Cómo Tomar Los Signos Vitales De Forma Correcta

¿Qué Son Los Signos Vitales?

Los signos vitales son indicadores de las funciones vitales y pueden orientar el diagnóstico inicial y la evolución del cuadro clínico de un paciente.

Dichos signos se miden para establecer los patrones básicos, observar tendencias, identificar problemas fisiológicos y monitorear la respuesta de un paciente a su tratamiento.

Normalmente, en los centros de atención médica, el control de los signos vitales se lleva a cabo dentro de la rutina de trabajo de las enfermeras y los asistentes de enfermería.

En el presente artículo haremos énfasis en los siguientes temas:

  • Calificación del dolor de un paciente.
  • Control de la temperatura corporal.
  • Evaluación de la saturación de oxígeno.
  • Medición del ritmo cardiaco.
  • Conteo de las respiraciones.
  • Toma de presión arterial manual.

Lee nuestra guía sobre los signos vitales: Qué son, cuáles son y sus valores normales

1. Cómo Medir El Dolor De Un Paciente

El dolor es referido como una percepción particular de cada paciente, por lo que debe ser analizado individualmente en lo que se refiere a localización, tipo, intensidad y frecuencia.

Para calificar el dolor han sido creadas escalas numéricas para que el paciente pueda describir su intensidad.

Se le pide al paciente que asigne un número del 0 al 10, donde el cero quiere decir que no hay dolor y diez es el dolor más intenso. Esto se hace al comienzo del control de los signos vitales.

En caso de haber dolor, el paciente debe indicar la ubicación del mismo.

 

2. Cómo Medir La Temperatura Corporal

Hay diferentes formas para medir la temperatura, dependiendo del lugar donde se realice:

  • Oral, en la boca.
  • Axilar, en la axila.
  • Temporal, en la frente.
  • Rectal, en el recto.
  • Timpánica, en el oído.

La temperatura normal en pacientes adultos está entre los 36,1 y 37,2 ºC (97 y 99 ºF).

Es importante considerar lo siguiente:

  • Cuando la medición se hace en la axila y en la frente, la lectura será de un grado menor que la medida oral.
  • Si se hace vía rectal o timpánica, será de un grado mayor a la oral.

Lee nuestra guía sobre las causas de la temperatura corporal baja y sus síntomas

3. Evaluación De La Saturación De Oxígeno

El nivel de oxígeno en la sangre o saturación de oxígeno, es un procedimiento sencillo y no invasivo.

Para dicha evaluación se utiliza un monitor de saturación de oxígeno, el cual se coloca en la base de la uña de un dedo.

La saturación de oxígeno siempre debe estar por encima del 95 %, no obstante puede ser menor si se tiene alguna enfermedad respiratoria o alguna cardiopatía congénita.

 

4. Cómo Medir La Frecuencia Cardiaca

La frecuencia o ritmo cardiaco es el índice que mide el número de contracciones de nuestro corazón, es decir, la cantidad de veces que late por minuto.

La frecuencia cardiaca se puede medir colocando el dedo índice y el dedo medio estirados sobre la parte interna del puño o muñeca, inmediatamente debajo de la base del pulgar. Esta medida en el pulso se llama radial.

Luego se presiona firmemente hasta sentir el pulso y se procede a contar los latidos por 10 segundos y se multiplica por 6 (también puede ser durante 30 segundos y multiplicar por 2). El resultado es el número de latidos por minuto.

En un adulto sano la frecuencia cardiaca normal debe estar entre 60 y 100 latidos/min.

La frecuencia cardiaca puede ser medida en diversas ubicaciones como:

  • Carotidea, a un lado del cuello.
  • Braquial, detrás del codo.
  • Axilar, en la axila.
  • Femoral, pliegue de la ingle.
  • Pedio, dorso del pie.
  • Poplítea, cara posterior de las rodillas.

 

5. Cómo Medir la Frecuencia Respiratoria

La respiración es el intercambio de gases de los pulmones con el medio exterior y tiene como objetivo la absorción de oxígeno (inspiración) y la eliminación de gas carbónico (espiración).

Una respiración incluye una inspiración y una espiración. Si la respiración es regular, se deben contar durante 30 segundos y luego multiplicar por 2. Si es irregular, se deben contar durante 1 minuto.

Es importante que el paciente no sepa que se le está evaluando, puesto que podría alterar la frecuencia y profundidad de la respiración al sentirse observado.

Por lo tanto, lo ideal es evaluar la respiración inmediatamente después de determinar el pulso, dejando la mano posicionada en la muñeca del paciente, mientras se observan los movimientos inspiratorios y espiratorios.

Después de esto, se le podrá informar al paciente que se le contaron sus respiraciones.

Para un adulto su frecuencia respiratoria normal está ente 12 y 20 respiraciones/minuto.

La frecuencia respiratoria normal puede variar dependiendo de la edad:

  • Recién nacido: 34 a 40 respiraciones/minuto.
  • Bebé (6 meses): 30 a 50 respiraciones/minuto.
  • Niño comenzando a caminar (2 años): 24 a 32 respiraciones/minuto.
  • Niño: 20 a 30 respiraciones/minuto.
  • Adolescente: 16 a 20 respiraciones/minuto.
  • Adulto: 12 a 20 respiraciones/minuto.

 

6. Cómo Tomar la Presión Arterial de Forma Manual

Existen algunas normas internacionales que indican algunas medidas a ser consideradas antes de tomar la presión arterial:

  • El paciente no debe hacer ningún esfuerzo físico, fumar o ingerir cafeína durante los 30 minutos anteriores a la toma de la presión.
  • No se debe medir la presión si el paciente tiene deseos de orinar.
  • El paciente debe estar sentado y calmado por lo menos 5 minutos antes de la medición.

Es importante que conozcamos como está formado un tensiómetro o esfigmomanómetro (aparato para medir la tensión arterial), el cual consta de las siguientes partes:

  • Brazalete o manguito con una cámara inflable.
  • Manómetro graduado (medidor de presión).
  • Pera de goma.
  • Tubo que conecta el manómetro con la pera de goma.
  • Válvula de control de salida de aire.

Para realizar la medición de la presión arterial de forma manual, se deben seguir los siguientes pasos:

  • El paciente debe estar sentado con ambos pies tocando el piso y con la espalda recta, apoyada en la silla.
  • El brazo donde se hará la medida deberá estar estirado, apoyado en una mesa, más o menos a la misma altura del corazón.
  • El brazalete se debe colocar alrededor del brazo (de preferencia el izquierdo), cerca de 2 cm encima del codo.
  • Se debe palpar la arteria braquial y colocar el diafragma del estetoscopio encima de la misma, debajo del manguito.
  • Con el estetoscopio en el oído, se comienza a inflar el brazalete con la pera de goma.
  • A partir de determinado momento, se comenzará a escuchar la pulsación de la arteria, se debe entonces continuar inflando hasta que el sonido desaparezca.
  • En ese punto se debe comenzar a desinflar el manguito, abriendo la válvula de liberación de aire de forma muy lenta.
  • Cuando el sonido del pulso reaparezca, se debe observar el valor del manómetro, esa será la presión sistólica o máxima.
  • Se continúa desinflando y cuando el sonido del pulso desaparezca, el valor observado en el manómetro será la presión diastólica o mínima.

Lee nuestra guía sobre cómo medir la presión arterial de forma correcta: Tips y más cosas

La presión sanguínea debería ser tomada hasta 2 veces para un resultado más preciso, pero se debe esperar como mínimo 5 minutos entre dichas medidas, para garantizar que el flujo sanguíneo del brazo se haya restablecido.

La lectura ideal en un paciente sano es de 120/80.

Por favor, difunde esta valiosa información.

Nos vemos.

 

Ver También: