¿La Cúrcuma Ayuda A Tratar El Cáncer De Próstata?

La ciencia moderna nos ha permitido descubrir increíbles beneficios terapéuticos en diversos ingredientes de origen natural.

Algunos ejemplos que han ganado relevancia en los últimos años son el aceite de coco, el jengibre y la cúrcuma, esta última es especialmente importante porque algunas de sus propiedades se han perfilado como anticancerígenas.

En este artículo, te comentaremos la efectividad de la cúrcuma para ayudar a combatir el cáncer de próstata.

Lee nuestra guía sobre el cáncer de próstata: Causas, síntoma y tratamiento

¿Hay alguna relación entre la cúrcuma y el cáncer de próstata?

La próstata es una glándula del tamaño de una nuez, que se ubica entre la vejiga y el recto de los hombres. El cáncer en esta glándula aparece cuando se forman acumulaciones de células malignas en ella.

Es un padecimiento común, de hecho se estima que de cada cinco hombres, al menos uno padecerá cáncer de próstata en algún momento de su vida.

Además de los tratamientos químicos y farmacéuticos, recientemente hay investigaciones que han señalado que la cúrcuma y su extracto curcumina pueden ayudar a prevenir y tratar el cáncer de próstata.

Esta especia es amarga y picante y, según investigaciones, puede ayudar a frenar el crecimiento de las células cancerígenas. Pero recuerda que antes de utilizarla debes consultar con tu médico sobre sus efectos en tu situación.

Beneficios para la salud de la cúrcuma

La cúrcuma se caracteriza por tener propiedades antiinflamatorias, y ha sido utilizada desde la medicina tradicional de China y la India para tratar padecimientos diversos como:

  • Enfermedades neurodegenerativas como el parkinson y la esclerosis múltiple.
  • Heridas.
  • Infecciones virales y bacterianas.
  • Problemas en el hígado.
  • Colesterol alto.
  • Enfermedad cardíaca.
  • Osteoartritis.
  • Úlceras estomacales.
  • Colitis ulcerante.
  • Indigestión.
  • Inflamación.

¿Qué dicen los estudios de usar cúrcuma para ayudar en el tratamiento del cáncer de próstata?

Un estudio realizado en el año 2015 mostró que la curcumina, la partícula responsable del color y el sabor de la cúrcuma, puede restringir señales de crecimiento celular, lo que podría ayudar a detener o debilitar la producción celular de los tumores.

Otro estudio encontró que la curcumina puede detener a los fibroblastos asociados con el cáncer, que proveen a las células malignas el tejido conectivo y el colágeno que necesitan.

La curcumina también tiene propiedades radioprotectoras y radiosensibilizadoras, contribuyendo a que las células cancerosas se vuelvan más vulnerables a la radiación mientras protege al resto de tu organismo de sus efectos secundarios.

Otro estudio arrojó que las personas que consumían suplementos de curcumina mantenían mayores niveles de antioxidantes en el organismo después de someterse a la quimioterapia, sin que disminuyera la efectividad del tratamiento.

Además, la curcumina demostró en un estudio tener la capacidad de disminuir afecciones del tracto urinario vinculados con la radioterapia.

Lee nuestra guía sobre los 12 benéficos probados de la cúrcuma para tu salud 

¿Cómo usar la curcumina?

Las raíces de la cúrcuma se hierven, secan y después se muelen para formar un polvo fino. Éste se utiliza como especia, pero también como colorante textil y para hacer remedios naturales.

Puedes encontrar presentaciones comerciales de cúrcuma como suplemento, extracto fluido y tintura herbal.

La dosis estándar de suplementos con curcumina es de 500 miligramos, que equivalen aproximadamente a media cucharadita de polvo al día. Las dosis de más de 1500 miligramos pueden causar efectos secundarios.

Si no deseas tomarla como suplemento, puedes agregarla como especia a tus alimentos. Puedes usarla en la ensalada de huevo, en la coliflor asada y en el arroz integral. Para mejores resultados, agrega también pimienta negra en la receta, pues contiene activos que ayudan a tu cuerpo a absorber mejor la curcumina.

También puedes hacerte una rica infusión combinando cúrcuma, canela, clavo y nuez moscada. Si lo combinas con leche y algo de miel obtendrás un delicioso té chai latte.

Abajo una receta de un té de cúrcuma:

Riesgos y efectos secundarios de la cú

rcuma

Consumir suplementos de cúrcuma es relativamente sano y saludable, siempre que lo hagas con moderación. Si la consumes en exceso, puede causar dolor de estómago, vómitos o diarrea. En contacto con tu piel, puede causar inflamación o salpullido.

No deberías tomar suplementos de cúrcuma sin antes haberlo consultado con tu médico, porque ciertos padecimientos y medicamentos pudieran reaccionar y fallar.

La cúrcuma también puede disminuir los efectos de medicamentos como la reserpina, que se utiliza para tratar la presión arterial alta, y la indometacina, que es un antinflamatorio.

La curcumina también debes evitarla si consumes anticoagulantes, ya que incrementa el riesgo de hemorragia, así como medicación para la diabetes, pues puede causar descensos drásticos en el nivel de glucosa.

Otras alternativas para el cáncer de pr

óstata

Actuar rápida y asertivamente para detectar y tratar el cáncer de próstata puede hacer la diferencia en tus posibilidades de recuperación. Existen muchos tratamientos para este tipo de cáncer, entre los que se incluyen:

  • Quimioterapia.
  • Terapia de radiación.
  • Terapia radio farmacéutica.
  • Terapia hormonal que bloquea hormonas de crecimiento del cáncer.
  • Terapia de inmunidad biológica.
  • Remoción de la próstata.
  • Remoción de los nódulos linfáticos de la pelvis.
  • Cirugía de remoción de tumor.

Algunos de los efectos secundarios de los tratamientos, como la cirugía, incluyen impotencia, problemas urinarios, problemas para defecar, disminución d

el tamaño del pene, impotencia, bochornos, nauseas y demás problemas.

Lo que puedes hacer

Las investigaciones apoyan el uso de curcumina como adición al tratamiento de cáncer de próstata por su capacidad de detener el crecimiento de la células malignas.

No olvides mantener tu consumo dentro de la dosis recomendada de media cucharadita al día y consultar con tu médico cualquier tipo de suplementación que decidas tomar para ayudarte a combatir el cáncer de próstata.

Recuerda que puedes compartir este artículo en tus redes sociales, también puedes dejarnos tus dudas en la casilla de comentarios.

Ver También: