Temblor de párpado o blefaroespasmo: causas, tratamiento y prevención

Los temblores de párpado o blefaroespasmo, como también se le conoce, es una ligera y común contracción muscular en uno de los párpados, sobre todo en el superior, casi imperceptible al mirarse en un espejo.

Los espasmos ocurren inesperadamente por uno o varios días y son, además de repetitivos, benignos y ocasionales sin significar síntomas de un problema de salud. Solo pocos representan potenciales daños.

Aunque son inofensivos e indoloros, pueden ser molestos en personas con temblores crónicos e intensos conocidos como, blefaroespasmo esencial benigno (BEB).

Si las contracciones están acompañadas de espasmos faciales u otros síntomas, sí pueden ser señales de una enfermedad, por lo que será necesario asistir al doctor.

Causas del temblor de párpado o blefaroespasmo

La medicina no investiga cada caso por su condición de benigno, pero hay factores que provocan o empeoran los espasmos. Estos son:

  • Fatiga.
  • Estrés.
  • Ingesta de cafeína, alcohol o tabaco.
  • Mareos.
  • Falta de sueño.
  • Irritación ocular.
  • Efectos secundarios de medicamentos.
  • Tensión ocular.
  • Sequedad ocular.
  • Conjuntivitis.

Lee nuestra guía sobre la conjuntivitis: causas, síntomas y tratamiento

Blefaroespasmo esencial benigno (BEB)

El blefaroespasmo esencial benigno es una condición más frecuente en mujeres que suele afectar los dos ojos. Suma casi el doble de casos que en los hombres. Se calcula con base en números de Genetics Home Reference de Norteaméricaque, que entre 20 000 y 50 000 personas padecen BEB en Estados Unidos.

El BEB es un tipo de distonía referida a desórdenes de movimientos de contracción muscular, temblores y otras sacudidas involuntarias.

A diferencia de los temblores de párpados comunes y eventuales, los primeros síntomas del BEB se manifiestan durante o al final de la edad adulta y empeoran gradualmente.

Estos síntomas incluyen sequedad ocular, aumento en la frecuencia de parpadeo e irritación ocular que se agrava con la luz solar, el viento y la contaminación. Señales que comienzan en un ojo, pero que eventualmente afecta a los dos.

Mientras la condición avanza, los espasmos en los músculos alrededor de los ojos provocarán guiños involuntarios y debilidad para abrirlos. Sobre esto último y en casos severos, los afectados pocas veces podrán mantener el ojo abierto, lo que limitará su visión.

Más de la mitad de los pacientes con BEB desarrolla progresivamente otros síntomas de distonía, que se extienden a más músculos del rostro y del cuerpo.

Posibles complicaciones relacionadas con el temblor del párpado o blefaroespasmo

Será necesario asistir al médico si a las contracciones musculares se suman otros síntomas, pues podrían ser señales de potenciales daños cerebrales o en el sistema nervioso. A continuación algunos de ellos.

Esclerosis múltiple: enfermedad del sistema nervioso central que genera problemas de movimiento y cognitivos, además de fatiga.

Parálisis de Bell: condición que provoca que un lado del rostro pierda movilidad por un daño en el nervio facial.

La enfermedad de Parkinson: condición que causa temblores involuntarios en el cuerpo, rigidez muscular, limitaciones para hablar y desequilibrio.

Lesiones oculares como arañazos en la córnea: lesiones con consecuencias de daño permanente en la visión, por lo que asistir al médico de inmediato será lo más responsable a hacer.

Tortícolis espasmódica: distonía cervical caracterizada por espasmos en los músculos del cuello, que causan una desviación involuntaria de la postura de la cabeza.

Síndrome de Tourette: trastorno del sistema nervioso caracterizado por movimientos involuntarios y tics verbales.

Señales de emergencia

Será necesaria atención médica inmediata si los temblores en el párpado están acompañados de otros factores. Estos podrían ser:

  • Ojo irritado, hinchado o con secreción inusual.
  • Párpado superior caído.
  • Párpados que se cierran por completo con cada espasmo.
  • Temblor sostenido por varias semanas.
  • Espasmos manifestados en otras partes del rostro.

Lee nuestra guía sobre los ojos rojos: causas y tratamiento

Tratamiento para el blefaroespasmo

Si los síntomas o temblores no paran en breve tiempo se podrán tomar las siguientes medidas:

  • Aumentar el tiempo y la calidad de las horas de sueño.
  • Disminuir o suspender el consumo de cafeína, alcohol y tabaco.
  • Mantener los ojos bien lubricados con gotas o lágrimas artificiales.
  • Utilizar gafas para proteger a los ojos del sol y del viento.
  • Aplicar compresas calientes al comenzar los espasmos.
  • Disminuir el estrés con yoga, meditación o cualquier otra actividad que relaje.

Serán posible otras medidas como tratamiento:

  • Hipnosis.
  • Acupuntura.
  • Masajes.
  • Terapia nutricional.
  • Psicoterapia.
  • Yoga.
  • Tai chi.
  • Coenzima Q10.
  • Toxina botulínica para relajar temporalmente los músculos del párpado.
  • Cirugía para remover músculos y nervios del párpado para evitar la contracción en casos muy severos.

 ¿Cómo prevenir los temblores del párpado?

Será necesario registrar cómo y cuándo ocurren los espasmos, también precisar el aumento de la frecuencia de estos para determinar sus causas. Estas podrían estar vinculadas al consumo de alcohol, cafeína y el fumar tabaco. Períodos de estrés y ansiedad son otros detonantes.

Lo ideal será dormir al menos 30 minutos más por cada noche para bajar la tensión ocular, si la causa es el cansancio. Es importante no subestimar la higiene de los ojos y el empleo de gafas de sol y de graduación, de ser necesario.

Conclusiones

Podemos afirmar que el blefaroespasmo no representa un potencial problema, siempre que su aparición sea breve y ocasional. De lo contrario, asistir al médico será lo más responsable a hacer.

Dormir bien, controlar el estrés y evitar el consumo de sustancias estimulantes al cuerpo, serán medidas preventivas a estos temblores.

Será necesario un chequeo con el médico si las contracciones no desaparecen en menos de una semana o incrementan en frecuencia e intensidad. El doctor estudiará algunos valores y asesorará al paciente en qué hacer.

Si te gustó este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales, para que también conozcan qué es el blefaroespasmo o temblor de párpado, cómo se previene y tratarlo.

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here