Síntomas de vesícula en mujeres: ¿Cómo son diferentes?

Los problemas de vesícula, particularmente los cálculos vesiculares, son mucho más frecuentes en mujeres y pueden ser muy dolorosos.

Las cálculos de vesícula tienen una frecuencia de 2% anual en EEUU tienen asociados varios factores de riesgo además de que pueden presentar complicaciones fatales, de allí su importancia. (Referencia)

¿Cuáles son los principales síntomas de los cálculos de vesícula en las mujeres?

Los síntomas de vesícula en mujeres son provocados principalmente por cálculos o piedras. Solo entre 10 a 20% de las personas con cálculos o piedras de vesícula presentan síntomas. Cuando los cálculos de vesícula generan síntomas, es probable que experimentes: (Referencia)

  • Dolor en la parte alta del abdomen, con más frecuencia del lado derecho.
  • Distensión o hinchazón abdominal y gases.
  • Sensibilidad a las grasas, que provocan contracciones y aumentan el dolor.
  • Náuseas, gases, eructos e inapetencia.
  • Indigestión o dispepsia.
  • Náuseas frecuentes y vómitos ocasionales.

Los síntomas de vesícula inflamada en mujeres, incluyen el dolor intenso en la parte superior derecha del abdomen, fiebre, náuseas, vómitos e incluso ictericia (coloración amarilla en piel y ojos). La vesícula se puede inflamar por cálculos con más frecuencia, pero también por otras causas. Los síntomas de vesícula infectada siempre son los mencionados arriba, acompañados de fiebre.

La frecuencia de cálculos o piedras en la vesícula son similares en mujeres y hombres, las mujeres experimentan mayor dolor, malestar, distensión abdominal y gases. (Referencia)

El dolor puede iniciarse debajo de la caja torácica y desplazarse hacia los omoplatos, particularmente debajo del derecho. Las mujeres también sufren ocasionalmente de un dolor sordo y persistente.

Ocasionalmente puede presentarse una complicación grave como:

  • Infección de la vesícula biliar.
  • Infección de los conductos biliares.
  • Pancreatitis.

De ocurrir una de estas complicaciones, puede estar acompañada de:

  • Fiebre.
  • Dolor abdominal de mayor intensidad.
  • Ictericia, que se manifiesta por un color amarillento de la piel o los ojos.
  • Vómitos.

¿Qué causa los cálculos vesiculares en las mujeres?

Los cálculos biliares o vesiculares son más comunes y frecuentes en las mujeres que en los hombres, aunque la presentación de los síntomas, cuando aparecen, son iguales en ambos sexos. Los casos femeninos duplican los masculinos y ocurren en una de cada 5 mujeres de 60 años o menos. (Referencia)

La causa de los cálculos de vesícula en mujeres está ligada a:

  1. Las mujeres tienen un vaciamiento vesicular más lento que el de los hombres, por lo que la bilis permanece más tiempo en el órgano, habiendo más oportunidad de que se formen las piedras o cálculos.
  2. Esta mayor lentitud se intensifica durante el embarazo, por lo que muchas mujeres tienen mayor riesgo de desarrollar cálculos vesiculares durante el embarazo.
  3. Más importante aún, durante el embarazo las mujeres secretan altos niveles de estrógeno, una hormona sexual estrechamente ligada a la formación de cálculos.
  4. La secreción de altos niveles de progesterona, durante la menstruación, favorece la formación y engrosamiento de cálculos biliares, ya que esta hormona disminuye las contracciones musculares que ayudan a expulsar a las piedras o arenilla de la vesícula o de las vías biliares.
  5. Por encima de los 60 años, la probabilidad de cálculos biliares aumenta y otros factores que favorecen su aparición son el sobrepeso y el adelgazamiento repentino.
  6. Las mujeres que han tenido una alta exposición a un exceso de estrógeno por embarazos múltiples, el uso de píldoras anticonceptivas y el consumo de reemplazos hormonales tras la menopausia, tienen más probabilidades de desarrollar cálculos vesiculares. (Referencia)

¿Qué tanto influyen las terapias de reemplazo hormonal en la aparición de cálculos biliares?

La administración de hormonas femeninas, normalmente estrógeno o algún tipo de progesterona, pueden aliviar los desagradables síntomas de la menopausia, pero triplican el riesgo de aparición de cálculos biliares que requieren cirugía. (Referencia)

De igual forma, las terapias de reemplazo hormonal han sido ligadas tanto a efectos secundarios menores, como a otros graves. Entre los que se cuentan las enfermedades cardíacas, cálculos renales, derrames cerebrales, coágulos de sangre y hasta cáncer.

Lee nuestra guía sobre la cirugía de vesícula: objetivos, riegos y recuperación

¿Por qué las pastillas anticonceptivas producen cálculos biliares?

Síntomas de vesícula en mujeres

Hay dos razones principales:

  1. Los anticonceptivos incrementan significativamente la generación de colesterol en el hígado, grasa de la que están constituidos cerca del 80 % de los cálculos biliares.
  2. El consumo de anticonceptivos reduce significativamente la intensidad y frecuencia de las contracciones vesiculares, lo que afecta la correcta apertura de los canales y la evacuación de los desechos.

Actualmente, se cuentan con muchas presentaciones y tipos de anticonceptivos (ACO). Se ha demostrado que los ACO a base de: desogestrel, drospirenone y norethindrone tienen un riesgo levemente mayor que el levonorgestrel en la formación de cálculos de vesícula. (Referencia)

¿Por qué los cálculos biliares pueden causar mucho dolor en las mujeres?

Con mucha frecuencia, los cálculos biliares que se forman, salen de la vesícula hacia el intestino y son desechados con las heces, sin ocasionar ninguna molestia. Sin embargo, es muy importante conocer los síntomas para aplicar tratamiento adecuado y evitar las complicaciones.

En ocasiones, las piedras pueden quedar atascadas en la estrecha salida de la vesícula o en los conductos que drenan el órgano, volviéndose problemáticos.

Cuando comienza la digestión de una comida, los músculos de la pared de la vesícula biliar se contraen para facilitar la liberación de la bilis que va rumbo al intestino delgado.

Estas contracciones musculares son más intensas en la medida que los alimentos son más grasosos.

Si en medio de esas contracciones se aprieta un cálculo contra la vesícula o las piedras impiden la circulación del líquido biliar, se presenta dolor, que puede ser muy intenso.

El cuadro puede agravarse si un cálculo biliar se queda atascado en una vía de drenaje sin llegar al intestino.

Si la piedra o cálculo causa un bloqueo que produzca una excesiva acumulación de bilis en la vesícula o el hígado, se genera a posterior una infección y consecuencias muy graves para la salud.

Si el atasco se produce en la sección baja de los conductos de drenaje, también puede quedar bloqueada la circulación de las enzimas digestivas del páncreas, lo que puede derivar en la inflamación conocida como pancreatitis.

¿Cómo se diagnostican los cálculos vesiculares y biliares?

La mayoría de los cálculos vesiculares no se ven en las radiografías comunes, pero pueden ser observados fácilmente con ultrasonido.

Como las piedras o cálculos son tan comunes y carentes de signos, es difícil para un médico saber si los cálculos biliares que aparecen en una tomografía o ecografía computarizada son los que están ocasionando los síntomas del paciente.

Sobre todo si los síntomas no son los más comunes de los cálculos. Pero si se trata de los síntomas típicos, el médico recomendará el mejor tratamiento.

Cuando un cálculo bloquea la circulación de la bilis, la prueba de ultrasonido puede mostrar el ensanchamiento de los conductos biliares. Un examen de sangre también puede orientar al especialista sobre posibles padecimientos en el hígado o el páncreas. (Referencia)

¿Cuánto duran los síntomas de los cálculos biliares?

En algunos casos, los cálculos biliares pequeños o arenilla, salen de la vesícula biliar por su cuenta, pasando a los intestinos y finalmente a las heces fecales.

Por otra parte, si un cálculo biliar está molestando, puede dejar de hacerlo al cambiar de posición en el interior de la vesícula.

En la mayoría de los casos, cuando los cálculos biliares presentan síntomas muy intensos y permanente, es necesaria una cirugía para resolver el problema.

Cuando el cuerpo logra controlar una crisis de dolor por cálculos vesiculares, 2 de cada 3 personas que no han sido intervenidas, tendrán nuevamente los síntomas en dos años aproximadamente.

¿Cómo aliviar el dolor de vesícula?

Se pueden usar antiinflamatorios o antiespasmódicos para aliviar el dolor. No obstante, en muchos casos importante evitar ingerir más alimentos hasta la evaluación médica. La resolución del problema puede ser dieta, antibióticos o cirugía.

¿Cómo se tratan los cálculos biliares?

Los tratamientos para cálculos de la vesícula son quirúrgicos, endoscópicos y médicos: (Referencia)

  • Colecistectomía laparoscópica.
  • Colecistectomía abierta.
  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE).
  • Disolución de las piedrecillas con medicamentos.

Colecistectomía laparoscópica

Nueve de cada diez pacientes con cálculos de vesícula, se someten a la cirugía colecistectomía laparoscópica. Es la operación para las piedras o cálculos de la vesícula mas común.

En este procedimiento, el cirujano practica varias pequeñas incisiones en el abdomen e introduce un instrumento llamado laparoscopio, que es básicamente un tubo fino y flexible, dotado de una cámara.

El cirujano va observando en una pantalla de video, en tiempo real, las imágenes que proceden del interior del abdomen. A través de las incisiones se introducen los instrumentos que se necesitan para la extracción de la vesícula.

Los procedimientos laparoscópicos suelen ser muy limpios en términos de cicatrices y los pacientes se recuperan rápidamente.

Colecistectomía abierta

Otros pacientes se someten a la clásica operación de extirpación de vesícula, llamada colecistectomía abierta. En este caso, la incisión abdominal es más grande y el cirujano ve el órgano directamente y lo extrae.

Esta intervención se reserva para los pacientes que no se les puede realizar la laparoscopia por múltiples cirugías abdominales previas o casos específicos.

Asimismo, puede ocurrir que el cirujano inicie el procedimiento laparoscópico y cambie al procedimiento abierto en el transcurso de la operación, esto ocurre en aproximadamente en el 5 % de las intervenciones.

Colangiopancreatografía Retrógrada Endoscópica (CPRE)

Cuando las piedras o cálculos están atascadas en el conducto biliar, es necesaria una colangiopancreatografía retrógrada endoscópica, donde el cirujano especialista observa la abertura del conducto biliar en el punto donde se conecta con el intestino.

La CPRE se realiza con un endoscopio especial para tal procedimiento, que llega hasta duodeno y logra visualizar el esfínter donde finalizan las vías biliares y a través del mismo se introducen instrumentos que permiten la extracción de los cálculos que están atascados en la vía biliar. (Referencia)

Medicamentos para disolver los cálculos

Hay opciones médicas, que se usan como complemento en casos especiales. El ácido ursodesoxicólico (Ursodiol), un medicamento oral que ayuda a eliminar el exceso de sales biliares del cuerpo.

El tiempo de respuesta es de por lo menos 6 meses antes de ver los primeros resultados y es efectivo en uno de cada dos pacientes. Su uso es controversial para los cálculos vesiculares sin otras complicaciones. Actualmente, con la frecuencia de operaciones para bajar de peso y su alto riesgo de cálculos vesiculares, se ha propuesto su uso en casos seleccionados. (Referencia)

Otros procedimientos

Los cálculos biliares también pueden tratarse mediante la litotricia extracorpórea por ondas de choque, un método no invasivo en el que las piedras se pulverizan mediante un pulso acústico.

Tiene la ventaja de que es el procedimiento menos invasivo que existe, pero su porcentaje de eliminación de cálculos es muy bajo y el riesgo de complicaciones es alto. (Referencia)

Otro procedimiento es mediante inyecciones directas en la vesícula biliar. Ambos métodos tiene la característica de que no se extirpa la vesícula, por lo que los cálculos biliares se pueden formar de nuevo.

También se han intentado tratamientos naturales para los cálculos o piedras de la vesícula, que pueden complementar pero que hasta ahora no han demostrado efectividad para su recomendación general. Algunos de los más usados son: rábano negro, glucosinolatos, capsaicina, curcumina, ajo y cebolla. Siempre consulte a su médico si quiere intentar alguna alternativa natural. (Referencia)

¿Cuándo hay que llamar al médico?

Si sabes que tienes cálculos biliares, contacta a tu doctor en caso de:

  • Fiebre inexplicable.
  • Dolor persistente o intenso en el lado derecho o en la mitad de la espalda.
  • Vómitos continuos.
  • Ictericia (color amarillento en la piel o los ojos).

¿Cuál es el pronóstico de las operaciones de vesícula?

El tratamiento de cálculos biliares mediante la extirpación de la vesícula suele ser altamente efectivo. Ya que la vesícula biliar no es un órgano esencial y la mayoría no presenta síntomas ni cambios digestivos permanentes después de la eliminación.

Puede ocurrir que tras una extirpación de vesícula, la persona presente dolor abdominal y diarrea, pero estas situaciones pueden controlarse con cambios en la dieta y tratamientos adicionales.

Si tienes aprensiones para desprenderte de tu vesícula, ten presente que los demás métodos de eliminación de cálculos solo ofrecen una solución temporal.

¿Cómo se previene la formación de cálculos biliares?

La probabilidad de formación de cálculos biliares se reduce si:

  • Evitas el sobrepeso.
  • Mantienes un buen peso corporal.
  • Haces dietas adecuadas.
  • Evitas la pérdida violenta de peso. La reducción extrema del consumo de alimentos y la rápida disminución del peso corporal obligan al hígado a producir colesterol en exceso, generándose una saturación de grasas que incrementa el riesgo de cálculos biliares.

Por otro lado, la posibilidad de cálculos aumenta con el uso de píldoras anticonceptivas y tratamientos hormonales. Si tienes factores de riesgo para el desarrollo de cálculos biliares, debes considerar la posibilidad de abandonar esos medicamentos.

Aparte de las mujeres en general, con énfasis las que han tenido embarazos múltiples, otros grupos con mayor riesgo de desarrollar cálculos biliares son los indígenas americanos y los hispanos. Existen también condiciones genéticas que predisponen a los cálculos vesiculares.

¿Qué dieta cumplir con problemas de vesícula biliar?

Está demostrado que los cálculos de la vesícula está muy relacionado con la dieta. (Referencia)

Algunos hábitos alimenticios que debes evitar para reducir el riesgo de formación de cálculos biliares son:

  • Evitar todo tipo de alimentos grasos.
  • Evitar todo tipo de granos (lentejas, arvejas, judías, habas, garbanzos).
  • Comer demasiado en una sola comida.
  • Comer en exceso con mucha frecuencia.
  • Ingerir comidas muy pesadas al comienzo del día o en la noche.
  • Saltarte comidas.
  • No beber suficiente agua.
  • Consumir proteínas en exceso.
  • Ingerir lácteos en exceso.
  • Beber demasiado alcohol.
  • Consumir exceso de carbohidratos refinados, como azúcar, fructosa, edulcorantes artificiales, alcoholes de azúcar, bebidas fuertemente endulzadas (refrescos y jugos de frutas).
  • El consumo de harina de trigo blanca, sus derivados y otros cereales procesados.
  • Utilizar aceites hidrogenados y alimentos procesados ​​que los contienen.

Si minimizas o eliminas estos hábitos, reducirás la presencia de las grasas y toxinas que forman los cálculos biliares.

¿Qué es la vesícula biliar?

La vesícula tiene la función de almacenar bilis producida en el hígado, es un órgano del aparato digestivo que tiene la forma de un pequeño pera pequeña, localizado debajo del hígado.

La vesícula biliar es responsable de recolectar la bilis, un líquido que pasa del hígado al intestino delgado mediante los conductos biliares. Las sales contenidas en la bilis facilitan la digestión de los alimentos y la absorción de las grasas.

Si bien la vesícula tiene una función de almacén de bilis, luego de la extracción (Colecistectomía), son pocos los cambios que sufre el aparato digestivo y muy pocos pacientes experimentan síntomas posteriores.

¿Cómo se forman los cálculos biliares?

La bilis también recoge desechos, principalmente colesterol y bilirrubina, que se generan cuando el organismo destruye los glóbulos rojos que han cumplido su vida útil.

Estas partículas de colesterol y bilirrubina comienzan a juntarse en pequeños sólidos y forman los cálculos.

En la medida que la bilis se desliza sobre los cálculos, se va añadiendo más material y las arenilla inicial va creciendo hasta formar cálculos o piedras más grandes. El tamaño igual no determina el daño que pueden provocar.

Lee nuestra guía sobre la prevención de la formación de piedras en la vesícula

Luego de leer estos aspectos de los cálculos de la vesícula en mujeres, si te gusta, comenta y comparte esta información en tus redes sociales.

Referencias

Ver También:

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here