Cuerpos cetónicos en la orina: qué significa

 

El cuerpo necesita energía para emprender las actividades ordinarias del día, fuerza obtenida a través de los carbohidratos y la glucosa.

Si esta última no es suficiente o si por alguna enfermedad la glucosa no puede entrar a las células para producir energía, el organismo estará obligado a hallar una fuente de ella.

Una de esas fuentes son los depósitos de grasa en el cuerpo. Los ácidos grasos son fragmentados en las células hepáticas, resultando los cuerpos cetónicos, cetonas o cetoácidos.

Los cuerpos cetónicos son producidos normalmente por el organismo mediante el metabolismo de los ácidos grasos. En condiciones habituales, estos son metabolizados por completo.

Hay un aumento de los cuerpos cetónicos en sangre y en la orina cuando el organismo emplea los ácidos grasos para producir energía. Estos son acetoacetato, beta-hidroxibutirato y acetona.

A continuación repasaremos sobre la presencia de cuerpos cetónicos en orina conocida como, cetonuria. 

Lee nuestra guía sobre las contraindicaciones de la dieta cetogénica y lo que nunca debes hacer

¿Cómo revisar cuerpos cetónicos en la orina?

El mercado ofrece tiras reactivas que miden los niveles de varios elementos que componen la orina y con los que se identifican la presencia anormalidades y alguna enfermedad.

Su uso es sencillo. Se orinará dentro de un frasco limpio o esterilizado para prevenir falsos positivos. Se introducirá y se sacará la tira reactiva bien mojada en orine. Minutos después se comparará el resultado de la prueba con una tabla de colores adaptada al contenedor de las tiras reactivas.

Un buen uso del producto será determinado por seguir las instrucciones de cada marca y leer correctamente los resultados.

¿Cómo interpretar los resultados?

El cuerpo excreta normalmente entre 3 y 15 miligramos de cuerpos cetónicos por medio de la orina.

Los siguientes son los valores a evaluar.

Leve: menos de 20 mg/dL.

Moderada: de 30 a 40 mg/dL.

Alta: más de 80 mg/dL.

Una cantidad anormal de cuerpos cetónicos en la orina advierte que se podría tener diabetes mal controlada, cetoacidosis diabética, vómito prolongado, rápida pérdida de peso, embarazo, lactancia, hipertiroidismo, anestesia con éter, fiebre, alcalosis y disminución de la ingesta de hidratos de carbono.

Se suman las siguientes condiciones:

  • Algún envenenamiento como con isopropanol.
  • Anorexia nerviosa, bulimia nerviosa o alcoholismo.
  • Ejercicio extenuante realizado en forma frecuente.
  • Inanición que comprende no haber comido en 12 a 18 horas.

Algunas condiciones de salud favorecen a resultados positivos pero incorrectos de cuerpos cetónicos; los conocidos, falsos positivos. Estas condiciones o casos son algunos medicamentos como fenazopiridina, ácido valproico, vitamina C y levodopa y la deshidratación.

Los falsos positivos ocurren porque la mayoría de las tiras reactivas solo detectan el acetoacetato y no el beta-hidroxibutirato, que es el cuerpo cetónico predominante en los casos de cetoacidosis.

Los niveles de cetonas disminuyen mientras mejora la cetoacidosis. Entonces es cuando la prueba se hace positiva al acetoacetato.

Casos especiales de cetonuria

 

Diabetes mellitus: la diabetes es una enfermedad metabólica en la que hay aumento de la glucosa en sangre por deficiencia de insulina. Esta insuficiencia también produce cetoacidosis.

La carencia de insulina aumenta la liberación de ácidos grasos de las reservas del cuerpo para producir energía. Estos son transportados hacia el hígado donde las grasas se fragmentan en cuerpos cetónicos mediante la lipólisis. Estos cuerpos son liberados hacia el resto de las células del organismo donde producen energía.

El exceso de producción de cuerpos cetónicos rebasa la capacidad de eliminación, acumulándose en el organismo y creando una condición grave, la cetoacidosis diabética. La cetona beta-hidroxibutirato es aproximadamente el 75 % de los cuerpos cetónicos.

Los síntomas de la cetoacidosis diabética son boca seca, deshidratación, polidipsia, poliuria y polifagia, niveles de azúcar a más de 250mg/dl, aliento dulce con olor a frutas, fatiga, náusea, vómito, confusión, pérdida de la conciencia y un estado de coma potencialmente mortal. 

Dieta cetogénica: la dieta cetogénica es consecuencia de una cetoacidosis psicológica. Los niveles de cetonas que se alcanzan con este tipo de dietas están mucho más bajos que en una cetoacidosis diabética.

Precauciones

Los diabéticos tendrán cuidados especiales.

Será necesario conocer qué alimentos elevan los niveles de glucosa y evitarlos. La alimentación será lo más natural posible.

Mantener un peso adecuado favorecerá a la protección ante todas las complicaciones de la diabetes.

Se mantendrá la glucosa en sangre en niveles normales. Para ello se revisará diariamente en casa, se seguirá el tratamiento sin saltar dosis y se asistirá a un chequeo médico con cualquier tendencia a tener niveles elevados.

Será necesario monitorear los niveles de cuerpos cetónicos con tiras reactivas específicas para la orina. Además, será importante si se tienen las siguientes condiciones:

Durante el embarazo de mujeres diabéticas o en diabetes gestacional.

Cuando los niveles son mayores de 250 mg/dL.

Con sospechas o se tiene cetoacidosis diabética.

Se acudirá al médico de inmediato si los niveles de cetonas en orina son superiores de 40 mg/dL y en sangre mayor de 3 mmol/L. También si se inicia o algún conocido tiene síntomas de cetoacidosis.

Si te gustó este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales, para que también conozcan lo que se debe saber sobre los cuerpos cetónicos.

 

Ver También: