Intolerancia a la histamina: causas, síntomas y diagnóstico

¿Qué Es La Intolerancia A La Histamina?

Ser intolerante a la histamina no significa que eres muy sensible a la histamina, sino una indicación de que tu cuerpo cuenta con demasiada histamina.

La histamina es una sustancia química creada naturalmente por tu organismo, que se encarga de algunas funciones principales:

  • Ayuda a descomponer los alimentos en el proceso digestivo, al ser un ingrediente del ácido estomacal.
  • Es parte de la respuesta inmune del cuerpo, ya que se libera después de una lesión o reacción alérgica.
  • Actúa como neurotransmisor, porque comunica mensajes a tu cerebro.

Cuando tu cuerpo no puede descomponer la histamina adecuadamente o cuando los niveles de histamina son demasiado altos, las funciones normales de tu cuerpo pueden verse afectadas.

 

Síntomas De Intolerancia A La Histamina

La histamina regularmente se asocia con respuestas y síntomas alérgicos comunes, parecidos a los provocados por una intolerancia a la histamina.

Si bien los síntomas varían en cada persona, las reacciones más comunes incluyen:

  • Dolores de cabeza o migrañas.
  • Congestión nasal o sinusitis.
  • Ciclo menstrual irregular.
  • Problemas digestivos.
  • Náusea y vomito.
  • Urticaria.
  • Fatiga.

Lee también nuestra guía sobre los 14 remedios caseros para el dolor de cabeza 100% seguros

Los casos más graves de intolerancia a la histamina pueden experimentar los siguientes síntomas:

  • Dificultad para regular la temperatura del cuerpo.
  • Arritmia o frecuencia cardíaca irregular.
  • Hipertensión o presión arterial alta.
  • Hinchazón de los tejidos.
  • Calambre abdominal.
  • Ansiedad y mareos.

Lee también nuestra guía sobre las causas de la temperatura corporal baja y sus síntomas

Causas De Los Altos Niveles De Histamina

Tu cuerpo produce la histamina naturalmente, junto a la enzima diamina oxidasa (DAO por sus siglas en inglés),que se encarga de metabolizar la histamina digerida de los alimentos.

Si desarrollas una deficiencia de la enzima DAO, tu cuerpo no podrá descomponer la histamina correctamente, lo que podría conducir a una intolerancia a la histamina.

Las razones más comunes por las que tus niveles de DAO podrían verse afectados son:

  • Alimentos ricos en histamina que sobrecargan el trabajo de las enzimas DAO y las hacen funcionar de manera incorrecta.
  • Trastornos gastrointestinales, como la enfermedad inflamatoria intestinal o el síndrome del intestino permeable.
  • Alimentos que inhiben las enzimas DAO o desencadenan la liberación de histamina.
  • Medicamentos que bloquean las funciones de las DAO o previenen su producción.

Un sobrecrecimiento bacteriano intestinal es otro factor que puede contribuir al desarrollo de la intolerancia a la histamina.

Las bacterias crecen cuando los alimentos no se digieren correctamente, causando una sobreproducción de histamina. Los niveles normales de las enzimas DAO no pueden descomponer los niveles elevados de histamina en tu organismo, produciendo una reacción.

Dieta para la Intolerancia a la Histamina

Alimentos Que Debes Comer

Si eres intolerante a la histamina, lo mejor que puedes hacer es incorporar a tu dieta alimentos bajos en histamina. Lamentablemente, no existe una dieta libre de histamina. Consulta a tu nutriólogo para hacer un plan adecuado de alimentación.

La siguiente lista muestra algunos alimentos bajos en histamina:

  • Vegetales frescos, excepto aguacates, tomates, espinacas y berenjenas.
  • Sustitutos lácteos, como la leche de coco y la leche de almendras.
  • Granos libres de gluten, como la quinoa y el arroz.
  • Aceites de cocina, como el aceite de oliva.
  • Carne fresca y pescado recién capturado.
  • Frutas no cítricas.
  • Huevos.

Comidas Que Debes Evitar

Para mantenerte saludable, tu dieta debe incluir niveles moderados de histamina para respaldar tus funciones inmunes. Sin embargo, existen alimentos con un alto contenido de histamina que pueden desencadenar reacciones inflamatorias y otros síntomas negativos:

  • Alimentos fermentados y productos lácteos, como yogur y chucrut.
  • Nueces, específicamente almendras, anacardos y cacahuetes.
  • Aguacates, espinacas, berenjena y tomates.
  • Carnes procesadas o ahumadas.
  • Alcohol o bebidas fermentadas.
  • Frutas cítricas.
  • Frutas secas.
  • Mariscos.
  • Queso.

También deberás tener cuidado con los alimentos que desencadenan la liberación de histamina en el cuerpo:

  • Colorantes alimenticios y otros aditivos.
  • Papaya, plátanos y frutas cítricas.
  • Frijoles y jitomates.
  • Germen de trigo.
  • Chocolate.
  • Alcohol.

Y los alimentos que bloquean las funciones de las enzimas DAO son:

  • Té verde, negro o de mate.
  • Bebidas energizantes.
  • Alcohol.

Diagnóstico De La Intolerancia A La Histamina

Antes de que te puedan diagnosticar con intolerancia a la histamina, tu médico deberá eliminar otros posibles trastornos o alergias que causan síntomas parecidos. También se te sugerirá una dieta de eliminación durante dos a cuatro semanas.

Esta dieta requerirá que elimines cualquier alimento con un alto contenido de histamina o desencadenantes de histamina, y que los vuelvas a introducir poco a poco en tus comidas para detectar tus reacciones.

Asimismo, es probable que tu médico tome una muestra de sangre para averiguar si tienes una deficiencia de DAO.

Una prueba de punción puede ser otra forma de diagnosticar una intolerancia a la histamina. Un estudio realizado en el 2011 examinó la efectividad de esta prueba (1).

Durante el estudio, los investigadores pincharon la piel de 156 personas y aplicaron una solución de histamina al 1%. La prueba resulto positiva para el 50% de las personas, dejando una roncha pequeña en el área probada.

Pronóstico de la Intolerancia a la Histamina

La intolerancia a la histamina puede provocar síntomas incómodos, pero se puede tratar fácilmente con una dieta baja en histamina. Nunca debes autodiagnosticarte porque los síntomas son similares a otros trastornos, infecciones o alérgenos.

Si crees que tienes una intolerancia, o experimentas síntomas irregulares, programa una cita con tu médico para realizar las pruebas necesarias que te darán el diagnóstico adecuado.

 

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here