TOP 11 De Alimentos Que Engordan Más

 

Esta lista de alimentos por ningún motivos los debes comer si quieres tener éxito con tu dieta, algunos te van a sorprender que estén en la lista.

Los Alimentos Que Engordan Más: No Creas Ciegamente En Los Productos De Dieta

1. Refrescos De Dieta

Muchas personas creen que al reemplazar su bebida gaseosa por un refresco de dieta, tendrán un gran avance. No obstante, se ha comprobado que este cambio no se traduce inmediatamente en pérdida de peso.

La explicación es que, aunque los endulzantes que reemplazan el azúcar no tienen calorías, en muchos casos estimulan el apetito, haciendo que cientos personas tengan más hambre y se excedan en sus comidas.

Junto con la sustitución de los refrescos convencionales por dietéticos, hay que hacer otras modificaciones en el plan nutricional para contrarrestar este efecto.

Lee nuestra guía sobre las bebidas azucaradas: Causa de la obesidad en Latinoamericana

2. Pan De Trigo Integral

Muchos recomiendan sustituir el pan blanco por el pan integral y, aunque es cierto que daña menos que el trigo refinado, tampoco es lo más conveniente para bajar de peso.

La razón es que el pan integral no está elaborado de granos enteros. En muchos casos, es una estrategia para vender más. Durante el proceso se convierten los granos en harinas pulverizadas que el organismo digiere fácilmente.

La consecuencia es que el azúcar en la sangre se concentra en poco tiempo, igual que cuando se consumen los granos refinados.

Si se comparan los índices glucémicos, es decir, la rapidez con que aumenta un alimento la glucosa en sangre, el pan blanco y el integral tienen cifras bastante similares.

Además de lo anterior, el aporte nutricional del pan integral no es muy alto. Solo contiene un poco más de fibra que el trigo refinado y, al igual que este, causa inconvenientes a quienes sufren intolerancia o sensibilidad al gluten.

3. Cereales

El cereal convencional que se consume en el desayuno, es un gran enemigo de las dietas para bajar de peso. Tienen altas concentraciones de azúcares refinados y carbohidratos, dos elementos que te harán aumentar de peso.

Otro de los efectos negativos de comer cereales dulces por la mañana, es que disparará tus niveles de azúcar en sangre y aumentará la concentración de insulina también.

¿Cuál es el resultado? Que tu cuerpo, en muy poco tiempo, te pedirá otra comida que contenga una cantidad similar de carbohidratos.

Aunque la publicidad venda algo como bajo en grasa o azúcar, la tabla nutricional del producto te dirá la verdad. Elige para el desayuno una fuente de nutrientes sin procesar o un alimento con una buena concentración de proteínas.

4. Jugos De Frutas

Al ser un producto derivado de alimentos sanos, no es lógico que te haga daño.

El problema surge cuando, además de fruta y agua, añades una cantidad exagerada de azúcar u otros endulzantes artificiales; y es aún mayor cuando ni siquiera es una fruta natural sino un zumo o pulpa procesada.

Debes saber que las frutas contienen cientos de propiedades y nutrientes que mejoran tu salud, pero debes consumirlas enteras para aprovechar todos sus beneficios.

Una fruta completa, que debes masticar, contiene azúcares naturales en sus fibras, que no se absorben fácilmente, debido a sus componentes sólidos.

En cambio, cuando tomas solamente el jugo, no hay ninguna barrera que oponga resistencia a la absorción de los azúcares.

De acuerdo a las investigaciones, se ha determinado que una taza de zumo de naranja contiene casi la misma cantidad de azúcar que dos naranjas enteras.

5. Yogur Bajo En Grasa

Cuando pensamos en el yogur bajo en grasa, lo asociamos con una alimentación adecuada y, aunque así debería ser, no es del todo cierto.

El problema con la eliminación de las grasas en los productos, es que el sabor se altera de forma notable. Por eso, para que el yogur sea apetecible, se agregan muchas sustancias que modifican su composición.

En el caso del yogur, se adicionan endulzantes con alto contenido de fructosa y ya sabes lo que esta sustancia puede ocasionarle a tu cuerpo.

La buena noticia para quienes disfrutan de los lácteos, es que las investigaciones demuestran que las personas que ingirieron lácteos altos en grasa, no fueron tan propensos a ser obesos.

En conclusión, es menos dañino consumir yogur entero que el bajo en grasa.

6. Mezclas De Frutos Secos

Estas mezclas contienen nueces, maní, frutos secos, maíz tostado, chocolates y otros granos. Aunque en teoría sus ingredientes son adecuados, consumirlos combinados representan una carga muy densa de energía.

Los frutos deshidratados contienen una cantidad significativa de azúcar concentrada y los frutos secos también son fuentes considerables de calorías.

Si vas a hacer una actividad física de alto impacto en la que gastes todas estas calorías, no hay problema. Si estarás en casa frente al televisor, no es la mejor opción.

Estos deliciosos snacks deben estar limitados en tu dieta, si quieres perder peso. No está mal que los comas, pero debes moderar su consumo.

Lee nuestra guía para saber si los frutos secos engordan: ¿Mito o realidad?

7. Granola

En esencia, su composición es muy recomendable para perder peso. Aunque, hay un factor que la ha vuelto enemiga de las dietas: la alteración de sus componentes originales.

A la avena y a los frutos secos, dos ingredientes principales en la granola, se le han agregado componentes que no son tan sanos, como el azúcar y el aceite, que, en grandes cantidades, te llevarán a aumentar de peso.

Si quieres consumir granola, verifica que tenga solamente los ingredientes básicos. De nuevo, la tabla nutricional del empaque te ayudará a saber cuál es la mejor opción.

¡Nunca olvides revisar la etiqueta!

8. Aderezos Y Vinagretas Para Ensalada

Los ingredientes que añades a una ensalada son maravillosos e ideales para cualquier dieta. Además, son ricos en micro y macronutrientes, antioxidantes y otros elementos que tu cuerpo requiere.

Pero, ¿qué pasa cuando cubres tus verduras y frutas con una gran cantidad de aderezo procesado? Además de ocultar su sabor natural, obtendrás un exceso de sustancias nocivas, entre ellas, el aceite de soya y el jarabe de maíz.

Y por si fuera poco, están cargados de calorías de las que no te librarás fácilmente.

Aclaramos que no está mal que uses una vinagreta para sazonar la comida, pero se trata de que la prepares con ingredientes sanos.

Bastará con mezclar un poco de aceite de oliva, zumo de limón, vinagre y las especias de tu preferencia, para obtener el mismo resultado sin atropellar tu régimen alimenticio.

9. Alimentos Orgánicos Procesados

tos integrales orgánicos son súper saludables, pero los productos orgánicos sometidos a ciertos procesos químicos, dejan de serlo de inmediato.

Si comparas las tablas nutricionales de los alimentos orgánicos procesados con las de otros alimentos comunes, podrás notar que la diferencia es muy ligera. No te fíes al encontrar galletas, snacks o barras orgánicas.

Las comidas orgánicas que no se manipulan adecuadamente, puede ser tan dañinas como las que no lo son.

10. Comida Libre De Gluten

Debido a que el gluten causa dificultades digestivas, se ha convertido en una tendencia de consumo, abriendo una oferta muy amplia de productos libres de gluten.

Lo complicado es que, a pesar de que no contienen gluten, se le añaden ingredientes perjudiciales. Por lo general, están elaborados con carbohidratos refinados, azúcares y químicos que no deberías consumir.

Si necesitas o prefieres una dieta libre de gluten, infórmate sobre los alimentos que no lo contienen en su forma natural. Los más destacados son los vegetales, las frutas y los productos de origen animal.

Evita las comidas chatarra libres de gluten, porque pueden causarte muchas dificultades.

11. Jarabe De Agave

El jarabe o néctar de agave es popular en muchas comunidades por ser una alternativa saludable del azúcar y el jarabe de maíz.

Pero esta reputación no está bien fundamentada, de hecho, en muchos sentidos es más perjudicial que el azúcar refinado.

El azúcar convencional contiene 50% de fructosa y el jarabe de agave lo sobrepasa por mucho, alrededor del 70 al 90%.

El problema de los endulzantes no es que contengan fructosa, de hecho es una sustancia conveniente en pequeñas proporciones, como las que están presentes en las frutas. El incoveniente es que el exceso deteriora gravemente el funcionamiento metabólico.

La fructosa causa resistencia a la insulina y tu organismo empieza a acumular más grasa. Además, sube el nivel de los triglicéridos, el colesterol y hace que ganes peso a un ritmo acelerado.

Piensa bien antes de sustituir el azúcar por algo más sano. Prefiere los edulcorantes naturales que tengan una baja cantidad de fructosa, como el estevia.

Recomendaciones Adicionales

  • Para complementar cualquier dieta, es fundamental que tu cuerpo permanezca bien hidratado. Consume una cantidad suficiente de agua y auméntala si realizas actividades físicas.
  • Recuerda que la proporción adecuada a la hora de comer, indica que al menos la mitad de tu plato debería estar lleno con verduras. Deja espacio también para una buena fuente de proteína.
  • Mantén una adecuada proporción entre las calorías que comes y las que gastas. Tanto el exceso como la deficiencia, pueden ocasionar problemas de salud.
  • Que estés en dieta no implica que consumas lo mismo todos los días. La variedad es otra de las claves para que funcione.
  • Dales cabida a los pescados azules, ricos en ácidos grasos omega 3 y excelentes fuentes de proteína. Algunos pescados buenos para tu cuerpo son el salmón, la caballa, la trucha, el arenque, el atún y las sardinas.

Sabemos que perder peso no es sencillo y que implica muchos cambios en los hábitos que has tenido toda la vida. Sin embargo, si estás decidido ¡mantén el ánimo y la fuerza de voluntad!

Una buena nutrición y una dieta sana no solo mejorarán tu salud, también son ideales para elevar tu estado de ánimo y llenarte de energía.

Cuéntanos acerca de tus comidas preferidas cuando estás a dieta.

Nos vemos pronto.

 

Ver También: