¿La cúrcuma es buena para tu piel?, para qué sirve, beneficios y peligros

La cúrcuma es más que una especie fragante y amarga. Sus usos en la medicina tradicional china e hindú van desde un repelente para mosquitos hasta el tratamiento para el cáncer, entre otras enfermedades.

De hecho a la cúrcuma se le atribuyen propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias, antioxidantes, antimicóticas, antivirales y anticancerígenas.

En este artículo veremos los beneficios para tu piel que puedes obtener de la cúrcuma, cómo usar correctamente este poderoso ingrediente, y cuáles son sus interacciones con otros medicamentos.

Lee también nuestra guía sobre la cúrcuma para la piel: ¿Tiene beneficios o riesgos?

Algunos datos curiosos sobre la cúrcuma y el cuidado de la piel

El ingrediente activo de la cúrcuma es el polifenol curcumina, responsable de su color amarillo y de sus beneficios terapéuticos para la piel.

La planta de cúrcuma, la cual tiene un parentesco con el jengibre, puede crecer hasta un metro de altura y es caracterizado por flores amarillas en forma de trompeta. Aunque esta planta puede prosperar en muchos lugares tropicales, la mayor parte se cultiva y consume en India.

 

Beneficios potenciales de la cúrcuma en la piel y para qué sirve

Diferentes estudios sugieren que la curcumina puede proteger tu piel del daño provocado por químicos dañinos y la contaminación del ambiente.

También puede atacar lo radicales libres y calmar la inflamación.

A continuación, veremos diferentes condiciones de la piel que pueden ser tratadas con la cúrcuma.

Cáncer de piel

La curcumina puede inducir la apoptosis (muerte celular) en los dos tipos de cáncer de piel, conocidos como melanoma y no melanoma.

(1)

En el caso del carcinoma de células basales, un cáncer de piel no melanoma, la curcumina induce la apoptosis aumentando los niveles de proteína p53.

Otra cualidad de la curcumina es que puede modular los micro-ARN que están relacionados con la apoptosis y el ciclo celular.

Psoriasis

La causa de esta enfermedad es un trastorno del sistema inmunológico en el que se acumulan células muertas en la superficie de la piel provocando manchas escamosas rojas.

Se cree que la curcumina puede inhibir las vías inmunes responsables de este padecimiento. (2)

Lee nuestra guía sobre la Psoriasis: Qué es,

causas, síntomas y tratamiento

Esclerodermia

En la esclerodermia tu sistema inmunológico ataca los tejidos conectivos sanos provocando cicatrices. La cicatrización regularmente sucede alrededor de tus órganos internos, debajo de tu piel y en los vasos sanguíneos.

Los efectos positivos de la curcumina en la formación de cicatrices pueden ayudar a controlar los efectos de la esclerodermia. (3)

Vitiligo

Esta afección causa despigmentación de la piel produciendo manchas blancas en varias partes de tu cuerpo.

Debido a sus cualidades antioxidantes, la curcumina puede prevenir el estrés oxidativo en células epidérmicas que se encargan de producir melanina. (4)

Acné

Condición común de la piel, sobre todo en jóvenes, caracterizada por puntos blancos, póstulas y espinillas.

Las cremas que contienen curcumina pueden regular la producción del cebo de la piel, ayudando a mejorar los síntomas del acné. (5)

Lee nuestra guía definitiva sobre los 3 mejores tratamiento para el acné

Cómo utilizar correctame

nte la cúrcuma para tratar tu piel

Lamentablemente la curcumina de la cúrcuma no se absorbe bien cuando se toma oralmente. Además, es metabolizada y eliminada rápidamente del cuerpo.

Para contrarrestar esta deficiencia de la curcumina, generalmente se combina con la enzima bromelina para producción de suplementos. Esta enzima se encuentra en la piña y aumenta tanto la absorción como los efectos antiinflamatorios de la curcumina.

Los productos de cúrcuma son seguros de aplicar en heridas recientes, hematomas, picaduras de insectos, o erupciones cutáneas.

Los productos de cúrcuma medicinales pueden venir en una gran variedad de formas, incluyendo:

  • Cápsulas y tabletas
  • ungüentos
  • tinturas
  • aceites.

La curcumina también se puede encontrar en jabones, bebidas energizantes y productos cosméticos.

Abajo un video de cómo hacer una mascarilla de

cúrcuma:

¿Cuáles son los riesgos y peligros de la cúrcuma para tu piel?

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha declarado que la cúrcuma y su componente activo curcumina son en general seguros para el uso y consumo común.

Sin embargo, ciertos remedios naturales pueden provocar alergias, efectos secundarios, e interactuar de forma adversa al combinarse con otros suplementos, hierbas o medicamentos.

La FDA no controla la producción de suplementos de cúrcuma o con curcumina, por lo que debes tener cuidado al comprar tus suplementos de cúrcuma y hacerlo con una marca de buena reputación.

No debes usar cualquier medicamento para los siguientes padecimientos al mismo tiempo que uses un suplemento de cúrcuma sin antes con

sultar a tu médico:

¿Se puede usar cúrcuma si tomas Anticoagulantes?

Las propiedades anticoagulantes de la curcumina pueden aumentar el riesgo de sangrado si estás tomando otros medicamentos anticoagulantes.

Evita tomar cualquier suplemento con curcumina durante, por lo menos, 2 semanas antes de una cirugía.

¿Puedes tomar cúrcuma si sufres de Ácidez estomacal?

La cúrcuma puede llegar a interferir con la labor de los medicamentos que reducen el ácido estomacal e inclusive aumentar la producción de ácido en el estómago.

Algunos suplementos de venta sin receta disp

onibles en Estados Unidos pueden causar úlceras pépticas y gastritis cuando se toman con el estómago vacío.

Diabetes y cúrcuma

Cualquier medicamento para la diabetes puede aumentar su potencia al combinarse con remedios hechos con curcumina, aumentando el riesgo de tener niveles bajos de glucosa en la sangre, conocido como hipoglucemia.

 

Conclusión

Con más de cuatro mil años de uso en las medicinas tradicionales chinas e hindúes, la cúrcuma posee una reputación casi divina por su gr

an gama de beneficios.

Aun habiéndose usado por tanto tiempo, las características biológicas de la cúrcuma se empezaron a reconocer hasta mediados del siglo XX. Su valor medicinal ha sido tema de estudios científicos e investigaciones clínicas en el último siglo.

Varias investigaciones han respaldado las cualidades curativas de la cúrcuma que se le han atribuido desde hace mucho tiempo. Sin embargo, un estudio reciente sobre su química concluyó que la curcumina no contiene las propiedades requeridas para ser un medicamento.

Como con cualquier otro suplemento, debes consultar con tu médico antes de tomar un suplemento de cúrcuma para evitar cualquier interac

ción perjudicial con otros medicamentos u enfermedad latente.

Ver También:

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here