Acidez Estomacal: Causas, Síntomas, Tratamientos Y Remedios

La acidez pirosis, es esa sensación de ardor que sube desde el estómago hasta la boca del mismo, y que la mayoría de los adultos va a experimentar alguna vez en su vida.

Todos hemos sufrido alguna vez de acidez por consumir algún alimento, sin embargo, para las personas que tienen este padecimiento de forma recurrente, lo mejor es que consulten a su médico, ya que podría ser gastritis o alguna enfermedad que requiera de un trato especial.

En México, la acidez afecta al 40% de la población adulta (1) y se estima que un 20% de los adultos de Estados Unidos también la padece; muchas veces, acompañada de dolor, producto del reflujo gastroesofágico que daña los revestimientos estomacales y esofágicos.

Algunos de los síntomas de la acidez estomacal, como es el dolor agudo en el pecho y las palpitaciones, son similares a los de un ataque cardiaco. De hecho, algunas personas que están sufriendo un ataque al corazón, piensan que es un problema de acidez (2).

Causas De La Acidez Estomacal

Esta condición se produce por problemas en la apertura y cierre del esfínter esofágico inferior (EEI) o cardias, que no cumple eficientemente con su labor de contener el jugo gástrico en el estómago.

En condiciones normales, el EEI controla el movimiento que permite que los alimentos ingresen al estómago, a través del esófago, y que se cierre una vez que la comida ha entrado por completo.

En casos en que el cardias no queda adecuadamente cerrado o tiene una apertura muy grande, el jugo gástrico puede filtrarse y causar el reflujo gástrico.

A medida que este ácido se mueve hacia el esófago, va produciendo dolor y eructos, acompañados de una sensación quemante.

Cuando  los jugos estomacales permanecen en contacto con el revestimiento esofágico durante algún tiempo, el proceso inflamatorio puede empeorar, ocasionando un dolor que se agrava progresivamente.

Dentro de un cuadro de reflujo gastroesofágico, la mayoría de las personas no presentan grandes daños ni inflamación y puede considerarse como una situación normal.

Qué Ocasiona Que El EEI No Funcione Adecuadamente

No se conoce la causa exacta del reflujo gastroesofágico, pero se ha visto que existen algunos factores importantes:

  • Comer en exceso de una sola vez.
  • Tomar bebidas alcohólicas.
  • Hernia hiatal, patología donde una porción del estómago pasa sobre el diafragma (músculo que separa la cavidad torácica de la cavidad abdominal).
  • La alteración de la llamada “conexión intestino-cerebro”, que se ve afectada por elevados niveles de estrés.
  • La ingesta de medicamentos para el mareo, la hipertensión arterial, el mal de Parkinson, broncodilatadores, anticonceptivos, sedantes y antidepresivos.
  • Estar embarazada. Más de la mitad de las mujeres experimenta acidez durante su embarazo, ocasionada por la presión del feto sobre los órganos digestivos y las fluctuaciones hormonales.

Síntomas Que Acompañan La Acidez Estomacal

Algunas personas que padecen reflujo gastroesofágico pueden experimentar síntomas laríngeos o respiratorios, como dolor en el tórax, afonía matinal, dificultad para tragar, tos seca y problemas respiratorios.

Los síntomas suelen ser temporales, extremadamente incómodos y dolorosos, y se presentan mayormente de noche o después de una comida abundante, rica en grasas, alimentos picantes y alcohol.

También es común sentir malestar al levantarse, durante alguna flexión, recostarse y ponerse de espaldas (3).

Síntomas De Acidez Estomacal Más Habituales Y Molestos

  • Sensación de ardor y dolor en la zona del pecho.
  • Malestar en la zona abdominal superior.
  • Dolor estomacal después de comer.
  • Sensación de dolor que asciende hacia el estómago y puede llegar hasta la garganta.
  • Regurgitación o sensación ácida en la parte posterior de la garganta o la boca.
  • Gustos amargos en la boca.
  • Excesiva plenitud estomacal.
  • Mezcla de eructos y náuseas, síntomas indicativos de dispepsia.

Si bien, la acidez ocasional no es una urgencia médica, al ser frecuente y continuada, puede ocasionar reflujo gastroesofágico (ERGE) de forma crónica, el cual puede desembocar en graves problemas si no es tratado a tiempo.

Generalmente, esta situación mejora al realizar cambios de alimentación o estilo de vida, ayudándose con algunos medicamentos para controlar la sintomatología.

Un mínimo porcentaje de las personas afectadas por ERGE, debido a la constante irritación ácida en el esófago, pueden sufrir de una cicatriz permanente y un estrechamiento a nivel de la garganta que producen cambios en la calidad de las células esofágicas, lo que ocasiona:

  • Pérdida de peso y apetito.
  • Vómitos con sangre.
  • Alteración en las heces.
  • Dolor y dificultad para deglutir.
  • Desarrollo de células cancerosas.

El cuadro que resulta de esta alteración es denominado esófago de Barret, que afecta al 5% de las personas que sufren de reflujo gastroesofágico crónico.

 

Remedios Para La Acidez Estomacal

Para las personas que sufren de acidez ocasional y no tienen medicamentos a la mano, pueden hacer lo siguiente:

1. Comer Porciones Pequeñas Durante El Día

La ingesta excesiva de alimentos incrementa la presión en el estómago, estimulándolo a que produzca más jugo gástrico. Asimismo, hay comidas difíciles de digerir, como las que contienen mucha grasa.

Si el estómago está repleto, el EEI puede abrirse, o no cerrarse por completo, y permitir que parte del ácido fluya hacia el esófago, causando esa sensación quemante e inflamación en los tejidos.

Existen muchas personas cuya última comida es la más abundante del día, lo que puede ser un desencadenante del reflujo gastroesofágico.

Se ha relacionado el sobrepeso y la obesidad con una mayor propensión a la acidez estomacal, a causa de una mayor presión intrabdominal, factores hormonales e incidencia de hernia de hiato.

Un estudio publicado en la revista The New England Journal of Medicine, en el año 2006, demostró que existe un riesgo de dos a tres veces mayor que las personas con sobrepeso y obesidad presenten ERGE, con respecto a la población general.

Sujetos con un peso normal, aumentaron el riesgo de sufrir acidez estomacal cuando subieron de peso.

En mujeres de peso normal, que incrementaron su peso de 4,5 a 6,8 kilogramos, aumentaron un 40% el riesgo de padecer acidez estomacal. De manera contraria, al perder de 4,5 a 6,8 kilogramos se vio una disminución de la frecuencia de la acidez en el mismo porcentaje.

Por lo anterior, en aquellos casos que un paciente sufra de sobrepeso y obesidad, una reducción de peso ayudará a disminuir considerablemente la acidez gástrica y la ERGE.

Evita subir de peso y comer de manera excesiva durante la cena, repartiendo los alimentos de manera equilibrada durante el día. De igual manera, se recomienda tener un desayuno y almuerzo contundentes, y una merienda liviana y saludable, previa a la cena, para calmar la ansiedad y no comer en exceso durante la noche.

Es mejor repartir las comidas en cuatro, cinco o hasta seis tiempos, a fin de favorecer el trabajo del estómago y disminuir la secreción ácida.

2. Restringir Los Alimentos Que Aumentan La Secreción Del Ácido Estomacal

Existen alimentos que pueden incrementar la producción de jugo gástrico, por lo que es conveniente disminuirlos en cantidad y frecuencia:

  • Frituras con alta cantidad de aceites de baja calidad, que conviene reemplazar por aceites más saludables como oliva, cártamo, girasol y maíz.
  • Alimentos procesados en general, más aún, aquellos que contienen una gran cantidad de edulcorantes artificiales, conservadores y saborizantes, por ejemplo cereales, muffins, galletas y papas fritas.
  • Frutas cítricas como naranjas, pomelos, limas y limones.
  • Ajo y cebollas.
  • Café y productos con cafeína.
  • Bebidas alcohólicas.

Hay  que cambiar a una dieta de comida saludable basada en:

  • Hortalizas de hoja verde.
  • Verduras variadas y ricas en almidón como las batatas.
  • Frutas como las bayas.
  • Probióticos.

Las grasas saludables son otra importante ayuda contra la acidez estomacal, ya que el consumo de aceite de coco y de peces salvajes son bien tolerados por quienes padece acidez y ERGE.

La dieta GAPS (Gut and Psychology Syndrome / Síndrome Psico-Intestinal), basada en que las enfermedades psicológicas se originan por un desajuste intestinal, elimina todo tipo de cereales y alimentos con azúcar.

Es muy utilizada en pacientes que sufren de síndrome de intestino irritable (SII), reflujo gastroesofágico y otras alteraciones digestivas, que tienen implicaciones físicas y sicológicas.

Los alimentos de la dieta GAPS incluyen:

  • Verduras frescas y orgánicas, privilegiando el consumo de las que contienen fibras prebióticas como los espárragos, alcachofas, pepinos, hinojo, zapallos y calabazas.
  • Grasas saludables como aceite de coco, ghee y aguacate.
  • Proteínas de origen animal de alta calidad como pollos criados al aire libre y vacunos alimentados con pastura.
  • Pescados silvestres como salmón, atún y sardinas.
  • Caldo de hueso, rico en nutrientes como colágeno, glutamina, glicina y prolina, que colaboran en el proceso regenerativo del revestimiento gástrico.
  • Vegetales como el Aloe vera, perejil, hinojo y jengibre.
  • Miel.
  • Productos con cultivos lácteos no pasteurizados como el yogur, kéfir y quesos crudos, muy importantes para equilibrar la microbiota.
  • Verduras fermentadas con probióticos altamente benéficos, como son el chucrut y el kimchi, al igual que bebidas como el té de kombucha.
  • Vinagre de manzana, más aún si es orgánico, pues ayuda a equilibrar el grado de acidez a nivel gástrico.
  • Frutos secos como las almendras.
  • Infusiones variadas de manzanilla, papaya, jengibre e hinojo.

3. Controlar El Nivel De Estrés

El estrés es un problema que actúa como un poderoso disparador hormonal, con efectos en todos los órganos, incluidos el sistema inmunológico y el digestivo.

El estado crónico de estrés está íntimamente relacionado con cuadros de síndrome del intestino irritable (SII) y acidez estomacal. Lo cual ha sido corroborado por un estudio publicado en el Journal of Digestive Diseases and Sciences del 2013, que relacionó los trastornos de esofagitis por reflujo y su gravedad con el nivel de estrés (11).

Una de las hormonas más afectadas es la serotonina, que repercute directamente en la producción de neurotransmisores, que alteran la información a nivel cerebro-intestino, con implicaciones gástricas.

Como consecuencia de estas alteraciones hormonales, los niveles de estrés elevados y la falta de sueño, pueden aumentar la producción de jugo gástrico, acidez y ERGE. Además, el estrés puede inhibir el vaciamiento gástrico.

Por motivos similares, el síndrome de fatiga crónica, ocasionado por el estrés crónico, incrementa la acidez estomacal.

Un  estudio realizado en un grupo de adultos con acidez estomacal, estrés severo y agotamiento, en un período de seis meses, se relacionó con un incremento de acidez durante los cuatro meses posteriores.

Tú puedes controlar tu estilo de vida, buscando el origen del problema y utilizando técnicas de respiración profunda, acupuntura, masoterapia, meditación, aceites esenciales relajantes, etc.

Lee nuestra guía sobre las 16 Formas Sencillas Para Aliviar El Estrés Y La Ansiedad

4. Medicamentos Que Ocasionan Acidez

Existen medicamentos que pueden empeorar la acidez estomacal, por ejemplo las pastillas anticonceptivas o algunos medicamentos para la hipertensión arterial.

El tabaquismo también agrava la situación, al relajar el EEI y facilitar que el ácido fluya hacia el esófago (9,12, 13, 14).

5. Usar Bicarbonato De Sodio Y Agua

El bicarbonato de sodio tiene propiedades que evitan el reflujo y disminuyen sus síntomas, gracias a que posee un pH mayor a 7.0, capaz de neutralizar la acidez en el estómago.

Ingredientes:

  • Media cucharada de bicarbonato.
  • Un vaso de agua.

Instrucciones:

Mezcla media cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua, remueve hasta que el polvo se incorpore bien con el agua y bebe toda la mezcla.

Lee nuestro artículo sobre las Propiedades y beneficios del Bicarbonato de sodio

6. Utilizar Gel De Sábila O Aloe Vera

Desde la antigüedad se utiliza el gel de la sábila para calmar las quemaduras externas e internas, por ello es excelente para aliviar las molestias de la acidez estomacal.

Ingredientes:

  • Una penca de sábila.
  • Medio litro de agua.

Instrucciones:

Extrae el gel de la penca de la sábila, colócalo dentro de una licuadora con medio litro de agua y mezcla hasta que se incorpore. Bébelo lentamente.

 

7. Masticar Chicle

Según el Journal of Dental Research, se descubrió que los pacientes con reflujo gastroesofágico, luego de masticar chicle por treinta minutos, justo después de comer, tuvieron mejoras en sus molestias.

8. Vinagre De Manzana Y Agua

El vinagre es ácido y, aunque suene contradictorio, agregar más acido al estómago ayuda a que el esfínter esofágico se abra y cierre correctamente, evitando el reflujo.

Ingredientes:

  • Una cucharada de vinagre de manzana.
  • Un vaso con 8 onzas de agua.
  • Una cucharada de miel.

Instrucciones:
Agrega la cucharada de vinagre y la de miel al vaso con agua, mezcla bien y tómalo.

Atención: Este remedio solo funciona cuando la acidez es por algún alimento, si desconoces la causa de tu malestar o padeces gastritis, este método no es para ti.

 

9. Comer Un Plátano O Manzana

Estos dos alimentos contienen antiácidos naturales que ayudan a neutralizar la acidez por completo. Comer un plátano o una manzana ayudan mucho en los reflujos constantes ya que, gracias a su consistencia, la acidez se concentra en la fruta y disminuye el ardor en tu estómago.

Para que este remedio haga efecto, debes partir la fruta en dos partes y comer una mitad primero, esperar cinco minutos y comer la otra mitad para reforzar sus beneficios.

10. Té De Jengibre

El té de jengibre se ha utilizado desde la antigüedad para tratar diversas dolencias estomacales, náuseas y reflujo, ya que está comprobado que una taza de té, antes de comer, neutraliza todos síntomas de la acidez.

Ingredientes:

  • ¾ de raíz de jengibre mediano
  • Dos tazas de agua

Instrucciones:

Corta los trozos de la raíz en partes pequeñas, agrégalas a dos tazas de agua y ponlo al fuego hasta que hierva, déjalo enfriar, cuela y ¡listo!

Atención: Es importante que no dejes el jengibre demasiado tiempo después del hervor, ya que la raíz comienza a darle un sabor amargo al agua y puede causar acidez.

Lee nuestro artículo sonbe los Beneficios Del Té De Jengibre

 

11. Mostaza

La mostaza es alcalina, llena de minerales y con un débil ácido muy similar al del vinagre. Gracias a sus propiedades, te ayudará a neutralizar el ácido que puede subir por tu garganta y quemarla.

Ingredientes:

Una cucharada pequeña de mostaza.

Instrucciones:

Aunque que el sabor de la mostaza puede tener un sabor bastante fuerte, sus beneficios valen la pena.

12. Té De Manzanilla

Beber té de manzanilla después de comer reduce la inflamación estomacal y equilibra los niveles de acidez. Puedes comprar una caja de té o poner a hervir las hojas de manzanilla, de cualquier forma da buenos resultados.

Ingredientes:

  • Una cucharada de flores de manzanilla.
  • Una taza de agua.
  • Miel de abeja.

Instrucciones:

Hierve la taza de agua y agrega la cucharadita de pétalos de manzanilla seca, déjalos en remojo uno o dos minutos, cuela y agrega la miel.

13. Betaína

Otra buena opción es tomar cápsulas de betaína, que te ayuda a digerir los alimentos y a combatir la bacteria Helicobacter pylori.

14. Tomar Un Vaso De Yogurt

Gracias a su consistencia y propiedades, es un remedio muy rápido para calmar las molestias por varias horas. Puedes encontrarlo en diferentes presentaciones y lo ideal es que tomarlo junto con una manzana para reforzar sus beneficios.

15.- Come Una Taza De Almendras

Está comprobado que tan solo comer diez almendras ayuda a controlar los molestos síntomas del reflujo como mareos, náuseas y acidez. Es una buena idea que cargues siempre una bolsa de almendras para comértelas cuando empiezan a aparecer los primeros síntomas.

 

Los Mejores Suplementos Naturales Que Ayudan A Controlar La Acidez Estomacal

Si bien, dijimos que es fundamental cuidar la dieta y bajar los niveles de estrés, algunas ayudas extras vienen muy bien para controlar la molesta pirosis:

Enzimas Digestivas

Facilitan el proceso digestivo y la absorción de los nutrientes, evitando la acumulación del ácido gástrico. Puedes tomar una o dos cápsulas antes de comer, hasta que la condición mejore.

Cápsulas De HCL Con Pepsina

Son de gran utilidad para optimizar el proceso digestivo. Se ingiere una cápsula de 650 miligramos antes de cada comida.

Probióticos

Aparte de la ingesta de alimentos probióticos, es recomendable tomar 25 a 50 mil millones de bacterias probióticas al día, para desplazar a las bacterias perjudiciales del intestino.

Magnesio

Se ha comprobado el magnesio ayuda a la relajación de la musculatura, disminuyendo el estrés. A la vez, mejora la calidad del sueño, facilita la digestión y previene el mal funcionamiento del cardias.

L-glutamina

La L-glutamina es un aminoácido que ayuda en el manejo del reflujo gastroesofágico y facilita la curación de los trastornos digestivos como el síndrome del intestino irritable y la colitis ulcerosa.

La dosis recomendable es de 5 miligramos de glutamina en polvo, con las comidas, dos veces al día.

La pirosis y la ERGE no tienen que ser constantes en tu vida, ya que con algunos cambios en tu estilo de vida, te ayudarán a obtener grandes beneficios para tu salud y bienestar en general.

Puntos Adicionales Para Evitar La Acidez Estomacal

  • No uses ropa muy ajustada en el área del abdomen, incluso si es deportiva, ya que apretará tu estómago, estimulando a que los reflujos suban por tu garganta y te quemen.
  • Evita el tabaco activa o pasivamente, ya el humo estimula los ácidos del estómago, sobre todo en ayunas
  • No tomes alcohol, no hay sustancia que queme más el estómago que las bebidas alcohólicas.
  • No te acuestes después de comer. Erróneamente, muchos piensan que acostarse después de comer ayuda contra la acidez, pero la presión y la posición sobre la cama estimulan la acidez.

¿Tienes dudas o comentarios? Adelante.

Seguimos en contacto.

Guías Sobre El Dolor De Estómago


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here