Manchas rojas en la cara: causas y tratamiento

Nuestro rostro es una base importante para el intercambio social y la comunicación, ya que refleja nuestro estado emocional, hacia donde se dirige nuestra atención y cómo nos presentamos ante los demás (1).

Es útil que realices un registro diario, durante 1 o 2 semanas, de las manchas que aparecen en tu rostro, si existen otros síntomas como dolor abdominal, picor, baja presión y si hay agentes que promueven o empeoran su aparición como algunas comidas, bebidas, medicamentos, alcohol, actividad física, estrés familiar o laboral.

Si bien, las manchas rojas pueden ser el resultado de problemas complejos, como cáncer de la piel, las causas más comunes son simples, entre ellas:

  • Rosácea.
  • Rubor.
  • Sofocos.
  • Eritema.
  • Alergias.
  • Sensibilidad al sol.
  • Ducha caliente.
  • Dermatitis de contacto.
  • Causas distintas al acné (2, 3).

 

Causas Comunes De Manchas Rojas En La Cara

Rosácea

Es una enfermedad que produce inflamación de la piel del rostro, generalmente en las mejillas, frente y nariz, y se acompaña de uno o varios de estos síntomas:

  • Rubor.
  • Picor.
  • Dolor.
  • Ardor.

Los cuales se manifiestan como eritema, pápulas (puntos levantados), edema y pústulas (puntos con pus).

Se desencadena por alteraciones del sistema inmunológico y puede existir un componente genético, así como otros factores como el consumo de tabaco, alcohol, historia de cáncer en la piel y la edad.

La mayoría de los casos se da en pieles claras y aparece después de los 30 años.

La presencia de microbios, la exposición al sol (rayos UV), el calor y el estrés provocan y agravan estos síntomas.

El estrés es el principal desencadenante que ocasiona una vasodilatación, es decir, una mayor circulación de sangre en el cuerpo, desarrollando los síntomas de rosácea, inflamación y eritema rostro (4, 5).

Lee nuestro artículos sobre las causa y síntomas de la piel rosácea

Rubor

Es un enrojecimiento involuntario y repentino de nuestra cara que se produce por una acumulación de sangre en las venas, elevando la temperatura en la piel de las mejillas.

El rubor puede ser una situación incómoda en los encuentros sociales de la vida cotidiana, cuando nos avergonzamos, angustiamos o sentimos ansiedad. Sonrojarnos nos permite obtener y brindar confianza en los demás, ya que, siendo involuntario, es  un signo de vergüenza real, el cual puede provocar sentimientos positivos después de un evento inconsciente (6).

Sofocos

Ocurre, al igual que el rubor, una vasodilatación de la sangre, que puede aumentar la frecuencia cardiaca, produciendo calor y enrojecimiento en la cara y el cuello durante unos minutos (7, 8).

Generan una sensación transitoria de calor que activan los mecanismos de eliminación del calor por lo que se acompaña de sudor y frío (8).

Los sofocos son frecuentes en la menopausia, debido al desequilibrio hormonal (7).

Pueden presentarse en mujeres jóvenes con ovariotomía, producida por la disminución de estrógenos, al igual que en la menopausia. Al habituarse a la falta de estrógenos, los sofocos desaparecen (8).

Lee nuestro artículo sobre los síntomas de la menopausia

Eritema

Es un enrojecimiento de causas desconocidas o virales que duran poco tiempo y desaparecen.

El eritema más frecuente es el multiforme, que se presenta como placas de urticaria con un centro violáceo, acompañado de fiebre. Es benigno y desaparece en poco tiempo (9).

Otro eritema común se produce por la exposición a los rayos UV de las camas solares.

Alergias

Se deben a la exposición frecuente a un alérgeno, el cual desencadena cambios en tu piel, como manchas rojas que pican, duelen e hinchan la piel.

La aplicación de hielo calma el dolor y la hinchazón, y, en algunos casos, se requieren antihistamínicos (2).

Las alergias alimentarias son las más frecuentes que, si no se diagnostican a tiempo, pueden llevar a la anafilaxis.

Los alérgenos más conocidos son la leche, el maní, el trigo y los pescados.

El tratamiento es sencillo, ya que básicamente consiste en eliminar el alérgeno en cuestión (10).

Lee nuestro artículos sobre los síntomas más frecuentes de la alergia

Sensibilidad Al Sol

La exposición al sol puede producir, en pocos minutos, una erupción en personas con piel clara y sensible. Esta erupción desaparece al apartarse del sol.

La exposición solar es necesaria para obtener la vitamina D y fijar el calcio, fundamental para tus huesos.

Existen situaciones de mayor gravedad, como quemaduras y erupciones de largo plazo que requieren tratamiento. Existen estudios que avalan que la exposición al sol con protección, al fijar la vitamina D, previene la mortalidad por distintas causas (11, 12, 13, 14).

Lee nuestro artículo sobre Cómo combatir la alergia al sol rápidamente

Calor

Como seres humanos, nuestro cuerpo es capaz de realizar una termorregulación en distintos ambientes. En ocasiones, el calor y la humedad pueden producirnos Millaria Rubra, que origina una erupción y sudor, debido a que las glándulas sudoríparas no funcionan correctamente.

Se manifiesta en forma de vesículas, sin inflamación, que evolucionan con rapidez y pueden generar infecciones bacterianas (15,16).

Ducha Caliente

La principal causa de las manchas rojas en la cara es el aumento del flujo de sangre, producido por el cambio de temperatura corporal ante la exposición al agua caliente, donde la piel reacciona produciendo una apariencia manchada, donde las manchas  pueden tornarse de un rojo más marcado en las cicatrices.

La apariencia manchada suele desaparecer al poco tiempo de tu baño, aunque en algunas personas puede tardar alrededor de una hora (17).

El shampoo y otros productos de baño contienen detergentes que pueden producir dermatitis alérgica o irritar la piel.

Dermatitis De Contacto

Es una alergia a uno o más alérgenos que produce inflamación y enrojecimiento de la piel.

Las sustancias más frecuentes que la producen son:

  • Níquel, que se encuentra en los teléfonos móviles.
  • Fragancias, desodorantes, oxidantes para teñir el cabello y detergentes.

Esta enfermedad se da con mayor frecuencia en las mujeres y comienza en edades tempranas, de 12 a16 años (18).

Existe diferentes grados de susceptibilidad y algunas personas pueden padecer alergia a agentes totalmente inocuos.

Causas Similares Al Acné Que No Son Acné

Es importante diferenciar las causas de aparición de manchas rojas del acné.

El acné típico se presenta con mayor frecuencia en la cara, debido a las glándulas sebáceas responsables del desarrollo de espinillas, pus, pápulas (lesiones elevadas de la piel),  pústulas y nódulos. Es una patología inflamatoria y bacteriana, relacionada con las hormonas, que se trata con antibióticos y suele presentarse en alguna etapa de nuestra vida, generalmente en la adolescencia y la menopausia (2, 9).

En cambio, las manchas rojas se presentan en pieles secas y no tienen los signos del acné.

¿Qué Causa Estas Manchas Rojas En La Cara?

Las causas son diversas y, aunque la mayoría son problemas menores, pueden ser condiciones de riesgo importantes para tu salud.

Estas manchas pueden ser causadas por:

  • Alergias y urticarias.
  • Bacterias.
  • Virus, por ejemplo el herpes zoster y la varicela.
  • Otras condiciones como psoriasis y HIV (2).

También existen motivos más graves como cáncer, esclerosis, párkinson, los cuales requieren el diagnostico de un profesional, mediante estudios específicos (3).

 

¿Cómo Tratar Las Manchas Rojas En La Piel Según Su Causa?

El tratamiento principal para la rosácea es evitar los factores que producen sus síntomas, los cuales puedes controlar mediante productos limpiadores e hidratantes, combinados con protectores solares (19).

En otros casos, se requieren terapias más específicas, como los antibióticos, antinflamatorios, retinoides y luz pulsada intensa, que regenera el colágeno de tu piel.

Para el tratamiento de ertitemas puede utilizarse la luz pulsada o láser (20).

Para el tratamiento de la exposición al sol, hay que evitar la exposición, utilizar protectores solares, antihistamínicos y fototerapia (14).

En caso del sudor por calor y humedad, se recomienda ropa de algodón y hierbas como Neem y menta (15).

Los sofocos en mujeres menopaúsicas pueden tratarse con reemplazo de estrógenos o esperar a que desaparezcan por sí solos. En muchos casos, los sofocos cuentan con factores desencadenantes como aumento de la temperatura ambiental, bebidas calientes o alimentos picantes, que puedes evitar (8).

Si las manchas rojas en tu piel no se resuelven con tratamientos simples, existen métodos quirúrgicos como la simpatectomía torascoscopica, especialmente útil en el rubor social. Sin embargo, puede tener efectos secundarios que debes comentar con tu dermatólogo (21).

Mantener una alimentación saludable y evitar alimentos que ocasionan alergias, mejorará el aspecto de tu rostro.

Las alergias de contacto pueden evitarse etiquetando correctamente los ingredientes de los cosméticos (18).

Recuerda que tu dermatólogo es el profesional más indicado para recomendarte el mejor tratamiento que pueda corregir las manchas rojas de tu rostro y evitar complicaciones (3).

Sigue con nosotros.

Nos vemos.

Lee Nuestras Guías Sobre:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here