Hipotiroidismo y depresión: ¿Hay alguna asociación?

Algunos signos de los problemas de tiroides son al mismo tiempo parte de la sintomatología de la ansiedad y la depresión, por lo que es común que hombres y mujeres con estos trastornos mentales o con problemas psiquiátricos, tengan bajos niveles de la hormona tiroidea.

La depresión es uno de los síntomas de una función tiroidea baja y suele ocurrir que individuos con tendencias depresivas ignoren que tiene un problema en la glándula tiroides.

Como los problemas con esta glándula y de depresión son frecuentes, es necesario que conozcas sobre las posibles relaciones entre ambos trastornos.

¿Cuál relación hay entre los niveles de tiroxina y las afecciones anímicas, y la depresión?

Se comprobó que las alteraciones en el funcionamiento de la glándula tiroidea afectan el estado mental, las emociones y el aprendizaje, por lo que pacientes con trastornos de tiroides tienen mayor tendencia a manifestar síntomas depresivos.

La depresión, la ansiedad y la psicosis, son señales neuropsiquiátricas frecuentes en los problemas de tiroides. Tanto el exceso como la insuficiencia de la hormona tiroidea favorecen a ocasionar variaciones en el estado anímico.

Una tiroides con una actividad alta podría causar insomnio y ansiedad. Una persona con baja actividad en esta glándula posiblemente se sentirá fatigada, confundida y deprimida.

Si tu caso está entre ambos extremos, estás frente a una sintomatología parecida a la del trastorno bipolar.

¿Depresión o hipotiroidismo sin diagnóstico?

Ocurre con frecuencia que las personas que padecen de hipotiroidismo reciban un diagnóstico equivocado de depresión u otra enfermedad psiquiátrica, por la similitud de los síntomas.

Al conocer la sintomatología el médico ordena exámenes de sangre en los que los niveles de tiroxina y de TSH (hormona producida por la glándula pituitaria que estimula la tiroides), pueden aparecer dentro de los rangos normales aunque haya un leve hipotiroidismo.

Con base en estos valores, los pacientes reciben diagnósticos de depresión y otras afecciones psicológicas, en vez de esta afección en la glándula tiroides. Es así como comienzan a aliviar sus síntomas al consumir estabilizadores del estado anímico, sedantes y antidepresivos, pero sin tratar la enfermedad real.

 

Lee nuestra guía sobre las 11 razones de porque te sientes muy cansado y como solucionarlo

Relación entre los trastornos de tiroides y los del ánimo

Investigaciones han evaluado la relación entre los tipos de trastornos del estado de ánimo y las enfermedades tiroideas.

En uno de los estudios emprendidos sobre la depresión y el hipotiroidismo, los investigadores examinaron a 31 personas con depresión mayor, de las cuales 15 tenían una función tiroidea normal y el resto padecía de hipotiroidismo subclínico.

Se observó que la frecuencia de los eventos depresivos fue mucho mayor (56 %) en los individuos con hipotiroidismo subclínico, respecto a las personas que no lo padecían.

Otro estudio determinó la existencia de una mayor cantidad de síntomas de depresión, hasta 2,3 veces más, en pacientes que padecían de hipotiroidismo subclínico, con relación a los que tenían una función tiroidea normal.

El estudio halló una significativa relación entre el hipotiroidismo subclínico y los trastornos psiquiátricos, así como una frecuencia mayor de síntomas como ansiedad y depresión en los pacientes con esta primera condición, respecto al grupo sin hipotiroidismo.

Otras investigaciones han evaluado la relación entre los desórdenes tiroideos como consecuencia de enfermedades autoinmunes (cuando la glándula tiroidea es atacada por el sistema inmunológico) y los trastornos psicológicos.

Uno de estos estudios halló vínculos entre las afecciones tiroideas provocadas por enfermedades autoinmunes y la ansiedad y otros trastornos del estado de ánimo.

Otra investigación estableció que las personas con la enfermedad de Hashimoto (principal causa de hipotiroidismo), registraban una alta cantidad de episodios depresivos en sus vidas, padeciendo frecuentemente ansiedad, fobias sociales y desórdenes del sueño.

¿Qué es el hipotiroidismo?

El órgano con forma de mariposa hallado en la parte frontal del cuello se conoce como, glándula tiroides. Se encarga de producir hormonas responsables de regular funciones orgánicas.

La producción hormonal es excesiva, particularmente de la hormona tiroidea conocida como, tiroxina, cuando la tiroides tiene una actividad alta identificada como hipertiroidismo. Con ello, la persona presenta los siguientes síntomas:

  • Diarrea
  • Insomnio
  • Ansiedad
  • Pérdida de peso
  • Alta presión sanguínea
  • Alta frecuencia cardíaca

El hipotiroidismo es un padecimiento en el que la glándula tiroides no produce una cantidad suficiente de la hormona tiroidea.

En el hipotiroidismo subclínico existe una limitación en la función tiroidea que frecuentemente no es diagnosticada, porque la desviación no es lo suficientemente intensa como para ser detectada clínicamente, al menos no sin un examen especializado.

En los casos de hipotiroidismo leve los síntomas del trastorno se confunden con los de otras condiciones y la persona afectada puede ignorar su situación por años, hasta que los signos sean suficientemente severos.

Principales síntomas del hipotiroidismo

Los principales síntomas de esta afección son fatiga o cansancio constante, aumento de peso, piel seca, estreñimiento, baja presión arterial, intolerancia al frío, calambres musculares e hinchazón. Se suman:

  • Depresión
  • Irritabilidad
  • Reflejos lentos
  • Alteraciones en el ciclo menstrual
  • Pérdida de memoria o pensamientos borrosos

Cuando los déficits de la hormona tiroidea tienden a aumentar suele ocurrir un agravamiento de síntomas como la ansiedad, depresión, confusión mental y cambios de humor.

Lee nuestra guía sobre los 10 signos y síntomas del hipotiroidismo

¿Hay entre el hipotiroidismo y los medicamentos para la bipolaridad?

Se ha demostrado que el litio, elemento ampliamente utilizado para tratar el trastorno bipolar, puede ocasionar problemas de tiroides.

Los científicos aconsejan con base a las conclusiones de estudios que se debe consultar con el médico antes de iniciar un tratamiento con litio. El especialista en salud establecerá las prioridades medicamentosas y eventualmente las dosificaciones y mecanismos de control necesarios.

Otro estudio con 33 personas con hipotiroidismo evaluó el impacto de la medicación para la tiroides en el estado anímico de los pacientes en dos escenarios, usando solo tiroxina (T4) y empleándola acompañada de triyodotiroxina u hormona T3, también generada por la tiroides.

Los marcadores empleados para calibrar el estado físico y anímico y el rendimiento cognitivo de los participantes, fueron considerablemente mejores cuando se usó la combinación hormonal (T3 + T4).

Esta investigación parece indicar que la sustitución parcial de tiroxina por triyodotiroxina, impacta positivamente la función neuropsicológica y el estado anímico de los pacientes con hipotiroidismo.

Las relaciones identificadas entre los trastornos tiroideos y los de ánimo, determinan la necesidad de seguir profundizando en las investigaciones en torno a cómo se retroalimentan las dos patologías, para hallar tratamientos que ataquen efectivamente a ambas.

Comparte este artículo en las redes sociales para que tus amigos y seguidores también conozcan las similitudes y diferencias entre el hipertiroidismo y la depresión.

 

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here