¿Se puede evitar la formación de piedras en la vesícula?

Las piedras en la vesícula no se pueden evitar, pero todos los organismos especializados afirman que la dieta y el ejercicio propician una mejor salud de tu vesícula.

Por lo general las piedras en la vesícula se presentan más frecuentemente después de los 40 años, con sobrepeso,  en mujeres  y en edad fértil. En inglés se dice que es la enfermedad de las cuatro F o sea fatty, female, forty y fertility.

Otros factores asociados a la mayor incidencia de piedras en la vesícula son los embarazos, la administración de estrógenos,  así como antecedentes familiares de esta afección.

También las enfermedades como la diabetes, la cirrosis y la Enfermedad de Crohn condicionan la mayor incidencia de piedras en la vesícula. Además de las causas anteriores el consumo de medicamentos y anticonceptivos, así como el sedentarismo son factores que influyen en la mayor frecuencia de aparición de las piedras en la vesícula.

¿Cuáles son los diferentes tipos de piedras en la vesícula biliar?

La apariencia de los cálculos está relacionada con su contenido y hay varios tipos de acuerdo a su composición:

• Cálculos de colesterol: Piedras de colesterol o cálculos de colesterol, son de color verde, amarillo o blanco. Tienen más de un 70% de contenido de colesterol. Pueden ser:

– Cálculos de colesterol puro

– Cálculos combinados

– Cálculos mixtos

• Cálculos de pigmento: Piedras de pigmentos biliares, son pequeñas, oscuras, se  componen de bilirrubina y sales de calcio y tienen menos de una 20% de colesterol. Ellos pueden ser:

– Cálculos de bilirrubinato de calcio

– Cálculos negros

piedras-en-la-vesicula

¿La dieta y el ejercicio pueden evitar las piedras en la vesícula?

Varios organismos especializados coinciden en que las piedras en la vesícula no se pueden prevenir, pero aconsejan que si se tienes factores de riesgo como los anteriormente señalados la alimentación y el ejercicio resultan claves para la salud biliar.

Por una parte mantener tu peso ideal y por otra evitar la ingestión excesiva de alimentos de una sola vez, eliminar o reducir al mínimo las comidas muy grasas, picantes y sazonadas, no ingerir alimentos bajo estrés y la práctica sistemática de alguna actividad física como caminatas de 20 a 30 minutos diarias o al menos 5 veces por semana.

Debes mantener un consumo de líquidos frecuente, alrededor de dos litros de agua por día y evitarse las dietas muy bajas en calorías o sea inferiores a las 1000 calorías.

Hay alimentos que NO debes  comer como:

–      Carne de cerdo con excepción del lomo

–      Leche y productos lácteos con leche entera

–      Carnes rojas

–      Alimentos fritos o rebosados

–      Azúcares refinados, endulzantes artificiales

–      Harinas blancas

–      Frutas congeladas o enlatadas

–      Alimentos precocinados o pre elaborados

–      Comidas con un contenido de grasa muy elevado

–      Huevos

–      Cebollas

–      Alcohol

–      Grasas saturadas

–      Aceites hidrogenados o parcialmente hidrogenados

Alimentos que SI debes comer como:

–      Frutas frescas y ricas en fibras como: aguacates, uvas, berries de todo tipo, guayabas, y naranjas. Todos ellos son ricos en fibras y Vitamina C

–      Las frutas ricas en pectina como manzanas, fresas y cítricos pueden ayudar.

–      Vegetales  frescos como alcachofas,  pepino, remolacha, brócoli y ajíes

–      Carnes magras, pescado y pollo

–      Granos enteros

–      Leche y derivados lácteos bajos en grasas

–      Consumo moderado de café no más de dos tazas al día

–      Ajos

–      Raíces de jengibre

 

Aunque en muchos casos las piedras en la vesícula no se pueden evitar, llevar un estilo de vida y una alimentación saludable, abundante en frutas y verduras, baja en grasas y rica en fibras repercutirá en tu salud biliar y en tu calidad de vida.

 


Agrega un cometario