus otros beneficios para la salud, la raíz del diente de león también posee propiedades antimicrobianas que pueden ayudar a detener el crecimiento de bacterias perjudiciales para la salud y causantes de enfermedades.

Un estudio publicado publicado en Phytotherapy Research realizado en Irlanda demostró que la raíz de diente de león era particularmente efectiva contra ciertos tipos de bacteria que son responsables de las infecciones por estafilococos y bacterias halladas en la comida. (9)

A pesar de que más investigaciones son necesarias, la raíz de diente de león puede ser un remedio natural de gran ayuda para combatir las infecciones bacterianas.

Beneficios de las Hojas de Diente de León

1. Estimulan la Salud de Nuestros Ojos

Las hojas de diente de león están altamente cargadas con vitamina A, cumpliendo una cuota del 112 % de los requerimientos diarios de esta en cada taza.

La vitamina A es un nutriente muy importante cuando se trata de la salud ocular. De hecho, la deficiencia de vitamina A puede producir la pérdida de la visión en algunos casos.

Una investigación publicada en el Journal of the American Medical Association estudió a 5836 adultos mayores y demostró que una ingesta alta de vitamina A tenía un efecto directo en la disminución del riesgo de padecer degeneración macular producto de la edad.

Esta es una enfermedad capaz de producir la pérdida de la visión. (10)

Ingerir hojas de diente de león junto a otras frutas y vegetales ricas en vitamina A puede ayudar a mantener tus ojos saludables y estimular una mejora en nuestra visión.

2. Disminuye Nuestro Peso de Agua

Si tu meta es reducir la inflamación y la retención de líquidos en el cuerpo, las hojas de diente de león pueden ser la ayuda que buscas.

Gracias a sus capacidades diuréticas naturales, estas hojas pueden incrementar la producción de orina, evitando que el agua se acumule en el cuerpo.

Un estudio realizado por el Departamento de Medicina Herbal en el instituto Tai Sophia en Maryland, demostró que consumir extracto de hojas de diente de león tiene la capacidad de aumentar la frecuencia de las micciones urinarias.

Ese fue el efecto producido en los 17 participantes del estudio. (11)

Además de estimular la pérdida del peso de agua, las propiedades diuréticas de las hojas de diente de león también pueden ayudar al hígado a eliminar las toxinas de forma más eficiente, al igual que prevenir las infecciones del tracto urinario.

3. Ayuda en la Pérdida de Peso

Las hojas de diente de león son extremadamente bajas en calorías, tan solo tienen 25  por cada taza. Además también contienen una buena cantidad de fibras, las cuales producen en el cuerpo sensación de llenura, evitando que comas fuera de horas.

Agregar unas pocas porciones de hojas de diente de león en tu dieta puede ayudarte a reducir el hambre y estimular la saciedad, dos cualidades capaces de ayudarte a bajar de peso.

Un estudio también encontró que las hojas de diente de león pueden inhibir la absorción de grasas de forma similar a algunos medicamentos diseñados para perder peso. Estos evitan el funcionamiento de una enzima del páncreas llamada lipasa.

Esta encima se encarga de descomponer las moléculas de grasa en el cuerpo. En este estudio, el extracto de diente de león disminuyó la actividad de la enzima lipasa en un 86 por ciento, estimulando una mayor excreción de las grasas. (12)

Si combinas las hojas de diente de león con una rutina regular de ejercicios y una dieta nutritiva, puedes optimizar el proceso de perder peso y alcanzar tu peso ideal de forma rápida.

Lee nuestra guía sobre la diferencia entre perder peso y quemar grasa

4. Disminuye los Triglicéridos

Además de ayudar con la pérdida de peso e inhibir la actividad de la lipasa en el páncreas, las hojas de diente de león también pueden reducir los niveles de triglicéridos.

Los triglicéridos son un tipo de grasa que se encuentra en tu torrente sanguíneo. Tener triglicéridos altos en la sangre es uno de los factores de riesgo más grandes para el padecimiento de enfermedades del corazón.

Las hojas de diente de león han demostrado poder reducir la actuación de la lipasa, encima que también está asociada a los triglicéridos por su función de descomponerlos en ácidos grasos.

Esto produce una excreción mayor de triglicérido,s lo cual disminuye los niveles de estos en la sangre.

5. Protege Nuestro Hígado

Muy similar a la raíz de diente de diente de león, las hojas de esta planta también han demostrado tener fuertes propiedades capaces de proteger nuestro hígado.

Un estudio del 2010 realizado en animales demostró que el extracto de estas hojas es capaz de prevenir el daño oxidativo y reducir tanto la inflamación como el daño producido en el hígado de ratas con la enfermedad de Sprague-Dawley. (13)

También existe cada vez más evidencia que sugiere que comer comidas altas en antioxidantes, como el diente de león, puede ayudar a reducir los daños que producen los radicales libres en el cuerpo y prevenir las enfermedades del hígado.

Datos Nutricionales del Diente de León

El diente de león es rico en muchos nutrientes y además es muy bajo en calorías. Contiene una buena cantidad de fibras, al igual que de vitamina K, vitamina A y vitamina C.

Una taza de hojas de diente de león cortadas (55 gramos) contiene aproximadamente:

– 24,7 calorías
– 5,1 gramos de carbohidratos
– 1,5 gramos de proteínas
– 0,4 gramos de grasa
– 1,9 gramos de fibra
– 428 microgramos de vitamina K (535 % del valor diario)
– 5,588 IU de vitamina A (112 % del valor diario)
– 19,3 miligramos de vitamina C (32 % del valor diario)
– 103 miligramos de calcio (10 % del valor diario)
– 1,7 miligramos de hierro (9 % del valor diario)
– 1,9 miligramos de vitamina E (9 % del valor diario)
– 0,2 miligramos de manganeso (9 % del valor diario)

Las hojas de diente de león también contienen una pequeña cantidad de tiamina, riboflavina, niacina, vitamina B6, magnesio, fósforo, potasio, zinc y cobre.

¿Cómo Encontrar Raíz de Diente de León y Hojas de Diente de León?

Se pueden encontrar tanto en los jardines como en los supermercados y tiendas de verduras.

A pesar de que es seguro tomar y usar los dientes de león de tu propio jardín, debes asegurarte de evitar zonas en las que se hayan rociado pesticidas y herbicidas. Siempre asegúrate de lavar bien los dientes de león.

Las plantas con menos tiempo suelen ser menos amargas y más suaves. Las hojas de estas plantas pueden prepararse a modo de ensalada de hojas de diente de león o pueden saltearse a modo de acompañante para algún plato.

También puedes escarbar un poco más y usar la raíz del diente de león, asegurándote de sacar todos los tallos a los que pueda estar conectada.

Lava la raíz muy bien, asegurándote de remover toda la tierra y úsala para preparar un té delicioso o como un calmante sustituto para el café.

Las píldoras de raíz de diente de león y el extracto líquido de esta también se pueden encontrar en muchas farmacias y tiendas especializadas en la salud.

Si consideras tomar suplementos de esta planta, asegúrate de optar por la marca de mejor reputación y con menor cantidad de ingredientes añadidos y relleno.

¿Cómo Usar el Diente de León?

Puedes usar tanto las hojas como la raíz del diente de león para una gran variedad de recetas que van desde salsas hasta sopas y mucho más.

El diente de león es bueno para servirse salteado o al vapor, al igual que también puede añadirse a un guisado, a una tarta o a un pan de maíz. También puede servirse crudo para dar un sabor más amargo a las ensaladas.

Por otro lado, la raíz de diente de león puede dejarse en remojo para hacer un té herbal de diente de león o tostarse y usarse como sustituto del café.

La Historia del Diente de León

Esta planta tiene una larga y rica historia en el uso medicinal. Los orígenes del diente de león como remedio natural pueden rastrearse hasta el año 659 A.C en la antigua china.

También fue usado en las culturas árabes, galesas y europeas, solía comerse crudo o como un tónico. Los usos tradicionales del diente de león iban desde mejorar la digestión hasta sanar el hígado.

Algunas tribus de nativos americanos solían masticar la raíz de esta planta para aliviar el dolor mientras que otras tribus preparaban las hojas con vapor y la aplicaban de forma directa para aliviar la inflamación de la garganta.

Hoy en día el diente de león sigue siendo usado como un remedio natural par a muchos malestares.

Sin embargo, también se ha convertido en un ingrediente favorito en muchas cocinas alrededor del mundo debido a su riqueza en nutrientes, sus beneficios para la salud y su delicioso sabor.

Advertencias y Efectos Secundarios

El diente de león puede causar reacciones alérgicas en algunas personas cuando es utilizado directamente sobre la piel.

Si sufres de sensibilidad a otras plantas de la misma familia (como la manzanilla, la ambrosía, las margaritas o el cardo) es probable que también seas sensible al diente de león.

Si sufres de síntomas como inflamación, comezón o enrojecimiento, debes interrumpir su uso inmediatamente y hablar con un doctor.

El diente de león tiene un alto contenido de vitamina K, la cual influye directamente en la coagulación de la sangre.

Si estás tomando medicamentos anticoagulantes, debes mantener una ingesta controlada de vitamina K para evitar que interfiera con tu medicación.

Debido a que el diente de león actúa como un diurético natural, puede que afecte la excreción de litio del cuerpo y puede ocasionar un aumento en los niveles de litio.

Asesórate con tu doctor si estás tomando litio actualmente para determinar si el diente de león es apropiado para ti.

También puede que sus efectos en tu organismo disminuyan la absorción y la efectividad de ciertos antibióticos.

De resto, en general, los efectos secundarios de las hojas y la raíz de diente de león son mínimos, por lo que esta planta puede ser una adición saludable y segura para tu alimentación.

 

Ver También:

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here