Manchas De Sol En La Piel: Como Quitarlas Y Tratamientos Naturales

La cantidad de luz solar que alcanza la Tierra depende de la hora del día, la estación, la latitud, la altitud, las nubes y el tipo de superficie. La excesiva exposición a las radiaciones UV puede ocasionarnos quemaduras solares, mayor riesgo de cáncer de piel y enfermedades de la vista.

Los efectos de la exposición solar incluyen eritema (enrojecimiento de la piel), edema e inflamación.

La exposición crónica a la radiación UV provoca fotoenvejecimiento, sumado al envejecimiento producido por el paso del tiempo. Como es un proceso acumulativo, resulta más grave en personas mayores.

Las áreas más afectadas son las más expuestas al sol, como cara, cuello, antebrazos y manos.

Sin embargo, la exposición al sol es beneficiosa para obtener vitamina D, fundamental en la absorción del calcio. También es útil en el tratamiento de cánceres y enfermedades neurodegenerativas (1).

Causas de manchas de sol en la piel

El paso del tiempo y la exposición repetida a factores nocivos del ambiente alteran nuestra piel. La exposición al sol acelera el proceso de envejecimiento. La piel envejecida se ve delgada, seca y arrugada, tiene un aspecto duro en la superficie (como el cuero), como resultado de la pérdida de elasticidad, vasos sanguíneos rotos y pigmentación desigual, presentando manchas marrones.

No obstante, las manchas solares pueden aparecer a cualquier edad.

Los remedios naturales te ofrecen una solución para este problema, pero lo más importante es que cuidemos nuestra piel para prevenir lesiones y retrasar el envejecimiento normal (2, 3).

Lee nuestra guía sobre las 10 formas de tratar una quemadura de sol

Como prevenir las manchas de sol en la piel

Nuestra piel cuenta con una barrera de defensa ante distintos daños, pero no es suficiente, debido al deterioro acumulativo producido por la exposición excesiva a la luz solar (UV) y a agentes tóxicos (como el tabaco) que sobrepasan la capacidad de respuesta del cuerpo. Por lo cual requerimos prevenir el daño mediante otras medidas: evitar la exposición prolongada al sol, utilizar protectores solares y ropa que nos cubra, tomar suplementos antioxidantes, usar maquillaje y evitar el tabaco (4).

  1. No te expongas al sol en horas pico, entre las 10 y las 16 horas. Sin embargo, no es beneficioso evitar completamente la exposición al sol, pues trae ciertos beneficios, como disminución del riesgo de enfermedad cardiovascular en mujeres (5).
  2. Utiliza protectores solares, pues sus ingredientes interfieren con la radiación solar, reduciendo sus efectos nocivos en la piel. Úsalos antes de exponerte al sol (elige uno resistente al agua y de un factor de protección mayor a 30) y distribúyelo uniformemente en tu piel.
  3. Usa ropa y accesorios especiales de protección solar, aunque se ha demostrado ser iguales e incluso inferiores a la ropa común para bloquear la transmisión de los rayos UV. Si tu actividad laboral o recreativa se desarrolla al aire libre, debes utilizar blusas o camisetas de manga larga, lentes de sol, sombrillas, gorras o sombreros de ala ancha que te defiendan del sol (6, 7, 8).
  4. Ingiere antioxidantes tales como vitaminas C, A, E, ya sea a partir de los alimentos o en suplementos, porque protegen nuestra piel del daño producido por el sol y los oxidantes.
  • La vitamina C incorporada como suplemento aumenta la producción de colágeno, protege contra el daño de los rayos UV, corrige la pigmentación de tu piel y disminuye la inflamación.
  • La vitamina A, especialmente por la presencia de betacaroteno, se encuentra en la mayoría de los protectores solares y protege tu piel de los eritemas, disminuyendo la sensibilidad al sol.
  • La vitamina E aumenta el espesor de tu piel como forma de protegerla.
  1. Ponte maquillaje con protección UV y úsalo diario en rostro y labios (también usa cremas para manos con protección UV). Estos productos reducen la exposición a la radiación y resultan igual de efectivos que los protectores solares, si los aplicas a diario (9, 10).
  2. Evita el tabaco, porque además de los daños ya conocidos que fumar produce en tu salud, el tabaco daña tu piel, al acelerar el envejecimiento, degradar el colágeno y dificultar la cicatrización. Además, el humo del tabaco pigmenta la piel, por un aumento del número de melanocitos y su capacidad para producir más melanina. La mejoría en la piel se obtiene sólo si dejas de fumar (11, 12, 13).

Como quitar las manchas de sol en tu piel y remedios naturales para eliminarlas

1. Aloe vera:

Es útil en las quemaduras, cicatrización de heridas y en la reducción de la inflamación, además de tener propiedades antimicrobianas. El gel de aloe vera estimula la piel y colabora en el crecimiento de nuevas células, regenerándola. Puedes utilizar el jugo fresco de su planta, que actúa además como calmante frío (14, 15).

2. Sandía:

Su contenido en licopeno protege la piel del sol, tiene efecto antiinflamatorio. Al utilizarse por al menos 12 semanas mejora el espesor, eritema y rugosidad de la piel.

Para prevenir el daño de los rayos UV consume sandía o frótala en las manchas solares que tengas. Deja actuar 30 minutos y lávate. Repite 3 veces a la semana durante 12 semanas.

3. Mantequilla:

La aplicación en tu piel de productos derivados de la leche tiene efectos antiinflamatorios y antimicrobianos (16).

Frota un poco de suero sobre la mancha de sol. Deja actuar unos minutos. Lava tu piel.

4. Vinagre de manzana:

Contiene ácido acético, polifenoles, pectina (fibra) y carotenoides con efecto antibacteriano, antioxidante y curativo sobre lesiones, por lo que podría aclarar las manchas en la piel. Funciona muy bien en el rostro y potencia su efecto si lo mezclas con jugo de limón.

5. Ajo:

Si lo ingieres o lo aplicas en tu piel, inhibe el fotoenvejecimiento producido por los rayos UV. Esto es debido a su contenido de antioxidantes y sulfuros (17).

6. Jugo de limón:

El ácido ascórbico del jugo de limón, aplicado en la piel, te protege contra el eritema y las manchas solares (18).

Deja actuar el jugo de limón en tu piel 10 minutos. No te expongas al sol durante ese periodo.

7. Harina de avena:

Contiene mucílagos, proteínas y flavonoides con funciones antiinflamatorias, aclarando las manchas en la piel, al tiempo que la hidrata y regenera (19).

Echa la harina de avena en agua. Empapa un trapo y coloca en la piel.

8. Jugo de tomate:

Si lo consumes o aplicas en la piel, por su contenido en licopeno (potente antioxidante), repara tu piel del daño de los rayos UV, aclarando las manchas (20).

Aplica el jugo de tomate de manera tópica. Deja actuar 30 minutos. Lávate.

9. Pepino:

Te ofrece protección contra el eritema producido por los rayos UV y contra el envejecimiento.

Puedes hacer una crema para untarte en la cara o puedes aplicarlo fresco en rebanadas.

10. Miel:

Tiene efectos antioxidantes, es antibacteriana, atenúa las cicatrización y reduce las manchas en tu piel (21).

11. Té verde:

Ya sea aplicado de manera tópica o ingerido, por su contenido en polifenoles, inhibe los daños producidos por la radiación UV. Además retrasa el envejecimiento porque disminuye la inflamación y elimina los radicales libres. También tiene propiedades inhibidoras de la melanina, lo que reduce las manchas. Puedes utilizar té verde y té negro frío en quemaduras solares, pues su contenido en ácido tánico y teobromina te ayudan a eliminar el calor de la piel; otras sustancias, las catequinas, reparan la piel dañada.

Aprieta el líquido de la bolsita de té verde sobre un algodón. Frota el algodón sobre las manchas solares dos veces al día.

12. Vitamina E:

Contiene antioxidantes, los cuales defienden al cuerpo de la acción de los radicales libres y de la degeneración que producen en la piel. La aplicación tópica de vitamina E protege de los daños ocasionados por el sol y reduce las arrugas. Los aceites de oliva, girasol, sésamo y germen de trigo son ricos en vitamina E y tienen este efecto al aplicarse en la piel.

Frota cualquiera de estos productos o sus mezclas en las zonas manchadas de tu piel. Deja actuar unos minutos. Enjuaga. Repite dos veces al día.

Aceite de borraja: estimula la actividad de las células de tu piel, regenerándola. Contiene aceites saludables, como el linoleico, útil para enfermedades cutáneas, especialmente si presentas piel seca y envejecida.

Las manchas en la piel son producto de la exposición al sol y del envejecimiento. Ninguna de estas dos causas pueden evitarse completamente, pero las medidas de prevención que te mencionamos pueden retardar su aparición.

Si ya presentas manchas en la piel, no te resignes a padecerlas, puedes combatirlas con los remedios caseros que te presentamos gracias a sus efectos antioxidantes, anti envejecimiento e hidratantes.

Guías sobre las manchas en tu piel y cuerpo: 

Lee porqué salen las manchas oscuras en la piel

Lee porqué salen las manchas rojas en la piel

Lee porqué salen las manchas en tu lengua

6 Cremas caseras para eliminar las manchas de la cara rápidamente

¿Cómo quitar las manchas en la cara?


Agrega un cometario