10 Remedios para los gases intestinales

Los gases intestinales si bien no son una enfermedad en si misma, pueden ser una importante molestia, y en algunos casos pueden ser un indicio de alguna intolerancia digestiva, como veremos más adelante. El nivel de incomodidad o incluso de dolor puede ser tal, que es buena idea conocer remedios caseros para los gases intestinales, de modo de evitarnos estas molestias.

señor-con-dolor-abdominal

Causas de los gases intestinales

Los gases intestinales que se expulsan naturalmente a diario, se originan de dos formas: por el aire deglutido y por la propia digestión. Cuando se come muy apurado se deglute mayor cantidad de aire, al igual que cuando se mastica goma o cuando se beben productos gasificados.

El aire deglutido es responsable de la mayor cantidad de gases intestinales en situación normal.

Durante la digestión sana y normal, también se producen gases, aunque en menor cantidad. Estos ocurre por la degradación de algunos alimentos (algunos tienen mayor capacidad de generar gases intestinales) y otros como acción normal y sana de las bacterias que dentro del aparato digestivo colaboran con la digestión. Cuando esas bacterias varían un poco en su cantidad o en su clase, se pueden producir más gases intestinales.

Otra situación que produce una mayor formación de gases es la que se da cuando se tiene una intolerancia a algún alimento, como puede ser la lactosa.

Ver también:

Como vemos los gases que se producen en la digestión son normales y se forman por mecanismos diversos. En general son tres tipos de gases: hidrógeno, dióxido de carbón y metano. El responsable del aroma desagradable es este último, siendo más ofensivo ese aroma cuanto mayor sea su contenido de azufre.

10 Remedios caseros para los gases intestinales

1. Jengibre.

Esta raíz tiene muchas ventajas para nuestra salud, pero una de las principales es favorecer una digestión sana. Una buena idea para evitar los gases es incorporar un poco de jengibre en polvo a nuestros alimentos, o simplemente rallar un poco de jengibre fresco sobre los mismos (recomiendo hacerlo con las ensaladas porque le da un sabor especial). Otras opciones son: masticar un poco de jengibre fresco luego de cada comida, o preparar un infusión con el polvo de esta raíz (una cucharada de polvo por cada taza). Se recomienda beber esta infusión cuatro veces al día si la molestia es muy importante. El resultado es excelente.

Ver también:

Beneficios del Jengibre

2. Ajo.

Como en el caso anterior, los resultados son muy notorios. Solo debemos acostumbrarnos a incorporar el ajo a nuestras comidas. Lo ideal es fresco, y lo cortamos pequeño. Simplemente una cantidad no tan importante al día va a solucionar este problema, además de brindarnos los otros beneficios del ajo.

Ver también:

Beneficios del ajo en ayunas

3. Semillas de alcaravea.

Las semillas se pueden masticar directamente o preparar un infusión con ellas. En este caso vamos a colocar una cucharada de semillas por cada taza, dejamos reposar 10 minutos y luego lo bebemos. Lo ideal es acostumbrarse a beber una taza antes de cada comida.

4. Hinojo.

Aquí tenemos varias opciones. La primera es la infusión, que preparamos con la semilla y se bebe varias veces al día. Otra opción es masticar hojas de hinojo. La tercera es tostar las semillas junto con un poco de azúcar. Opciones extra: infusión con menta y cardamomo.

Ver también:

Guía de las verduras, Hinojo | La Guía de las Vitaminas

5. Menta.

Este es uno de mis remedios caseros preferidos para los problemas digestivos. Se trata del famoso te de menta, que se prepara con unas cuantas hojas frescas en una taza de agua. Se puede endulzar con miel, pero sin ella es mejor todavía. Si se siente dolor en el abdomen, masticar menta es una solución muy efectiva. Por todo esto es recomendable tener una planta en casa.

Ver también:

beneficios-menta

6. Semillas de alholva y eneldo.

Debemos mezclar cantidades iguales de ambas semillas, y tostarlas. Luego solo nos resta molerlas un poco y ya han quedado prontas. Se almacenan en un recipiente hermético. Se deben masticar 5 gramos de estas semillas al día. Son sumamente eficientes.

7. Bicarbonato de sodio y limón.

Ambos elementos deben estar siempre en casa, ya que sirven tanto para remedios caseros, para una receta de cocina, o para una limpieza complicada. En este caso vamos a preparar el jugo de un limón y le agregamos dos cucharadas de bicarbonato. Veremos que va a tener efervescencia. Dejamos un poco y agregamos agua. Ya se puede beber. Si tenemos acidez, simplemente hacemos lo mismo pero sin limón.

remedios limon

8. Asafétida.

No todos están familiarizados con este condimento típico de la cocina de Medio Oriente y Oriente. Sin embargo, hoy día no es complicado conseguirlo en tiendas especializadas. Solo debemos añadir a un vaso de agua, una cucharadita pequeña de asafétida. Debemos beber un vaso de esta solución tres veces al día (un total de tres vasos mínimo)

9. Cardamomo.

Es muy fácil de utilizar ya que hay varias opciones. Una es preparar una infusión, que se puede beber varias veces al día. Otra es agregar un poco de cardamomo a los alimentos. Queda bien con todo, desde los vegetales al arroz, es solo cuestión de investigar un poco con los sabores. Otra opción es simplemente masticar las semillas enteras.

10. Canela.

La canela no solo es muy eficiente para combatir este problema, sino que tiene la ventaja de ser muy sabrosa y permitir varias formas de uso. Si los gases intestinales están produciendo mucho dolor, un buen remedio casero es agregar una cucharada pequeña de canela a una taza de leche tibia. Si se le agrega una cucharada de miel queda deliciosa y no pierde efectividad en absoluto. Otra forma muy simple de usar la canela con esta finalidad es prepara un infusión utilizando una cucharada de canela en una taza de agua. Se deja reposar antes de beber.

Ver también:

Beneficios-mezcla de miel y canela

Conclusiones

Como vemos, se puede combatir este problema de gases intestinales con remedios caseros, naturales y seguros. Sin embargo, siempre que se sienta dolor abdominal, distensión o un aumento de gases habituales, es importante consultar con el médico, para que descarte la existencia de un problema más importante .


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here