¿Es Seguro Tomar Té de Menta Durante el Embarazo? + Recetas

¿Sufres de adicción a las bebidas con cafeína? Las bebidas con cafeína pueden tener un efecto negativo en el feto en desarrollo.

Con este artículo queremos que consideres tomar té de menta como una alternativa a estas bebidas. Tiene muchos efectos positivos en tu salud, sin embargo, debemos aclarar la duda: ¿se puede tomar té de menta durante el embarazo?

Aquí hablaremos de los beneficios esenciales del té de menta y cómo puede aliviar algunos de los malestares que vienen con el embarazo.

¿Por qué recomiendan tomar té de menta durante el embarazo?

La mayoría de los tés herbales son una opción recomendable para sustituir las bebidas con cafeína en las madres embarazadas. Estas bebidas aumentan el riesgo de que el bebé nazca bajo de peso.

La menta es una planta híbrida, es la mezcla perfecta de la menta spicata y la menta acuática. También tiene una buena cantidad de mentol en su composición.

La menta es un relajante natural y tiene la propiedad de ayudar a relajar tus músculos estomacales.

Las mujeres embarazadas suelen sufrir de malestares estomacales c

omo la indigestión o el síndrome de intestino irritable. El té de menta es altamente efectivo en el tratamiento de esos desórdenes.

Las futuras madres suelen amar su fuerte aroma y sus beneficios.

Lee nuestra guía sobre los 10 alimentos y bebidas prohibidos en el embarazo

Los beneficios del té de menta durante el embarazo

El té de menta es una bebida refrescante que ayuda a mantener tu salud a tope durante el embarazo. Debido a su alto contenido de metanol, la menta ayuda a mejorar la digestión y también a evitar la irritación estomacal no deseada.

Su sabor aromático ayuda al cuerpo y a la mente a relajarse, manteniéndose así libre de estrés.

Beneficios para la salud que produce la menta

1. Mejora la salud digestiva

El té de menta o el aceite que se extrae de las hojas de menta ayuda a tratar los desórdenes intestinales de forma efectiva.

Si te encuentras en medio de un embarazo, lo más probable es que la indigestión y la inflamación se hayan vuelto algo común en tu cuerpo o es probable que las padezcas.

El exceso de gases en el estómago puede causar inflamación y cólicos en el cuerpo. Pero el té de menta estimula el flujo de la bilis y ayuda al buen funcionamiento intestinal durante el embarazo.

El efecto relajante del té de menta en las células estomacales ayuda a aliviar cualquier desorden digestivo que se pueda presentar, entre los que se cuentan el síndrome de intestino irritable, la constipación o la diarrea.

Lee nuestra guía sobre las enzimas digestivas y sus funciones en tu cuerpo

2. Ayuda a curar las náuseas y los vómitos

La náusea y los vómitos son un malestar común en las madres embarazadas.

El té de menta con sus propiedades aromáticas actúa como un antiespasmódico que disminuye la tendencia a vomitar, las náuseas y los malestares matutinos durante el embarazo.

Así que… la próxima vez que vomites, ¡intenta tomar un poco de té de menta!

Lee nuestra guía sobre los 12 remedios naturales para las náuseas

3. Ayuda a tratar los problemas respiratorios

Ya que el té de menta actúa como un antiespasmódico, puede ayudar a disminuir los efectos de los problemas respiratorios. Su efecto relajante ayuda a relajar los músculos del pecho y la garganta.

El té de menta ayuda a eliminar los dolores de pecho y alivia los síntomas del resfriado y la gripe común.

El mentol que contiene en su composición actúa como un expectorante y descongestionante natural, por lo que es de los mejores aliados que puedes tener para enfrentar un malestar respiratorio.

4. Mejora las funciones del sistema inmunológico

El té de menta tiene un efecto antibacterial en el cuerpo. Ayuda a las mujeres embarazadas a mantenerse a salvo de las infecciones virales como el resfriado, la tos y la fiebre que causa la gripe.

El té de menta te ayuda a mantener tu sistema inmunológico a tope, combatiendo así muchas infecciones.

5. Reduce los niveles de estrés

Durante el embarazo, muchas mujeres suelen sentirse ansiosas o estresadas. El té de menta es un sedante natural que ayuda a aliviar el exceso de estrés mental.

Las propiedades antiinflamatorias y relajantes de este té ayudan a disminuir la temperatura de tu cuerpo y la presión sanguínea. Este efecto también ayuda a relajar tus músculos, haciéndote sentir más tranquila y serena.

El aceite de menta se encuentra entre los más utilizados por los aromaterapistas y tiene una gran variedad de usos en la práctica de la aromaterapia.

Lee nuestra guía sobre las 8 formas de aliviar el estrés naturalmente

¿Qué efectos secundarios puede tener el té de menta durante el embarazo?

El té de menta es relajante, sedante y es una forma de combatir el estrés altamente comprobada. Sin embargo, tiene unos efectos secundarios.

1. Advertencias generales para las madres embarazadas

Tomar té de menta durante la fase más sensible del embarazo puede causar relajación en el útero. Esto puede incrementar el riesgo de sufrir un parto prematuro o un aborto.

A pesar de que no existe un nexo científicamente comprobado entre el aborto y el té de menta, las mujeres con un historial de aborto o parto prematuro deberían evitar tomarlo.

Las mujeres en período de lactancia no deberían tomar té de menta, puesto que puede tener efectos negativos en los bebés.

2. Interacciones con otros medicamentos

Algunas veces el té de menta tiene un efecto negativo cuando interactúa con otros medicamentos.

Durante el embarazo, lo más probable es que debas consumir vitaminas y medicamentos prenatales recetados por tu ginecólogo.

Por lo tanto, antes de tomar té de menta es bueno que te asesores con tu médico para saber si es seguro tomarlo y que no va a causar interacción con ningún medicamento.

3. Puede inducir alergias

Si estás embarazada y eres alérgica al metanol, es important

e que evites tomar té de menta. Este puede ocasionar reacciones alérgicas e incrementar la frecuencia con que ocurren.

Si sufres de problemas respiratorios como el asma, debes evitar tomar este té herbal.

4. Consecuencias de su uso en exceso

Todo en exceso es malo, así se trate de una comida o una bebida. Tener una sobredosis del té de menta puede tener un impacto negativo en tu estado de salud.

Tomar té de menta en exceso durante el embarazo puede causar varios malestares, entre los que se cuentan los dolores musculares, los mareos, la disminución del ritmo cardíaco y escalofríos.

¿Es seguro tomar té de menta durante el embarazo?

Depende. Si puedes tomar té de menta durante el embarazo, pero lo mejor es que te asesores con un médico antes de hacerlo, ya que existe la posibilidad de que la infusión no reaccione bien con tu cuerpo.

Evita siempre tomar cantidades excesivas de este té durante el período de gestación. Para evitar una sobredosis, cuenta siempre la cantidad de hojas que vas a utilizar antes de preparar una taza de la infusión.

Lo ideal es que cada taza contenga no más de un gramo o una cucharada de hojas de menta. Usa alrededor de 150 o 160 mililitros de agua para hervir el té. No deberías tomar más de dos o tres tazas de té de hierbas al día.

Receta: ¿Cómo hacer té de menta?

Ingredientes:

– Una cucharada de hojas secas de té de menta
– Una taza de agua
– Azúcar al gusto

Instrucciones:

– Hierve una taza de agua en una olla.
– Añade una cucharada de hojas secas de menta al agua hirviendo.
– Reduce la llama y deja que el aroma de la menta surja del agua hirviendo.
– Añádele azúcar según tu gusto.
– Cuela las hojas y sirve el líquido en una taza.

El té de menta puede ayudar a mejorar tu salud, pero asegúra

te siempre de no exponerte a una sobredosis, lo mismo aplica para cualquier otro té her

bal.

Comparte con nosotros tus experiencias con la menta. ¿Llegaste a tomar este té durante el embarazo? Coméntanos tus opiniones.

 

Ver También: