Foliculitis: Causas, Síntomas, Tratamiento Y Complicaciones

La piel de nuestro cuerpo puede enfrentar diferentes afecciones, causadas por el medio ambiente, alimentación, problemas de salud relacionados, o por virus o bacterias, como es el caso de la foliculitis.

La infección puede ocurrir por muchos aspectos, incluso por actividades que hacemos diariamente.

Por ello a continuación te presentamos las características de este padecimiento, qué es, las causas, síntomas, tratamientos, entre otra información importante.

¿Qué es la Foliculitis?

La foliculitis es una enfermedad de la piel relativamente común en la que se presenta infección e inflamación en los folículos capilares. Un folículo es una pequeña cavidad en la piel en la cual crece cada cabello o pelo.

Cuando la foliculitis aparece en alguna parte del cuerpo, regularmente es en los brazos, piernas, zona genital, torso, espalda, cabeza y cara.

La foliculitis consiste en pequeñas protuberancias rojas que suelen tener una cabeza blanca con pus.

Aunque es incómoda, es una afección relativamente inofensiva.

Causas de la Foliculitis

La causa de la foliculitis generalmente es una infección bacteriana por Staphylococcus aureus o estafilococo.

No obstante, las infecciones por hongos, virus y un trauma físico en el folículo, pueden contribuir a la foliculitis.

La foliculitis se relaciona con:

  • El afeitado.
  • Trenzas de cabello demasiado apretadas.
  • Ropa muy ajustada.
  • Pelos encarnados.
  • Ropa que roza la piel.
  • Sudor o productos de cuidado personal que causan irritación del folículo.
  • Sustancias que obstruyen los poros.
  • Cubrir la piel con artículos que no la dejan respirar, como cinta o plástico.
  • Afecciones de la piel, como acné o dermatitis.
  • Heridas en la piel, incluyendo cortadas o picadura de insectos.
  • Sumergirse en un baño caliente o una alberca sucia.
  • Una herida infectada (que da paso a la bacteria a expandirse hacia los folículos).
  • Un sistema inmune debilitado.
  • El uso prolongado de medicamentos, como los antibióticos o cremas esteroideas.
  • El sobrepeso y la obesidad.

Síntomas de la Foliculitis

En las etapas iniciales, la foliculitis puede lucir como una erupción, una zona de pequeñas protuberancias rojas, o espinillas amarillas o rojas. Al paso del tiempo, se puede propagar a los folículos capilares cercanos y evolucionar a úlceras costrosas.

Puede afectar a uno o varios folículos al mismo tiempo, y puede ser de corta duración (caso agudo) o persistir a largo plazo (caso crónico).

Algunos de los síntomas más frecuentes son:

  • Pequeñas protuberancias rojas
  • granos con la cabeza amarilla
  • llagas llenas de pus
  • llagas costrosas
  • piel enrojecida
  • piel inflamada
  • comezón
  • dolor
  • sensibilidad
  • fiebre leve
  • hinchazón
  • sensación de quemazón.

¿Quién está en riesgo de Foliculitis?

La foliculitis se presenta en personas de ambos sexos, de todas las etnias y edades.

Algunos factores de riesgo son:

  • Diabetes
  • un sistema inmune debilitado debido al VIH, un trasplante de órgano o cáncer
  • una condición subyacente de la piel, como dermatitis, acné o eczema
  • obesidad
  • presión (como pasar mucho tiempo sentado)
  • afeitado muy frecuente.

Complicaciones de la Foliculitis

Aunque la foliculitis no es una afección que ponga en riesgo la vida, sí puede presentar algunas complicaciones:

  • Cicatrices o manchas oscuras
  • caída de pelo permanente, debido al daño en los folículos
  • infecciones frecuentes en el folículo que se extienden a otras zonas
  • celulitis
  • infección de la piel
  • furunculosis.

Tipos  de Foliculitis

Existen diferentes tipos de foliculitis, que pueden ser superficiales o profundos. La foliculitis profunda afecta más gravemente el folículo y presenta síntomas más severos.

Foliculitis superficial

Foliculitis bacteriana

Es un tipo muy común de foliculitis que se caracteriza por la presencia de granos con pus que dan comezón.

Este tipo es causado por una infección por estafilococo, que se encuentra normalmente en la piel, pero que entra a los tejidos más profundos a causa de una herida o algún otro daño en la piel.

Pseudofolliculitis barbae

También conocida como picazón de barbero, este tipo se manifiesta por la presencia de pelos encarnados. Afecta al 60% de los hombres de raza negra y a otros que tienen cabello rizado. También puede afectar a las personas en la zona genital.

Pseudomonas foliculitis

Conocida como foliculitis en la bañera de hidromasaje, este tipo es causada por las pseudomonas, una bacteria que se encuentra en albercas y jacuzzis donde los niveles de cloro y PH no están bien controlados.

Los síntomas se presentan en general a las 72 horas posteriores a la exposición y son más comunes en las zonas del cuerpo cubiertas por el traje de baño o en la parte posterior de las piernas.

En casos no severos, se pueden curar los síntomas en 5 días con el tratamiento pertinente.

Foliculitis de Pityrosporum

Es una infección fúngica en la piel que provoca lesiones crónicas rojas y que dan comezón. Se manifiesta con más frecuencia en la cara y la parte superior del cuerpo. Se da con mayor frecuencia en adultos jóvenes y hombres adultos.

Foliculitis profunda

Sycosis barbae

Ésta es una forma más severa de picazón de barbero que puede dejar cicatrices y pérdida permanente de pelo.

Furúnculo

La bacteria estafilococo infecta profundamente el folículo, el cual se inflama y se llena de pus. Al crecer más se vuelven muy dolorosos, hasta que revientan.

Los grupos de furúnculos (llamados carbunclos) provocan síntomas más graves. La cicatrización puede ser consecuencia de la manifestación de grandes furúnculos y carbunclos.

Foliculitis Gramnegativa

Las personas que sufren acné o están llevando una terapia con antibióticos a largo plazo pueden presentar este tipo de foliculitis, debido a que los antibióticos alteran el equilibrio de las bacterias en la piel.

Afortunadamente, en estos casos el problema suele desaparecer en cuanto la persona termina su tratamiento con antibióticos.

Foliculitis eosinofílica

Las personas que padecen VIH mal controlado, SIDA en etapa avanzada o cáncer tienen más posibilidades de sufrir este tipo de foliculitis. Los síntomas son muy intensos y pueden provocar hiperpigmentación.

Aunque la causa no se ha determinado con certeza, algunos investigadores creen que un ácaro del folículo piloso puede ser el responsable.

Cómo se diagnóstica la Foliculitis

En general, los médicos diagnostican la foliculitis basándose en un examen físico. Probablemente el doctor revise la piel, tome nota de los síntomas y revise el historial médico del paciente y de su familia.

Asimismo, puede tomar una muestra de la piel infectada para analizar el tipo de bacteria u hongo que ha causado la afección. En casos raros, el médico puede requerir que se lleve a cabo una biopsia para excluir que existan otras causas involucradas.

Tratamiento de la Foliculitis

El tratamiento para curar la foliculitis varía dependiendo del tipo de la misma y de la gravedad del caso. Los casos leves con frecuencia sólo requieren algún remedio casero. Los casos más severos sí pueden necesitar medicamento y otro tipo de terapias.

Entre los tratamientos disponibles para tratar la foliculitis se incluyen:

¿Cuáles son los mejores medicamentos para tratar la Foliculitis?

Existe una  gran variedad de medicamentos disponibles en el mercado para tratar la foliculitis. Pueden ser recetados para curar las diferentes infecciones, ya sean bacterianas o por hongos, dependiendo de la causa.

Los medicamentos antiinflamatorios también son recomendados.

Algunos opciones disponibles son:

  • Cremas antibacterianas de uso tópico
  • antibióticos orales
  • cremas antifúngicas de uso tópico
  • shampoos antifúngicos
  • medicamento oral antifúngico
  • cremas esteroideas
  • corticoides orales
  • medicamentos combinados, en caso de que las bacterias presenten resistencia.

No olvides que si te recetan antibióticos, deberás tomar el ciclo completo del tratamiento para evitar que las bacterias desarrollen resistencia.

Terapia de luz

De acuerdo con ciertas investigaciones, la terapia de luz, o terapia fotodinámica, puede ayudar a mejorar los síntomas de la foliculitis profunda.

La terapia de luz es usada algunas veces para tratar el acné, y se usa también para matar virus, bacterias y hongos.

Lancing

En algunas ocasiones el médico optará por drenar un furúnculo o carbúnculo haciendo una pequeña incisión para eliminar el pus. Este tratamiento reduce el dolor y favorece una recuperación más rápida.

Depilación láser

La terapia de depilación láser ayuda a disminuir la foliculitis y curar las infecciones. Destruye los folículos capilares para que no puedan inflamarse o infectarse. Por lo general es necesario llevar a cabo varias sesiones para ver los resultados esperados.

Remedios caseros para  tratar la foliculitis

En cuanto a remedios caseros, también existen varias opciones que son efectivas en el tratamiento de la foliculitis y sus síntomas, como:

Compresas tibias

Colocar una compresa tibia en la zona afectada reduce la picazón y expulsa la pus del folículo. Para hacer las compresas sólo debes mojar una tela en agua tibia y exprimir el exceso. Aplica en la piel durante 20 minutos. Repite si es necesario.

Productos de venta en el mostrador

Cremas, geles y jabones para la foliculitis están disponibles a la venta, sin necesidad de prescripción.

Buena higiene

Lavar la zona afectada dos veces al día con un jabón suave sirve para reducir la infección. Asegúrate de hacerlo siempre con las manos perfectamente limpias. No es recomendable utilizar una tela ya que puede irritar la piel. Usa una toalla limpia para secar.

Lee nuestra guía sobre la higiene personal para adultos: Guía para aquellos que no les enseñaron mientras crecían

Baño relajante

Sumergirte en una tina con agua tibia puede ayudar a reducir el dolor y la picazón que causa la foliculitis.

Añadir avena al agua también puede ayudar a aliviar los síntomas, ya que la avena tiene propiedades antiinflamatorias. Una taza de bicarbonato añadido a la tina de baño también puede ser de utilidad para combatir el malestar. Seca bien la piel después del baño.

Proteger la piel

Evita usar ropa muy ajustada o irritante, y reduce el riesgo de exposición a sustancias químicas y productos de cuidado personal irritantes. Trata de limitar las afeitadas. Cuando lo hagas, usa un lubricante y una navaja perfectamente limpia y afilada.

Prevención de la Foliculitis

Para prevenir la aparición de foliculitis debes evitar o reducir la exposición a las posibles causas, esto incluye:

  • Ropa muy ajustada
  • ropa que irrite la piel
  • químicos agresivos, productos de cuidado personal irritantes
  • mala técnica de afeitado
  • herramientas de afeitado sucias
  • albercas o jacuzzis con agua mal tratada
  • pasar demasiado tiempo con ropa sudada.

Además de lo anterior, si estás bajo algún tratamiento médico, siempre debes hablar con tu médico sobre el riesgo de los mismos de causar foliculitis.

Cómo cuidarte tú mismo la foliculitis

Para prevenir que se presente la foliculitis, sigue estos consejos:

  • Rasúrate en la misma dirección del crecimiento del cabello.
  • No te afeites si tienes la piel irritada.
  • Usa una rasuradora eléctrica o navajas desechables cada vez que te rasures.
  • Considera otros métodos menos agresivos para remover vello.
  • Evita la ropa demasiado ajustada, en especial al hacer ejercicio.
  • Lava la ropa de ejercicio después de cada uso.

Si ya tienes foliculitis:

  • Usa un jabón antibacterial.
  • Aplica compresas calientes en la zona afectada.
  • Lava con regularidad las toallas y la ropa de cama, y no compartas artículos de uso personal (ni las toallas) con otros.
  • Usa ropa suelta.
  • Si estás en tratamiento contra la foliculitis, para evitar contagiar a otros, deberás cubrir las zonas afectadas y mantenerlas limpias.

Cuándo acudir al médico si sospechas o padeces Foliculitis

Deberás acudir al médico o al dermatólogo si a pesar de los cuidados y remedios no desaparece el problema en tres días, si los síntomas son muy intensos o si la infección se expande.

No olvides mencionar al médico si has estado expuesto a jacuzzis, piscinas o spas.

Si ya estás siendo tratado por una infección cutánea y no has mejorado con los antibióticos, acude al médico.

Si tienes un pequeño grano enrojecido y lleno de pus que está empeorando o da señales de estar infectado (como dolor e inflamación) puede ser una infección por estafilococo y deberás ir al doctor de inmediato.

Muchas personas suelen confundir la foliculitis de este tipo con picaduras de arañas, por lo que el doctor deberá hacer un examen antes de recetarte algún medicamento.

 

Ver También: