9 Síntomas de la Infección de los Senos Paranasales Y Cuando Ir Con El Doctor

El ser humano es más propenso a enfermarse en puntuales meses del año y el sistema respiratorio es de todas las áreas del cuerpo, el más afectado.

Conozcamos todo lo que tienes que saber de una de las afecciones respiratorias más comunes, sobre todo en el invierno; la infección de los senos paranasales.

Repasemos qué es, cuáles son los síntomas, quiénes están en riesgo de sufrirla y en cuáles circunstancias debes asistir al médico.

También te daré consejos sobre cómo tratarla en casa, de qué debes estar alerta para evitar complicaciones y cómo prevenirla.

¿Qué es la infección de los senos paranasales?

Es una condición de tipo respiratoria consecuencia de la infección de la mucosa que reviste las cámaras faciales o senos paranasales, inflamándolas y obstruyéndolas.

Causas de la infección de los senos paranasales

La inflamación es producida por la invasión de virus, principales responsables de las sinusitis, como también se le conoce. Aunque en menor proporción, también puede ser causada por bacterias y hongos.

La consecuencia de esta infección es la acumulación de moco, mecanismo de defensa del cuerpo contra todos los microorganismos dañinos.

Tipos de sinusitis: agudas y crónicas

Se conocen dos tipos principales de sinusitis. Las agudas con una duración de 4 semanas y las crónicas que pueden prolongarse más de 3 meses.

Cualquiera de estas se diferencia de un resfriado común pues este no supera las 2 semanas.

El tiempo de duración es la única manera de identificar una infección de la otra, pues los síntomas de ambos tipos son similares.

Lee nuestra guía sobre la sinusitis crónica: Causas, síntomas y tratamiento

Síntomas de la infección de los senos paranasales

Conocer los síntomas de la rinosinusitis, como también se le conoce a la infección de los senos paranasales, permitirá diferenciarla de cualquier otra infección respiratoria.

 

1. Dolor en los senos paranasales

Estos están en varias regiones del rostro. El dolor puede manifestarse en la frente, pómulos, sobre y debajo de los ojos y a nivel de la nariz.

Se caracteriza por ser compresivo. El dolor será mayor si presionas con los dedos los senos paranasales afectados.

2. Secreción nasal

Tu cuerpo producirá más moco para contrarrestar la infección. Este será producido en los senos paranasales infectados generando una secreción nasal amarillenta o verdosa; en ocasiones, fétida.

Esta mucosidad será tan abundante que ocupará vías alternas a la nariz como la garganta, lo que se conoce como, goteo postnasal. Lo sentirás como un cosquilleo o una picazón en la parte frontal del cuello.

El goteo postnasal es acompañado generalmente por una tos seca o húmeda que notarás más en la noche, pues la gravedad de estar acostado favorece a que la secreción vaya directo a la garganta y pulmones.

Lee nuestra guía sobre la congestión nasal: Causas, síntomas acompañantes y tratamiento

3. Obstrucción nasal

Uno de los primeros síntomas porque la nariz se obstruye en uno o ambos conductos nasales, por el excesivo moco producido.

La obstrucción nasal también te impedirá diferenciar olores y obliga a respirar por la boca, secando las cuerdas vocales con lo que se gana una voz ronca.

4. Dolor de cabeza

Los dolores de cabeza ocurrirán, sobre todo al agacharte o al  hacer esfuerzos. Se manifestarán en toda la cabeza y en ocasiones, también en los dientes.

No se descarta que los dolores aumenten por la noche y al despertar en la mañana, por la acumulación de las secreciones y aumento de la presión.

Lee nuestra guía sobre los 14 remedios caseros para el dolor de cabeza 100% seguros

5. Irritación de la garganta y tos

El goteo postnasal irrita la faríngea y provoca tos que dificulta conciliar el sueño.

Te recomiendo dormir con muchas almohadas para adoptar una posición diagonal y disminuir la tos nocturna.

6. Dolor de garganta y voz ronca

El goteo postnasal genera una irritación que al principio comienza con una molestia.

El dolor de garganta y la voz ronca ocurren sobre todo en la rinosinusitis crónica.

7. Fiebre

La mayoría de los procesos infecciosos causan fiebre, en especial todas las infecciones virales.

Es común tener una fiebre de 38 °C cuando inicia el proceso viral. Esta es solo una característica en la rinosinusitis aguda.

Si tienes los síntomas anteriores y fiebre mayor de 38,5 °C, es porque probablemente la infección sea bacteriana. Visita al médico cuanto antes.

Lee nuestra guía sobre los medicamentos más usados para la fiebre

8. Fatiga o agotamiento

La obstrucción nasal impide el óptimo ingreso de oxígeno a los pulmones, lo que provoca fatiga.

9. Mal aliento

En algunos casos la infección de los senos paranasales es tan avanzada, que la secreción produce mal olor que no cede con el cepillado de los dientes.

¿Quién está en riesgo de una rinosinusitis?

Aunque todos somos vulnerables a la rinosinusitis, hay personas con características específicas más propensas a sufrirla, sobre todo de tipo crónico.  Estas son:

  • Los alérgicos
  • Con pólipos nasales
  • Con hipertrofia adenoidea
  • Fumadores activos y pasivos
  • Con infecciones dentales no tratadas
  • Lo más propensos a la contaminación ambiental
  • Los que practica natación en aguas no tratadas adecuadamente

¿Cuándo acudir al doctor?

Aunque puedes tratar las rinosinusitis en casa con medicamentos sin prescripción facultativa, se conocen condiciones en las que es mejor asistir al médico.

Visítalo cuanto antes si te identificas con alguno de los siguientes casos:

  • Con fiebre mayor de 38,5 ° C
  • Si el tratamiento habitual no tiene efecto
  • Cuando se agravan los síntomas en la rinosinusitis crónica
  • Con estado de inmunosupresión subyacente como infección por VIH y cáncer
  • Cuando los episodios de rinosinusitis aguda ocurren por más de 4 veces al año

Tratamiento de la infección de los senos paranasales

Te recomiendo medicamentos que contengan antihistamínicos y descongestionantes, como medidas caseras y sin prescripción médica para superar las alergias.

Los lavados nasales con solución fisiológica (solución salina al 9%) son ideales pues suman la cantidad necesaria de sodio, para mantener tu nariz libre de moco.

Un atomizador nasal o una jeringa sin la aguja y con 5 cc, serán suficiente. Lavar las fosas a chorro dos o tres veces al día bastará.

También puedes preparar una solución casera con una taza de agua hervida, 1/2 cucharadita de sal de mesa y 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio.

Asiste al médico si los síntomas persisten. De ser necesario, recetará antibióticos o tratamientos con esteroides tópicos. No tomes ninguno de estos sin supervisión médica.

La cirugía no se descarta como tratamiento.

Complicaciones de la infección de los senos paranasales

Las complicaciones de una infección de los senos paranasales pueden ser graves. Algunas son absceso supraorbitario, orbitario y cerebral, mucocele, osteomielitis y meningitis.

Pronóstico y recuperación

Por lo general el pronóstico es muy bueno.

La mayoría de los casos son consecuencia de virus y la recuperación es espontánea tras superar el proceso viral. Un muy bajo porcentaje presenta complicaciones y cronicidad en los síntomas.

¿Cómo prevenir la sinusitis?

Deja el cigarrillo, aléjate de olores fuertes como perfumes o químicos, cuida tus dientes y evita las piscinas que sospeches no tienen tratamiento.

No uses antibióticos sin prescripción porque solo generará resistencia bacteriana. Vacúnate contra la influenza.

La medicina y la naturaleza suman alternativas para evitar la infección de los senos paranasales, en las temporadas del año en las que hay más riesgos de contraer enfermedades respiratorias.

Te invito a compartir este artículo en las redes sociales para que tus amigos y seguidores, también conozcan los 9 síntomas de la sinusitis.

 

Ver También: