¿Por qué tomar té de cúrcuma para aliviar la artritis y para adelgazar?

 

El té de cúrcuma, con su característico color amarillo naranja proporcionado por su principal ingrediente activo, la curcumina, es llamado con frecuencia “oro líquido” dadas sus características de superalimento y supermedicina.

A la cúrcuma se le atribuyen una bomba de compuestos antiinflamatorios, antioxidantes, y entre sus múltiples supuestas propiedades está la de aliviar y prevenir la artritis, ¿pero que tan cierto es esto?.

¿Cómo se puede consumir la cúrcuma?

Las potencialidades de la cúrcuma pueden obtenerse mediante el consumo en polvo, en aceite esencial concentrado o en suplementos farmacológicos, pero aquí te contaremos cómo el té de cúrcuma te puede ayudar para bajar de peso.

Lee nuestra guía ¿Para sirve la cúrcuma?: 12 usos prácticos

¿Cómo preparar el té de cúrcuma?

Abajo un video de cómo hacer el te de cúrcuma:

Atributos nutricionales del té de cúrcuma

La cúrcuma es una especie vegetal herbácea (Curcuma longa) altamente apreciada en la cocina oriental, especialmente la hindú, donde forma parte del curry y de infinidad de comidas y bebidas. La cúrcuma no contiene colesterol y es rica en:

  • Ácidos grasos omega-3.
  • Vitaminas (A, B6, C, E, K, ácido fólico, riboflavina y niacina).
  • Electrolitos (sodio, potasio).
  • Minerales (magnesio, manganeso, hierro, calcio y fósforo).
  • Proteína vegetal.
  • Carbohidratos saludables.
  • Fibra.

El componente activo más importante de la cúrcuma, presente principalmente en el rizoma (tallo subterráneo) de la planta, es la curcumina, conocida en el mundo de los colorantes alimenticios saludables como Amarillo Natural 3.

La curcumina es un compuesto polifenólico rico en esencias, empleado desde la antigüedad en la medicina tradicional china e hindú por sus propiedades desinflamantes, carminativas, antiflatulentas y antimicrobianas.

Beneficios del té de cúrcuma para la artritis

La dolorosa inflamación de las articulaciones es uno de los problemas de salud más comunes. Aparte del dolor articular, la artritis se caracteriza por:

  • Sensación de fatiga.
  • Dolores musculares.
  • Pérdida de la flexibilidad en las articulaciones.
  • Rigidez articular y pérdida de capacidad motora.

La artritis es una condición que normalmente llega con la edad, pero que también puede afectar a los niños, siendo sus principales tipos los siguientes:

  • Artritis reumatoide.
  • Osteoartritis.
  • Artritis infecciosa.
  • Gota.

La ingesta diaria de té de cúrcuma se ha revelado como un remedio natural y efectivo para aliviar los dolores de la artritis y prevenir la enfermedad, retrasando o impidiendo que se manifiesten las limitaciones de movimientos asociadas al trastorno.

Los principales beneficios del té de cúrcuma relacionados con la artritis son los siguientes:

Alivia el dolor provocado por la artritis

Algunos estudios muestran que la curcumina reduce la hinchazón y la sensibilidad en las articulaciones, inhibiendo la actividad de ciertas enzimas que promueven la inflamación y el dolor asociados con la enfermedad, funcionando mejor que algunos medicamentos analgésicos, ya que no ocasiona efectos secundarios.

Una de estas investigaciones consistió en una revisión de los ensayos clínicos aleatorizados realizados sobre el tema hasta mediados de 2016 (1).

Este estudio publicado en la Revista de Comida Medicinal (Nueva York, EE.UU) concluyó que la administración de alrededor de 1.000 mg diarios de curcumina ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de la artritis.

Ayuda con la inflamación

Uno de los principales síntomas de la artritis es la inflamación de las articulaciones, que ocasiona la hinchazón del área afectada, así como dolor y rigidez que afectan la función motora.

La curcumina es un agente desinflamante natural que inhibe el trabajo de las enzimas que promueven las inflamaciones y ayuda a proteger el líquido sinovial y las articulaciones contra los procesos inflamatorios.

Una revisión, realizada a partir de documentos de la Asociación Americana de Científicos Farmacéuticos, concluyó que este compuesto polifenólico es terapéuticamente eficaz en el  tratamiento de diversas enfermedades proinflamatorias, tales como artritis, pancreatitis, uveítis, colitis ulcerosa, síndrome del intestino irritable y cáncer, entre otras (2).

Estas investigaciones también han demostrado que la curcumina es segura, tolerable y no tóxica, incluso en dosis elevadas.

Evita la progresión de la artritis

El consumo de té de cúrcuma con regularidad ayuda a evitar el progreso de la artritis, independientemente del proceso artrítico que se padezca.

La curcumina actúa sobre los fibroblastos del revestimiento de las articulaciones, cuando estas células se enferman pero se niegan a morir, ocasionando dolores y molestias artríticas y causando la pérdida de suavidad y flexibilidad en los movimientos.

El componente activo de la cúrcuma destruye los fibroblastos dañados, promoviendo la generación de nuevo material celular sano e impidiendo el progreso de la artritis.

Protege los huesos

La osteoartritis se caracteriza por una degradación del tejido óseo y la curcumina ayuda de la siguiente manera:

  • Previene la inflamación de las células óseas.
  • Protege las articulaciones y los huesos de la acción erosiva de la artritis.
  • Evita el deterioro del líquido sinovial que lubrica las articulaciones.

Igualmente, al evitar la pérdida de tejido óseo y reducir la actividad de algunas células que lo absorben, la curcumina ralentiza el progreso de la osteoartritis.

Si padeces de algún problema artrítico, prueba con el té de cúrcuma y seguramente verás progresos en unas pocas semanas.

Comparte este artículo con tus amigas y amigos, para que también conozcan los beneficios del té de cúrcuma en el tratamiento de la artritis.

¿La cúrcuma té ayuda a bajar de peso?

Las propiedades de la cúrcuma son muchas y vienen dadas, principalmente, por su alto contenido de uno de sus compuestos biológicos: la curcumina.

Los estudios experimentales sobre la relación entre la cúrcuma y la pérdida de peso han sido positivos, además de que su efectividad incluye la disminución de los riesgos de padecer patologías asociadas a la obesidad. (3)

Una de las propiedades más conocidas de la cúrcuma es su poder como anti-inflamatorio, lo que sumado a los hallazgos sobre la inflamación metabólica crónica como causa de la obesidad, ha despuntado numerosos análisis al respecto. (4)

La actuación de la cúrcuma radica en su capacidad de influir sobre el tejido adiposo blanco —que es donde se acumula la grasa en nuestro cuerpo— para lograr la desinflamación. (5)

Por supuesto, esa desinflamación se traduce en una menor acumulación grasa en el tejido adiposo y, por lo tanto, en que bajes de peso.

Cuando la obesidad es provocada por cambios metabólicos, ocurre un desbalance entre la energía ingerida y el gasto, lo que produce que comience una acumulación de grasa mayor en el tejido adiposo. (6)

Los efectos de la cúrcuma incluyen la eliminación del crecimiento del tejido adiposo y una modulación de la energía en los procesos metabólicos. (7)

Es por eso que el té de cúrcuma puede ser efectivo para que reduzcas tus medidas y dejes de acumular grasas en tu cuerpo.

Sirve como antioxidante natural

Las potencialidades del té de cúrcuma para adelgazar no solo vienen dadas por su intervención en los procesos metabólicos, sino que también interviene su poder como antioxidante.

En comparación con las personas de peso normal, los obesos tienen más bajas las defensas antioxidantes debido a una correlación entre sus niveles y la adiposidad. (8)

De esta manera, el estrés oxidativo —provocado por un aumento de los radicales libre o la disminución de los antioxidantes— está directamente relacionado con la obesidad y las patologías asociadas a ella.

En una evaluación de 10 especies de raíces se determinó que la cúrcuma obtiene los mejores resultados en la captación de los radicales libres, además de su alto contenido de flavonoides. (9)

Todo esto hace que la cúrcuma sea un antioxidante natural poderoso, que puedes aprovechar mediante el consumo de té o infusión.

Lee nuestra guía sobre los 5 mejores antioxidantes naturales

Complementa tu dieta

Llevar una alimentación saludable es imprescindible si tu meta es bajar de peso, así que, si decidiste seguir una dieta en particular, puedes acompañarla con el té de cúrcuma.

En algunos estudios con ratones se ha determinado que el consumo de cúrcuma durante una dieta alta en grasas disminuye los niveles de ácidos grasos, colesterol, triglicéridos y la resistencia a la insulina. (10)

De manera que aún si tienes una dieta alta en grasas, podrás ver los efectos de la cúrcuma en tu organismo.

Los efectos de la cúrcuma en la reducción de grasa en el hígado con una dieta con alto contenido de fructosa también han generado muy buenos resultados en la pérdida de peso. (11)

Aunque llevar una dieta alta en grasas o en fructosa quizás no sea lo más recomendable para bajar de peso, los estudios en esta área revelan las potencialidades de la cúrcuma aún con dietas poco favorecedoras.

Desde luego, una dieta balaceada y saludable permitirá que los efectos del té de cúrcuma sean mayores.

Té de cúrcuma + ejercicio físico

Hacer ejercicio físico es un ayudante bastante efectivo y conocido para bajar de peso y lograr tener una vida más saludable.

Es posible que tengas entre tus planes incorporar el ejercicio físico en tu rutina diaria para adelgazar, pero te cuesta dar el primer paso debido a las dolencias habituales luego del sedentarismo.

Como te contamos un poco antes, la cúrcuma es un anti-inflamatorio natural, por lo que se ha demostrado que su consumo puede reducir la inflamación y el dolor muscular propios del ejercicio. (12)

Precisamente, en un estudio realizado con jugadores de rugby se encontró que la cúrcuma puede disminuir el dolor muscular luego de un entrenamiento intenso. (13)

Además, la cúrcuma produce un aumento del glucógeno —una fuente de energía para nuestro cuerpo— en los músculos, lo que reduce las posibilidades de que sientas fatiga al hacer ejercicios. (14)

Es por ello que el consumo de té de cúrcuma sería un excelente acompañante de tu rutina de ejercicios, al hacer que tengas una recuperación más rápida y que aumente tu rendimiento.

Previene la obesidad

Si no padeces de sobrepeso u obesidad, pero quieres mantenerte en forma, el té de cúrcuma también es una opción.

La capacidad inhibidora de uno de sus componentes en la acumulación de grasa en el tejido adiposo hace posible que la cúrcuma no solo sirva para adelgazar, sino también para prevenir la obesidad. (15)

Asimismo, la influencia de la cúrcuma en el metabolismo del hígado y el tejido adiposo revelan su capacidad preventiva de la obesidad y la resistencia a la insulina. (16)

Lee nuestra guía sobre los tipos de enfermedades ocasionados por la obesidad

¡Baja de peso con el té de cúrcuma!

El té de cúrcuma también es llamado «oro líquido» debido a su color y a su preciado valor para la salud.

Más allá de la presentación en la que decidas consumir cúrcuma, el té o infusión es siempre una opción sencilla y rápida para obtener sus beneficios.

Desde la eliminación del crecimiento del tejido adiposo hasta la prevención de la resistencia a la insulina, se ha demostrado cómo la cúrcuma puede ayudarte a adelgazar.

Pero, además, sus capacidades preventivas del sobrepeso y la obesidad, así como de las patologías asociadas a ellas; tiñen de amarillo brillante tus opciones para evitar padecer de cualquiera de ellas.

Adelgazar mediante una dieta saludable, hacer ejercicio y cuidar tu salud son aspectos que puedes acompañar con el té de cúrcuma.

Así que no te des por vencido y comienza ahora. Por último, recuerda escribirnos tus comentarios si te gustó este artículo.

 

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here