Remedios caseros para la caída del cabello que debes probar – [100% naturales]

Aunque es verdad que está más vinculada a los hombres, las mujeres también sufren de pérdida de cabello, una condición que a diferencia de los caballeros, a ellas les cuesta más asimilar.

La calvicie masculina es vista como característica despectiva, como símbolo de distinción y hasta es interpretada por mujeres como algo sexy en algunos hombres. En el caso de ellas y aunque representan sorprendentemente el 40 % del total de estadounidenses con pérdida de cabello, es algo casi inaceptable socialmente.

Esta cifra de la Asociación Americana de Pérdida de Cabello explica el por qué hay tanta demanda de resultados efectivos en la caída del pelo en mujeres.

Que se caiga es natural, pues el cabello tiene un ciclo de vida. Cada día se desprenden entre 50 y 150 de ellos, de los cerca de 100 mil que conforman una cabellera normal. La condición preocupará solo cuando la pérdida se torna crónica con desprendimientos de cada vez más hebras.

Lo primero a hacer para combatir el problema es identificar su causa y con ello se trazará la estrategia para superarlo. No se incurrirá en el frecuente error de gastar en cremas y otros remedios para detener la caída del cabello, basados en la esperanza sin ningún fundamento. Una costosa cirugía de reemplazo será lo último a valorar.

  • ¿Se nota cada vez más pelo en el peine o cepillo con el peinado?
  • ¿Se nota que las zonas claras en el cuero cabelludo son cada vez más grandes?
  • ¿Cuál es la causa de la repentina caída del pelo y qué se puede hacer para resolverla?
  • ¿Cuáles son los remedios más efectivos?

Así como hay numerosas causas también suman muchos los remedios caseros y naturales con resultados comprobados, para tratar la caída del cabello, algunos tan o más efectivos que los convencionales.

Lee también nuestra guía sobre los 12 tips para tener un cabello sano y hermoso

Remedios caseros para la caída del cabello

Los remedios naturales para afrontar y superar esta pérdida comprenden cambios en la dieta, en la que se dejará de comer algunos alimentos y se sumarán otros, suplementación vitamínica, aplicación de aceites en el cuero cabelludo y cabello y cambios en el estilo de vida para disminuir el estrés.

Alimentos para evitar la caída del cabello

Las comidas compuestas de alimentos integrales y ricas en nutrientes promueven el saludable crecimiento capilar. Algunas de estas son:

Pescado silvestre

La caballa, el arenque, el salmón, el jurel, la sardina y el atún, son peces con altos contenidos de ácidos grasos omega 3, que suman propiedades que disminuyen las inflamaciones, estimulan el crecimiento y engrosan el cabello.

Entre el silvestre y el de criadero se preferirá el primero de ellos, porque por su tipo de alimentación tienden a tener ciertas toxinas.

Semillas de calabaza

La revista oficial de la Sociedad para la Investigación del Cabello, en la India, halló que las deficiencias de zinc están relacionadas con la pérdida del pelo y el hipotiroidismo. La semilla de calabaza es uno de los alimentos con mayor contenido de este elemento químico.

Té verde

El té verde inhibe la conversión de la testosterona en dihidrotestosterona (DHT), íntimamente relacionada con la caída del pelo. Tiene además propiedades antioxidantes, desintoxicantes, rejuvenecedoras y purificantes, que le convierten en una bebida positiva para la salud capilar.

El té verde alivia el estrés, estimula el crecimiento, favorece a disminuir la grasa, promueve el oscurecimiento natural y ayuda a reducir la caspa y la psoriasis en el cabello.

Lee también nuestra guía sobre los 12 beneficios probados del Té Verde

Súper semillas

Las de chía, sésamo, lino, cáñamo y calabaza, tienen tantos y tan poderosos nutrientes que son conocidas como, súper semillas.

Las semillas de chía aportan folato, hierro, ácidos grasos omega-3 y fibra soluble, entre otros nutrientes. Las de sésamo suman calcio, hierro, magnesio, zinc, fósforo, vitaminas del grupo B y selenio.

Todos estos elementos, más lo que suman las semillas de lino, cáñamo y calabaza, son valiosos para la salud del cuerpo y capilar.

Caldo de huesos

Su alto contenido de colágeno, proteínas y aminoácidos, hacen del caldo de huesos un promovedor natural para el crecimiento saludable del cabello.

El caldo también ayuda a curar los problemas intestinales, gripas, resfriados y resacas. Sirve además como relajante y se emplea contra los dolores articulares e inflamaciones.

Cafeína

Se comprobó que la cafeína activa los tallos capilares con lo que el cabello crece más rápidamente y disminuye los efectos de la DHT, andrógeno que favorece la pérdida del cabello.

El exceso consumo de este alcaloide potencialmente provocará desequilibrios hormonales, deshidratación y generación de más DHT, todos factores negativos para el cabello.

Alimentos orgánicos

No se descarta que los químicos empleados en los cultivos para el crecimiento de vegetales y controlar la maleza y plagas, así como los usados en la crianza y cuidado de los animales, puedan provocar alteraciones endocrinas que afecten el desarrollo del cabello.

Lo mejor será optar por alimentos orgánicos tanto vegetales como en los de origen animal.

Alimentos y productos para evitar la caída del cabello

La salud capilar se favorecerá también de lo que no se come. Para ello se eliminará o reducirá el consumo de los siguientes alimentos:

Grasas trans

Se les conoce como grasas trans a los ácidos grasos que se generan en los procesos industriales de producción de alimentos, cuando estos son sometidos a hidrogenación.

Esta reacción química reduce la oxidación de los alimentos industriales, convirtiendo los aceites en grasas sólidas.

Consumir ácidos grasos reduce el colesterol bueno, aumenta el colesterol malo y los triglicéridos, incrementa las inflamaciones y estimula la producción de DHT, compuesto que provoca la caída del cabello.

Para reducir la ingesta de estas grasas se evitará cocinar o aderezar los alimentos con aceites industriales de soja y maíz.

Azúcar

El consumo excesivo de azúcar puede provocar desequilibrios hormonales, resistencia a la insulina e incremento de la producción de DHT, todo un cuadro desfavorable para el bienestar de la cabellera.

Lee también nuestra guía sobre las 10 razones por las cuales el azúcar es malo para ti

Alimentos altamente procesados

Es usual que los alimentos altamente procesados ​​contengan elevados niveles de grasas trans y otras no saludables, azúcar, sodio, aditivos de preservación, estabilizantes, saborizantes y aromatizantes, componentes dañinos para la salud capilar.

Alcohol y cigarrillo

La deshidratación, toxicidad hepática e inflamaciones son potenciales consecuencias del exceso consumo de alcohol y cigarros, condiciones no favorables al cabello.

Una investigación emprendida en 2011 por la Universidad de Cleveland, en Estado Unidos, sobre las diferencias de salud en el cabello entre 188 gemelos idénticos (45 parejas de varones y 49 de hembras), halló que además de estar destinados a tener el mismo número de cabellos por una predisposición genética, hay diferencias en la salud capilar causadas por el estrés, el tabaquismo y el consumo de alcohol.

Suplementos para detener la caída del cabello

Los suplementos funcionan como complemento de una buena alimentación por aportar los nutrientes que demanda el organismo, para el desarrollo de un cabello hermoso y sano.

Polvo de proteína de caldo de hueso

El caldo de huesos pulverizado contiene abundante colágeno, proteínas, minerales y condroitina, nutrientes y componente que, además de ser beneficios a la salud, promueven un vigoroso crecimiento del cabello.

La dosificación será de una a 4 porciones diarias, dependiendo el peso corporal y las necesidades particulares.

Saw Palmetto

Baya medicinal procedente de la especie vegetal del mismo nombre empleada para tratar los síntomas del agrandamiento de la próstata, mejorar la libido e incrementar la cantidad de esperma, evitar la caída y fortalecer el cabello.

El suplemento preparado a base de Saw Palmetto ayuda a bloquear naturalmente la DHT, con lo que impacta positivamente en la salud capilar.

Su dosificación será de 320 miligramos al día.

Pygeum

El extracto del ciruelo africano es empleado en la medicina fitoterapéutica para tratar la pérdida capilar, porque bloquea los puntos de unión de las moléculas de DHT.

El pygeum también alivia los síntomas de la hiperplasia prostática benigna y de los adenomas, regenera los tejidos de la próstata y estimula su desarrollo.

Su dosificación será de 100 miligramos dos veces al día

Aceite de semilla de calabaza

El aceite de semilla de calabaza actúa como inhibidor de la producción de DHT y sus ácidos grasos promueven el engrosamiento del cabello. Entre sus beneficios se suman su aporte para combatir los parásitos intestinales y prevenir la caries dental.

Su dosificación será 8 gramos o una cucharada al día.

Aceite de pescado

Aceite que favorece a tener una espesa cabellera por nutrir los folículos capilares.

El aceite de pescado es un concentrado de los ácidos grasos omega-3 contenidos en el pescado fresco. A diferencia de otros aceites como el de coco y el de oliva, este solo para consumo en píldoras, cápsulas y suplementos líquidos; no es de uso tópico.

Su dosificación será de 1.000 miligramos al día.

Aloe vera

El alto poder nutritivo del aloe vera que suma 7 vitaminas y más de 20 minerales, reduce el sebo del cuero cabelludo que entorpece el crecimiento del cabello, mejora la circulación sanguínea en esta área de la cabeza y es un valioso humectante para los folículos pilosos y el cuero cabelludo.

La también conocida como sábila previene la caspa y acondiciona el cabello aportando brillo y eliminando su resequedad.

Su dosificación será de media taza dos veces al día.

Ashwagandha

Los atributos del ginseng indio como sedante y adaptógeno, sustancia natural que combate el estrés, equilibra las hormonas y reduce el cortisol, hacen de él un valioso estimulante de la salud del cabello.

El cortisol es una hormona esteroidea ligada al envejecimiento.

Su dosificación será de 500 miligramos al día.

Rhodiola

Sus cualidades como adaptógeno hacen del suplemento de Rhodiola un promovedor del desarrollo del pelo. Ha sido ancestralmente empleada para reducir la fatiga, mejorar el desempeño físico, disminuir el estrés y para tolerar los ambientes fríos.

Su dosificación será de 500 miligramos al día.

Vitaminas del Complejo B

La biotina o vitamina B7 promueve el engrosamiento del cabello y la vitamina B5 o ácido pantoténico, es valioso para el funcionamiento de las glándulas suprarrenales.

Las vitaminas del complejo B ayudan a lidiar con el estrés diario.

Su dosificación será de una tableta al día.

Zinc

La caída del cabello es una consecuencia de la deficiencia de zinc en el cuerpo, por lo que será necesario consumir todo el mineral posible a través de los alimentos, pero sobre todo por suplementos de este.

Su dosificación será de 8 miligramos y 11 miligramos al día para mujeres y hombres, respectivamente.

Aceites esenciales para evitar la caída del cabello

Los aceites esenciales son la base de algunos de los remedios tópicos más efectivos para tratar la caída del cabello y estimular su crecimiento.

Aceite de romero

Comparado con el Minoxidil por su efectividad, el aceite de romero es un medicamento tópico recetado contra la caída del pelo, que también aumenta su engrosamiento e impulsa su desarrollo, porque activa el metabolismo celular ligado a su crecimiento.

Aceite de nardo

Conocido por lentificar el nacimiento de canas y por activar el crecimiento del cabello.

Un estudio en ratas con extracto de nardo encontró que los roedores redujeron el tiempo de crecimiento del pelo en un 30 %, resultado prometedor para una aplicación en humanos.

Otros aceites esenciales

Lavanda, salvia, madera de cedro, tomillo y menta, son otros 5 aceites con lo que se gana mejoría en el cuero cabelludo y en la cabellera.

Una receta de provecho es masajear sobre el cuero cabelludo una mezcla de 3 o 4 gotas de esencias de romero, menta y salvia, con una cucharada de aceite de oliva dos veces al día. También se podrá usar aceite de coco o de jojoba.

Reducir el estrés evita la caída del cabello

La pérdida del pelo es una consecuencia del estrés emocional. Los siguientes son métodos de relajación que servirán para tratar el problema:

  • Realizar ejercicios regularmente.
  • Aprender a relajarse.
  • Practicar una actividad relajante como el yoga.
  • Dormir suficiente.
  • Momentos diarios de descanso.
  • Programar ratos semanales de sana diversión.
  • Incorporar por lo menos una sesión de masajes terapéuticos a la semana.

Los masajes activan la circulación de la sangre del cuerpo y del cuero cabelludo.

Lee nuestra guía detallada de como detener la caída del cabello

Causas de la pérdida de cabello

Las principales causas de la caída del cabello son:

  • Herencia (historial de alopecia en la familia).
  • Cambios hormonales.
  • Condiciones de salud.
  • Medicamentos.
  • Estrés.

El término técnico empleado para la pérdida de cabello es alopecia y hay dos tipos principales de ella.

Alopecia androgénica: es la más común. Ocurre por cambios hormonales que atrofian los folículos capilares.

Alopecia areata: trastorno autoinmune que hace que el sistema inmunológico ataque a las células sanas de los folículos capilares, provocando caída del cabello.

Las hormonas determinan muchos procesos orgánicos y tienen un rol fundamental en el crecimiento y salud del cabello.

Los cambios hormonales que afectan la salud capilar pueden ocurrir por condiciones genéticas, por el embarazo, el parto, postparto, la menopausia y problemas de funcionamiento de la glándula tiroides.

Estos cambios son consecuencia del desequilibrio de 3 hormonas ligadas al cabello: la testosterona, la androstenediona y la dihidrotestosterona (DHT). La pérdida del pelo asociada a estas es reversible, siendo posible recuperar un crecimiento sano.

El efluvio telógeno afecta a 4 o 5 de cada 10 embarazadas y es una respuesta de los cambios hormonales relacionados con la gravidez. La pérdida de cabello en esta etapa es temporal.

El efluvio telógeno es una condición alterable en la que las hebras del pelo se caen tras mucho estrés.

Pérdida de cabello (hombres vs. mujeres)

El 66 % de los varones estadounidenses de 35 años evidencia a simple vista una pérdida de cabello y a los 50 años, el 85 % de ellos muestra una cabellera significativamente adelgazada, según la Asociación Americana de Pérdida de Cabello.

La caída de pelo en los hombres ocurre principalmente por la sensibilidad de sus folículos pilosos a la DHT, andrógeno que encoje los folículos capilares hasta atrofiarlos, haciendo que el cabello comience en poco tiempo su fase telógena.

El crecimiento del nuevo cabello en el mismo folículo no será normal si la presencia de DHT sigue siendo alta. Así se desarrolla la alopecia androgénica de patrón masculino, que comienza con una línea en retroceso que va adoptando una forma de M y sigue progresando hasta alcanzar su forma familiar de U.

Patrón femenino

La alopecia androgénica de patrón femenino se caracteriza por un adelgazamiento hacia la parte superior y central de la cabeza.

La caída del cabello está más ligada a las mujeres por cambios hormonales por uso de anticonceptivos, el embarazo y la menopausia. Otras causas también frecuentes son deficiencias nutricionales en hierro, el estrés emocional y el funcionamiento de la glándula tiroides.

El síndrome de ovarios poliquísticos es otra condición de naturaleza hormonal que puede propiciar la pérdida.

Tratamientos convencionales para la pérdida de cabello

Todos los tratamientos convencionales contra la caída del cabello tienen efectos secundarios. Los medicamentos más empleados son:

  • Minoxidil tópico.
  • Finasteride de uso oral.
  • Hormonas tópicas u orales.
  • Esteroides.

Las medidas quirúrgicas suelen ser trasplantes capilares y cirugía de restauración capilar.

Uno de los tratamientos tópicos más empleados es el Minoxidil, incluyendo su versión de Rogaine, una de venta libre y empleada por hombres y mujeres.

El Finasteride está formulado para hombres y en algunos países es de prescripción médica. Una característica del Minoxidil y este fármaco, es que no atacan la raíz del problema y solo favorecen el crecimiento del cabello durante sus usos.

La cirugía es una opción convencional invasiva y costosa. La más sencilla es el trasplante que consiste en tomar cabello de una parte del cuero cabelludo e insertarlo en las zonas despejadas o adelgazadas.

El trasplante de cabello es más frecuente en hombres, aunque cerca de un 5 % de mujeres califican para esta cirugía capilar.

La mayor frecuencia de trasplantes en hombres se debe a que la alopecia de patrón masculino es más concentrada, mientras que la de patrón femenino se distribuye más uniformemente por el cuero cabelludo.

Son varias las formas de cirugía de restauración.

  • Eliminar cuero cabelludo despejado y acercar uno productor de cabello.
  • Insertar temporalmente dispositivos debajo del cuero cabelludo, que lo estiran desde las áreas productoras de cabello hasta las ralas.
  • Trasplantar trozos de cuero cabelludo productor de cabello en las áreas calvas de la cabeza.

Aunque aún no se precisa su efectividad, otro tipo de cirugía es un tratamiento con rayos láser de baja intensidad sobre el cuero cabelludo, para la alopecia androgenética en mujeres y hombres.

Precauciones con respecto a los tratamientos

Los efectos adversos del Minoxidil son:

  • Vello en la cara y otras partes del cuerpo.
  • Mareos.
  • Arritmia cardíaca.
  • Desmayos.
  • Dolor de pecho.
  • Hinchazón en manos y pies.
  • Aumento repentino del peso corporal.
  • Cansancio.
  • Dificultades para respirar.

Los efectos secundarios del Finasteride son:

  • Disfunción eréctil.
  • Disminución de la libido.
  • Eyaculación anormal.
  • Hinchazón de manos y pies.
  • Sensación de fatiga.
  • Dolor de cabeza.
  • Secreciones nasales.
  • Erupciones cutáneas.

Es normal que parte del cabello se caigo poco después de una cirugía de trasplante. Las nuevas hebras volverán a nacer en un tiempo máximo de 3 meses.

La cirugía también puede provocar dolor, entumecimiento temporal, hemorragias, infecciones, hinchazón de la cara, cicatrices, deficiente crecimiento y apariencia no natural del cabello.

Las embarazadas o mujeres en lactancia no comenzarán un tratamiento de estos natural ni convencional, sin antes consultar con el médico.

Conclusiones

La pérdida de cabello podría dejar consecuencias psicológicas, por lo que será atendido inmediatamente comenzando con el diagnóstico del problema. A partir de la causa identificada, se definirá el tratamiento acertado.

Se sabe que la salud el cabello es un reflejo de la condición general de una persona. Por ello es tan importante identificar y atender problemas capilares.

Comer sano, hacer deportes y practicar otras actividades que disminuyan el estrés, sin dejar de dormir bien y descansar minutos durante las jornadas de trabajo, favorecerá a evitar la caída del pelo. Dejar el tabaco y el consumo excesivo de alcohol también será de ayuda.

Si te gustó este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales, para que también conozcan cuáles son los remedios caseros para la caída del cabello.

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here