Glucosamina: 4 formas en que podría curar tu cuerpo

La glucosamina es uno de los suplementos más usados por las personas con dolores articulares y óseos.

Este compuesto natural puede ofrecer a tu cuerpo 4 grandes beneficios. ¿Sabes cuáles son?

Continúa leyendo para que sepas todo lo que la glucosamina podría hacer por ti.

¿Qué es la glucosamina?

La glucosamina es un compuesto natural formado por cadenas unidas de azúcares y proteínas, que se encuentra en la materia líquida que rodea las articulaciones. También es abundante en las cáscaras de crustáceos y, en menor medida, en los hongos, y puede ser sintetizada artificialmente.

La glucosamina actúa como un lubricante natural de las articulaciones y como un amortiguador o absorbente de golpes, lo que facilita los movimientos normales del cuerpo, evitando dolores articulares, óseos y musculares.

La glucosamina cuenta con propiedades antiinflamatorias y contra el envejecimiento, siendo uno de los suplementos más usados en el mundo entero por las personas con dolores en las articulaciones y en los huesos.

Igualmente, este suplemento dietético ayuda en el tratamiento de los síntomas más comunes de la artritis y la osteoartritis, trastornos que se van haciendo presentes en la medida en la que avanza la edad.

Asimismo, aparte de sus roles para disponer de un adecuado rango de movimientos y de una buena salud articular, la glucosamina contribuye a mejorar la salud intestinal y la digestión, favoreciendo incluso a la gente de salud normal, que no confronta problemas ni articulares ni intestinales crónicos.

Lee también nuestra guía sobre los 5 mejores remedios caseros para la inflamación en las articulaciones 

¿Por qué el organismo necesita la glucosamina?

Sin el lubricante de la glucosamina, los movimientos más cotidianos serían difíciles y dolorosos, mientras que aquellos que exigen ampliamente a las articulaciones constituirían una pesadilla.

Además, el organismo requiere de glucosamina para sintetizar ciertos lípidos y proteínas que participan en la formación de varios importantes tejidos, particularmente los cartílagos. Este proceso desempeña un rol crucial en la sana constitución de las articulaciones, tendones y ligamentos.

Adicionalmente, la glucosamina forma parte del fluido o líquido sinovial que se encuentra alrededor de las articulaciones, proporcionando lubricación. La glucosamina también ayuda a conformar los tejidos conectivos que integran el tracto digestivo.

Aunque la glucosamina no funciona con todas las personas que padecen de dolor articular severo, muchas se benefician con el uso del suplemento, encontrando alivio a sus dolores en periodos de tiempo que suelen variar entre las 6 y 8 semanas.

La calidad de vida de muchas personas con artritis, dolores óseos, inflamaciones y problemas digestivos ha mejorado con el consumo de suplementos de glucosamina.

La glucosamina puede emplearse a largo plazo de manera segura para ayudar a mejorar la calidad de vida y combatir los síntomas del envejecimiento, con muy pocos riesgos, ya que sus efectos secundarios suelen ser leves en los pocos casos en los que se presentan.

¿Cómo funciona la glucosamina?

Las investigaciones sobre las propiedades de la glucosamina se han centrado particularmente en el sulfato de glucosamina, el compuesto natural que forma parte del cuerpo humano.

Los investigadores creen que los suplementos de glucosamina o su obtención de fuentes naturales, como por ejemplo el caldo de huesos, incrementan la cantidad del compuesto líquido que rodea las articulaciones, promueven la conservación y la renovación de los cartílagos, contribuyen con la prevención de la descomposición articular y ayudan a reducir el dolor.

La glucosamina es un compuesto aminosacárido que ayuda a generar cartílago a partir de los protoglicanos y agrecanos, dos clases de proteínas con varios roles en el desarrollo celular.

Dado que el deterioro articular y las pérdidas de masa cartilaginosa son las causas más comunes de la osteoartritis, el consumo de un suplemento como la glucosamina, puede ayudar a aliviar de manera natural los síntomas y dolores que produce la enfermedad.

¿Cómo beneficia la glucosamina al organismo?

El uso de suplementos de glucosamina en las dosis adecuadas ayuda a:

  • Reducir las inflamaciones y a evitar reacciones autoinmunes.
  • Preservar la salud de las articulaciones.
  • Reducir la sensibilidad y el dolor en las articulaciones.
  • Proteger el revestimiento intestinal, contribuyendo también a repararlo.
  • Combatir la irritación en el estómago, los intestinos y la vejiga.
  • Tratar afecciones como el síndrome del intestino permeable y la enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Reconstruir tejidos y huesos, fortaleciéndolos después de lesiones o fracturas.

El sulfato de glucosamina es el modo usualmente más recomendado de usar el suplemento. Este sulfato parece que desempeña un importante papel en la salud articular, y ayuda al organismo a generar cartílago.

Se cree que el sulfato de glucosamina tiene un mayor impacto en comparación con otras formulaciones de glucosamina, como la N-acetil glucosamina y el hidrocloruro de glucosamina.

¿Cuáles son los 4 grandes beneficios de la glucosamina?

1. Ayuda a mejorar la salud de las articulaciones y la osteoartritis

La glucosamina es uno de los suplementos más reconocidos para apoyar la salud articular y reducir los síntomas ocasionados por los trastornos degenerativos, particularmente la osteoartritis.

La resistencia, durabilidad y fuerza de las articulaciones del cuerpo humano son afectadas de manera natural por el envejecimiento, ocasionando regularmente pérdidas de cartílagos y dolores articulares con el paso del tiempo.

La suplementación de glucosamina no retornará tus cartílagos y articulaciones al 100% de la condición que tenían cuando estabas en tu mejor momento, ni reducirá totalmente y todo el tiempo los síntomas del deterioro cartilaginoso y auricular, pero es considerada una de las medidas más efectivas para tratar los problemas de la artritis y la osteoartritis.

Empleada a largo plazo, la glucosamina puede ralentizar el deterioro de las articulaciones, ofreciendo ventajas que no proporcionan analgésicos de prescripción, como la reducción de hinchazón crónica y la mejora del desempeño digestivo, con mínimos efectos secundarios.

Como puede ocurrir con la mayoría de los medicamentos, los resultados del uso de glucosamina pueden diferir entre una persona y otra, pero algunos consumidores de largo plazo afirman que la utilización del suplemento les ha permitido aliviar sus dolores, reduciendo el uso de otros medicamentos y evitando costosas y riesgosas cirugías.

Efectos en la osteoartritis

La osteoartritis es el tipo más frecuente de artritis a nivel mundial, afectando a cientos de millones de personas, particularmente gente en la mediana edad y adultos mayores.

Este trastorno se caracteriza por un continuo dolor articular ocasionado por la presión y la fricción ósea en las articulaciones.

Por su condición de enfermedad degenerativa, la osteoartritis puede dificultar seriamente los movimientos con el paso de los años, en la medida en que se intensifican las fricciones en las articulaciones.

Algunos estudios han determinado que consumir diariamente entre 800 y 1.500 mg  de glucosamina puede ayudar significativamente a una inmensa cantidad de seres humanos que padecen de enfermedades degenerativas articulares en todo el planeta.

Esto prevendría daños mayores, particularmente en los puntos más comúnmente afectados, como rodillas y caderas (1).

La glucosamina puede ayudar a reducir los dolores en las articulaciones en un plazo que por lo general puede ir desde las 4 hasta las 8 semanas.

Este periodo puede parecer largo para conseguir alivio en comparación con el que pudieran proporcionar los analgésicos de prescripción y de venta libre, pero la glucosamina trabaja con un enfoque más efectivo, natural y de mejor tolerancia y menores efectos secundarios.

El ensayo GAIT (Glucosamine / Chondroitin Arthritis Intervention Trial), probablemente el más completo entre los que han estudiado el impacto de la glucosamina en el tratamiento de la artritis, encontró que la suplementación de glucosamina con sulfato de condroitina durante un periodo de 8 semanas produjo alivios significativos en la mayoría de los participantes que presentaban dolores intensos en las articulaciones (2).

Lee nuestra guía de la combinación de glucosamina con condroitina

Lee nuestra guía del uso de glucosamina y condroitina para tratar la osteoartritis 

Muchos de los participantes con dolores de rodilla entre moderados y severos experimentaron mejoras, mientras que otros, incluso con molestias leves, no mejoraron.

Esto comprobó que la glucosamina puede funcionar en una gran cantidad de personas, pero no en otras, sin que se sepa con exactitud cuál es la causa de esta diferencia.

2. Mejora la función digestiva y alivia inflamaciones intestinales

La glucosamina también es un suplemento útil para mejorar la digestión y reparar los revestimientos gastrointestinales.

Incluso se ha comprobado que el suplemento puede ser eficaz para tratar el síndrome del  intestino permeable, al combatir una condición denominada «permeabilidad intestinal».

La anterior condición se caracteriza por el paso al torrente sanguíneo de proteínas y de pequeñas partículas de alimentos que no han sido suficientemente digeridas, ingresando a la sangre gluten, microbios, toxinas y otras micropartículas.

Estas partículas entran al torrente circulatorio a través de unas pequeñas aberturas que se forman en el revestimiento del sistema gastrointestinal, desencadenando inflamaciones, cambios de respuesta nocivos en el sistema inmunológico y otros problemas.

A consecuencia de este proceso se presentan otras situaciones adversas, como sensibilidad a determinados alimentos y enfermedades inflamatorias intestinales.

Los suplementos de glucosamina y la sopa de huesos rica en el compuesto ayudan a reparar los tejidos dañados en el tracto gastrointestinal, disminuyendo las inflamaciones asociadas a la enfermedad inflamatoria intestinal, un conjunto de condiciones muy dolorosas y de difícil tratamiento.

La glucosamina también puede contribuir a reparar los revestimientos de órganos como la vejiga y el estómago.

Lee nuestra guía sobre los gases intestinales y estomacales: Causas, síntomas y tratamiento

Efecto en enfermedades intestinales crónicas

Un estudio realizado en el año 2000 por un equipo del Departamento de Gastroenterología Pediátrica del University College School of Medicine determinó que la glucosamina es eficaz, económica y no tóxica para el tratamiento de enfermedades inflamatorias intestinales crónicas, como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn (3).

El nivel corporal de glucosamina tiende a ser más bajo en los niños que padecen de una enfermedad inflamatoria intestinal.

La suplementación de N-Acetilglucosamina (GlcNAc) se tradujo en una disminución de los síntomas en el 75% de los chicos con la afección intestinal, ofreciendo un curso de acción más efectivo que el proporcionado por los tratamientos convencionales.

En general, los investigadores hallaron evidencias de significativas mejoras en la mayoría de los pacientes que usaron glucosamina, incluyendo a aquellos que no habían respondido a otros productos antibióticos y antiinflamatorios.

Igualmente, los resultados mostraron que el tracto gastrointestinal presentó una mejor integridad, así como un proceso de restauración de las células epiteliales que ayudó a detener la permeabilidad en los intestinos.

3. Puede ayudar a aliviar los síntomas del Trastorno Temporomandibular (TTM)

El TTM es una condición caracterizada por:

  • Frecuentes dolores en la mandíbula y en el cuello.
  • Dolor de cabeza.
  • Desórdenes del sueño.

Se presenta principalmente en adultos jóvenes y en la mediana edad y afecta a la articulación que conecta al cráneo con la mandíbula.

En condiciones normales, esta articulación permite los movimientos de la cabeza en diferentes direcciones (hacia arriba, abajo y los lados) sin que se produzcan dolores. Las personas con el TTM sienten dolores y padecen los demás síntomas del trastorno al mover la cabeza.

En la medida en que la articulación se desgasta y se inflama, los dolores se acrecientan y al afectado se le hacen más difíciles funciones rutinarias como hablar y comer.

Las investigaciones sugieren que la glucosamina puede ayudar a aliviar los dolores y demás síntomas del Trastorno Temporomandibular y de la artritis que afecta a la mandíbula.

El alivio conseguido con el suplemento es equivalente al que proporcionan los analgésicos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID), como el ibuprofeno (4).

El uso diario de glucosamina en las dosis adecuadas por meses o años también puede ayudar a los pacientes con TTM a dormir y a masticar mejor, reduciendo la inflamación mandibular en el largo plazo.

4. Ayuda a aliviar los dolores óseos

Muchas personas con un historial de fracturas, baja densidad ósea y dolores en los huesos pueden beneficiarse de las propiedades de la glucosamina para ayudar en las sanaciones óseas.

Estas ventajas del suplemento se presentan especialmente en los casos de dolores articulares y artríticos.

Hay evidencias que permiten afirmar que la glucosamina podría ayudar en la preservación de los cartílagos que rodean los huesos, contribuyendo a disminuir el dolor, aumentar la funcionalidad física y mejorar el desempeño de sus actividades por parte de personas con problemas óseos.

Esto es especialmente importante entre las personas expuestas a mayores riesgos de pérdidas óseas, como las mujeres mayores o en la medianía de la edad (5).

Efectos de la glucosamina en lesiones óseas

Una investigación realizada en 2013 por el Departamento de Traumatología y Ortopedia del Hospital de Capacitación e Investigación Haseki, Turquía, encontró que la glucosamina ayudó a reducir el tiempo que las ratas de laboratorio necesitaron para recuperarse de lesiones óseas.

El equipo de investigación turco también determinó que la formación de nuevos huesos y el revestimiento de los osteoblastos se produjeron de manera significativamente más elevada en los roedores tratados con el suplemento, en comparación con los que no lo fueron.

Los osteoblastos son las células que se encargan de la síntesis de la matriz ósea, estando íntimamente relacionadas con el desarrollo y el crecimiento de los huesos.

Después de 4 semanas de suplementación diaria con 230 mg de sulfato de glucosamina, las ratas desarrollaron alrededor de los huesos unos tejidos conectivos más vasculares y celulares.

Asimismo, las nuevas formaciones óseas de los roedores presentaron una mayor fortaleza en comparación con las que se habían lesionado previamente (6).

¿Cómo se usa la glucosamina?

Los suplementos de glucosamina son vendidos en distintas formas, entre estas:

  • Sulfato de glucosamina: esta es la fórmula considerada más beneficiosa, por su facilidad de absorción y por la interacción favorable de la glucosamina con el sulfato.
  • Hidrocloruro de glucosamina.
  • N-acetilglucosamina.

No hay una dosificación estandarizada para el suplemento, pero la mayoría de la gente afirma que rinde mejor cuando es consumido en dosis diarias de entre 500 y 1500 mg, tanto para la glucosamina sola como combinada con otros suplementos, como condroitina, omega-3 o suplementos MSM (Metil sulfonil metano).

El MSM es un compuesto que se encuentra naturalmente en plantas verdes y animales y también puede sintetizarse en el laboratorio.

Aunque han sido poco investigados, los suplementos a base de MSM  han ganado fama como productos naturales contra el dolor a raíz de la aparición del libro The Miracle of Msm: The Natural Solution for Pain (El Milagro del MSM: La Solución Natural para el Dolor) del fisiólogo estadounidense Stanley W. Jacob.

Los dos suplementos usados más a menudo para optimizar resultados son la glucosamina y la condroitina. Ambos contribuyen a crear las moléculas que forman el cartílago, la sustancia esponjosa que ayuda a unir los huesos a los músculos.

¿Qué es la condroitina y dónde se halla?

La condroitina es un compuesto que forma parte de los cartílagos de muchos animales, siendo abundante en los huesos, la piel y los tejidos de los pollos y las vacas.

Por esta razón, un caldo de huesos y partes con tejidos de res es una de las formas más efectivas y baratas de consumir tanto glucosamina como condroitina de manera natural.

Este suministro delicioso y casero de glucosamina y condroitina está a tu alcance gracias a que los huesos y tejidos sueltan los nutrientes en el caldo en una forma de fácil absorción por el organismo.

La glucosamina también es más fácil de absorber como suplemento líquido, en comparación con las presentaciones en polvo y en tabletas.

Hay gente que se frota glucosamina en forma de crema en las rodillas y demás puntos con articulaciones adoloridas, buscando aliviar las molestias y disminuir las inflamaciones.

Mucha gente dice que funciona; sin embargo, no hay evidencia científica de que el compuesto pueda ser absorbido a través de la piel.

Los suplementos de glucosamina con condroitina pueden ser sintetizados en los laboratorios farmacológicos o extraídos de sus fuentes naturales de alta calidad.

Los principales reservorios de glucosamina en la naturaleza son los exoesqueletos de los crustáceos, incluyendo langostas, camarones, langostinos y cangrejos. Otra fuente natural de glucosamina, menos frecuente, es la que se extrae de algunos granos fermentados.

Lee nuestra guía de la combinación de glucosamina y condroitina

Lee nuestra guía sobre glucosamina más condroitina más MSM

Dosificación de la glucosamina

Las dosificaciones más usuales de glucosamina en adultos son las siguientes:

1. Para reducir el dolor en las articulaciones y mejorar la salud articular

Se recomiendan 1.500 mg consumidos en una sola porción una vez al día o tres dosis diarias, cada una de 500 mg (una dosis cada 8 horas).

Para este fin, la glucosamina puede usarse en combinación con algún otro suplemento antiinflamatorio, como los preparados a base de ácidos grasos omega-3 o de cúrcuma.

2. Para el alivio de síntomas de artritis y osteoartritis

Se recomiendan 1.500 mg diarios, tomados con 400 mg de sulfato de condroitina. El uso de esta combinación es seguro a largo plazo, incluso hasta por 3 años.

También puede aplicarse por un periodo de dos meses en las áreas dolorosas una crema que contenga glucosamina.

3. Para el mejoramiento de la salud digestiva

Se recomiendan 1.500 mg diarios. Con este objetivo, las combinaciones más usuales se hacen con suplementos conocidos para mejorar la salud digestiva e intestinal, como los MSM, la raíz de regaliz, probióticos y enzimas digestivas.

¿Cuáles son los efectos secundarios y las principales interacciones con glucosamina?

Puesto que ya forma parte del cuerpo humano, la glucosamina suele ser bien tolerada y segura.

La experiencia indica que el consumo de glucosamina durante periodos de entre 6 y 8 semanas puede aliviar los síntomas de la afección por la que está siendo usada, con muy bajos riesgos de efectos secundarios.

Sin embargo, hay casos en los que los suplementos pueden afectar a los consumidores, especialmente si hay una alergia a la glucosamina o a alguno de los demás componentes de la fórmula.

Los casos de alergia a los mariscos no son extraños y las personas con esta hipersensibilidad deben evitar los suplementos de glucosamina creados a partir de las conchas de crustáceos.

Al respecto, es necesario leer muy bien las etiquetas con la información de los ingredientes.

Los efectos secundarios de la glucosamina suelen ser raros y leves, incluyendo:

  • Indigestión.
  • Náuseas.
  • Acidez estomacal.
  • Diarrea.
  • Estreñimiento.
  • Reacciones en la piel.
  • Dolores de cabeza.

Comunícate con tu médico en caso de que uno o varios de los posibles efectos secundarios a la glucosamina se intensifiquen o se prolonguen en el tiempo y también si aparece un síntoma no indicado en la lista anterior.

No se conoce con exactitud cómo la glucosamina puede afectar el embarazo y la lactancia, por lo que lo mejor es evitar la suplementación en estas dos condiciones, o hacerlo solo con autorización médica.

También hay evidencias de que los suplementos de glucosamina, cuando se usan en dosis altas,  pueden acarrear cambios en los niveles de insulina, azúcar en la sangre y colesterol en las personas con colesterol alto o diabetes.

Las personas en estas situaciones que estén considerando el uso de glucosamina deben consultar antes a su médico.

Esperamos haberte proporcionado nueva información sobre la glucosamina y las múltiples maneras como podría ayudarte y ahora te pedimos que compartas este artículo con tus amigos.

Lee los efectos secundarios de la glucosamina

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here