Signos Y Síntomas De Emergencia De La Apendicitis

La apendicitis es el principal dolor abdominal que conlleva a una operación quirúrgica, la mayoría de las veces de emergencia. Todos estamos expuestos a ella, por lo que es importante saber de qué se trata, cuáles son sus síntomas y qué debemos hacer ante esta dolencia que puede ser mortal.

¿Qué es la apendicitis?

síntomas-de-apendicitis

La apendicitis es una inflamación del apéndice, órgano con forma de una pequeña bolsa conectada al intestino grueso. Un agrandamiento de estos sin tratamiento oportuno podría romper el apéndice y ocasionar la muerte. Será necesaria una atención médica inmediata siempre que haya sospechas de sus síntomas.

Los siguientes son los principales puntos a resaltar sobre el apéndice y la apendicitis:

  • Aunque el dolor por su inflamación puede iniciar en el medio de la zona abdominal, el apéndice está en el lado inferior derecho del abdomen. Se trata de una angosta bolsa de forma cilíndrica conectada con el ciego del intestino grueso y no tiene salida.
  • Aunque forma parte del tracto gastrointestinal, es un órgano vestigial, es decir, no tiene una función corporal conocida y se puede vivir sin él.
  • La medicina cree que el tejido del apéndice podría ayudar al sistema inmunológico a enfrentar infecciones corporales. Sin embargo, no hay pruebas científicas sobre ello.
  • La apendicitis puede ser provocada por una obstrucción del apéndice que ocasiona la inflamación e infección de este órgano residual. Este bloqueo es frecuentemente consecuencia de una acumulación de materia fecal, también por mucosidad y parásitos.
  • Las bacterias pueden colonizar y multiplicarse velozmente dentro del apéndice, lo que provoca su irritación e inflamación.
  • Al romperse, el órgano libera una masa de bacterias peligrosas dentro del abdomen, contaminándolo inmediatamente. Esta infección masiva se conoce como, peritonitis, y es mortal si no se atiende.
  • Es poco probable que la ruptura ocurra dentro de las primeras 24 horas de la aparición de los síntomas, pero el riesgo del colapso del órgano incrementará tras 48 horas de los primeros signos de la inflamación.
  • Es muy importante aprender a identificar los síntomas iniciales de la apendicitis para su atención médica inmediata.
  • El tratamiento de una apendicitis exige una cirugía de extirpación del apéndice. La recuperación suele ser rápida y sin complicaciones.

Lee nuestra guía sobre porqué puedes sufrir de apendicitis

Síntomas de la apendicitis

Los siguientes son algunos síntomas consecuencia de la infección del apéndice:

  • La primera manifestación es dolor alrededor del ombligo, pero no siempre comienza en esta zona abdominal. La incomodidad será leve e intensa tras pasar las horas, hasta convertirse en un dolor insoportable y extendido a la parte derecha del estómago.
  • El dolor aumenta al toser, caminar o al hacer movimientos bruscos.
  • Pérdida del apetito.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Baja fiebre.
  • Incapacidad de eliminar gases.
  • Diarrea.
  • Estreñimiento.
  • Abdomen hinchado.
  • Dolor de rebote.

 

images

La progresiva inflamación del apéndice causará punzadas en el abdomen y espalda, amentará la fiebre, diarrea y estreñimiento. Dolores intensos en el punto de McBurney, zona en la parte inferior derecha del abdomen confinado sobre la localización anatómica del apéndice, podrían manifestarse de 12 a 14 horas después de las primeras señales de la apendicitis.

images (1)

El dolor podría empeorar al toser o caminar e incluso disminuir si el apéndice se rompe en la cavidad antes de las primeras manifestaciones de la infección.

De acuerdo con el Johns Hopkins Medicine, el apéndice se rompe entre las 48 y 72 horas después del inicio de los síntomas (1). No todas las personas con apendicitis tienen los mismos signos de la inflamación.

¿Cuándo ir a un hospital si sospechas de apendicitis?

Será de vida o muerte saber cuándo asistir a una sala de emergencias. El paciente tendrá que ir al médico se presenta dos de los siguientes síntomas:

Dolor abdominal intenso

La apendicitis causa un dolor leve acompañado de espasmos abdominales que aumenta progresivamente. Entre más se inflama el órgano, más se irrita el revestimiento abdominal conocido como, peritoneo.

La fuerte irritación del peritoneo provoca un dolor agudo en el área inferior derecha del abdomen, que tiende a ser más continuo y duro que la molestia inicial de los primeros síntomas.

El dolor puede ser pélvico o lumbar en personas que tengan el apéndice detrás del colon.

Fiebre inusual

La apendicitis se manifiesta con fiebres leves de entre 37,2 y 38 °C, de 99 a 100,5 °F, que pueden estar acompañadas de escalofríos. La temperatura corporal aumentará agresivamente al romperse el órgano.

Una fiebre mayor de 38,3 °C, 101 °F, acompañada de un incremento de la frecuencia cardíaca podrían ser signos de la rotura del apéndice.

Lee nuestra guía sobre estos remedios caseros para bajar la fiebre

Trastornos digestivos

Este tipo de inflamación causa vómitos, nauseas, pérdida de apetito, sensación de saciedad y diarrea severa. La dificultad para expulsar gases será un síntoma de obstrucción parcial o total del intestino, lo que puede que esté vinculado con la apendicitis que subyace.

Síntomas de la apendicitis en un niño

Las imprecisiones en los diagnósticos de los niños en cuánto a una apendicitis hará difícil reconocerla. Los pequeños pueden asociar una inflación del apéndice con un simple dolor de barriga, por lo que es importante saber interpretar lo que quieren decir nuestros hijos.

Los padres suelen confundir una apendicitis con una infección estomacal o urinaria. Lo ideal será asistir al médico cuánto antes para descartar cualquiera de ellas y si resulta que se trataba de la inflamación del apéndice, ya se habrá identificado.

La rotura del órgano es algo peligroso para adultos y con muchos más riesgos para los niños y bebés. Los siguientes son los síntomas frecuentes de apendicitis en menores de 2 años:

  • Hinchazón general o localizada en el abdomen.
  • Vómitos.
  • Sensibilidad abdominal.

Los siguientes son los síntomas más frecuentes en niños mayores de 2 años y adolecentes:

  • Vómitos.
  • Náuseas.
  • Dolor en la parte inferior derecha del abdomen.

¿Cuáles son los principales síntomas de la apendicitis durante el embarazo?

Los síntomas de apendicitis en el embarazo son difíciles de reconocer porque son similares a las molesticas frecuentes durante esta condición femenina. Algunas de ellas:

  • Calambres estomacales.
  • Náuseas.
  • Vómitos.

Las embarazadas no necesariamente manifiestan los clásicos síntomas de la apendicitis, particularmente al final del embarazo. Es posible que el dolor se sienta en el área superior del abdomen y no en su parte inferior derecha.

Las embarazadas con apendicitis son más proclives a experimentar los siguientes síntomas:

  • Ardor en el estómago.
  • Gases o episodios de estreñimiento alternados con diarrea.

¿Qué cosas debes hacer y cuáles no cuando sospeche de apendicitis?

La primera reacción será asistir al médico ante una sospecha de apendicitis en un miembro de la familia. No se deben considerar remedios caseros pues no hay tratamientos artesanales comprobados contra este tipo de inflamación.

Las siguientes son las dos acciones que no debes hacer:

  • No tomes o le des a tu hijo ningún medicamento de venta libre como laxantes, enemas y similares, si sospechas de apendicitis. Estos pueden causar la rotura del apéndice.
  • No uses medicamentos para el dolor porque podrían disimular los síntomas, haciendo más difícil el diagnóstico por parte del médico.

¿Cómo se diagnostica la apendicitis?

El doctor será quien emprenda un diagnóstico del paciente mediante un examen físico, de laboratorio y estudios imagenológicos por tomografías computarizadas y ecografías abdominales.

La apendicitis es una de las afecciones quirúrgicas más frecuentes en los servicios de urgencia y está entre las causas que determinan una buena parte de las intervenciones quirúrgicas practicadas.

Aunque la literatura reconoce en 1735 al cirujano francés, Claudius Amyand, como el primer médico que operó de apendicitis a un niño de 11 años, se considera que no fue hasta 1886 cuando el profesor estadounidense, Reginald Fitz, acuñó el término apendicitis como entidad clínica y patológica.

Una de cada 15 personas puede sufrir de apendicitis aguda en algún momento de su vida, según la literatura médica universal. Es imposible predecir o prevenir esta inflamación, dejando al diagnóstico oportuno y a la apendicectomía como únicas vías de evitar complicaciones.

Los dolores en el abdomen acompañados de diarreas y vómitos son potenciales síntomas de apendicitis. Con estas particulares señales lo ideal será asistir al médico cuánto antes, porque estos signos también pudieran ser manifestaciones de al menos otras 52 enfermedades.

¿Hay siempre correspondencia entre el diagnóstico clínico y la existencia de apendicitis?

La medicina no tiene una respuesta afirmativa ni negativa.

Este controvertido tema se repite a menudo en la literatura médica. La polémica sobre la correspondencia entre el diagnóstico clínico y la existencia real del apéndice infamado correspondiente a la apendicitis aguda es creciente.

¿Cómo se trata la apendicitis?

El médico someterá al paciente con sospecha de apendicitis a un examen físico y a un interrogatorio sobre lo que siente. Ordenará exámenes que le ayudarán a diagnosticar si se trata de un caso de inflamación del apéndice. Estas pruebas incluyen:

  • Examen de sangre para saber si hay signos de infección.
  • Exámenes de orina para descartar una Infección del Tracto Urinario, ITU, o cálculos renales.
  • Ecografía abdominal o tomografía computarizada para saber si hay inflamación en el apéndice.

El médico decidirá si es necesaria una intervención quirúrgica de inmediato en el caso de apendicitis. Posiblemente administre antibióticos antes de la cirugía para prevenir una infección tras la operación.

La apendicectomía, nombre de la cirugía de extirpación del órgano, tiene dos modalidades. Apendicectomía abierta y apendicectomía laparoscópica.

¿Cuáles son las diferencias entre la apendicectomía abierta y la laparoscópica?

El cirujano practica una incisión en el área inferior derecha del abdomen en la apendicectomía abierta. Corta, retira el apéndice y sutura. Limpiará la cavidad abdominal para prevenir infecciones si el órgano reventó o si hay algún absceso, antes de cerrar la incisión.

La apendicectomía laparoscópica se emprende con un laparoscopio, dispositivo que el cirujano inserta en pequeñas incisiones que ha practicado en el abdomen.

El laparoscopio es un tubo delgado, largo, con iluminación y una cámara en su parte delantera que envía imágenes del interior del abdomen a una pantalla, para que el cirujano vea dentro del cuerpo y guíe los instrumentos.

Cuando el doctor encuentra el apéndice lo ata, corta y retira. Luego limpia cuidadosamente el área para finalmente cerrar la herida.

¿Cómo es el post operatorio de apendicectomía?

El doctor decidirá cuándo dar el alta médica. Lo más probable será al ser controlado el dolor y el paciente pueda beber líquidos. El médico no descartará el empleo de antibióticos por más días si se desarrolló un absceso o complicación.

Los problemas post operatorios por apendicitis son poco frecuentes y la mayoría de los pacientes tiene una pronta recuperación sin complicaciones.

¿Cuáles son los principales factores de riesgo y prevención asociados a apendicitis?

De acuerdo con estadísticas del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón de Estados Unidos, la apendicitis es la causa más frecuente de dolor abdominal que termina en cirugías en Norteamérica (2).

Aunque puede manifestarse a cualquier edad, es más probable que ocurra entre los primeros 10 y 30 años de vida. Cerca de un 5% de estadounidenses tiene un episodio de apendicitis y es más común en los hombres que en las mujeres.

Aunque no puede prevenirse, hay métodos para reducir el riesgo de tenerla. La medicina cree que hay menos probabilidades de ocurrencia de apendicitis con una alimentación rica en fibra como frutas, verduras y cereales. Algunas de ellas son:

  • Manzanas.
  • Frambuesas.
  • Peras.
  • Guisantes verdes.
  • Brócoli.
  • Alcachofas.
  • Granos.
  • Cereales en hojuelas y salvados.
  • Cebada.
  • Pastas integrales.
  • Harina de avena.

Con el aumento de la cantidad de fibra en la dieta se previene el estreñimiento y la acumulación de heces fecales, principal causa de apendicitis.

Es importante prevenir junto al médico cualquier condición que produzca inflamación o infección intestinal, para reducir los riesgos de la apendicitis. Buscar asistencia médica inmediata será vital ante sospecha de sus síntomas.

Si te gustó este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales para que también conozcan qué es una apendicitis, cuáles son síntomas, qué se debe hacer ante una inflamación de estas y cómo se puede minimizar los riesgos de sufrirla.

Ver También:


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here