10 peligros de tomar mucha agua, cómo prevenir y tratar la intoxicación por agua

Se estima que uno de cada dos adultos presenta algún grado de deshidratación y los médicos, entrenadores y medios de comunicación, no paran de recomendarnos que nos mantengamos bien hidratados (1).

Pero, ¿qué ocurre en el otro extremo? ¿Qué podría suceder si consumimos agua en exceso?

Sigue leyendo para que sepas lo que es la sobrehidratación y sus riesgos asociados.

Señales De Que Podrías Estar Bebiendo Demasiada Agua

Echa un vistazo a ver si te encuentras pasando por alguna de estas 9 señales de sobrehidratación:

1. Siempre Tienes Una Botella De Agua A La Mano

Las personas que llevan una botella con agua a donde quiera que vayan, toman frecuentes tragos, a veces sin necesitarlos.

Piensan que de esa manera favorecen su hidratación y salud, y estarían en lo cierto, si solo tomaran cuando tienen sed.

Cuando beben agua innecesariamente, están perdiendo una mayor cantidad de electrolitos vitales (sodio, potasio y otros) por el incremento de las micciones.

2. Bebes Agua Sin Tener Sed

Probablemente leíste que debes tomar al menos 3 litros de agua al día y te obligas a beberlos sentado frente al televisor, mientras un clima fresco es incapaz de sacarte una gota de sudor.

Todo ello sin incluir el agua contenida en los alimentos (por ejemplo, el pepino es 97 % agua).

En esos casos, bebes mucha agua sin tener sed, sobrecargas el organismo de un líquido que no está necesitando y corres el riesgo de una sobrehidratación.

3. Crees Que La Orina Clara Es Síntoma De Buena Salud

Es posible que la orina clara parezca la más saludable, pero no es así. La salud es sinónimo de un color amarillo pálido, similar al de una limonada.

La orina muy amarilla es signo de déficit de agua y la de color claro es de exceso de hidratación.

Lee también nuestra guía sobre el ardor al orinar: Causas, síntomas y tratamiento

4. Orinas Con Frecuencia De Día Y De Noche

¿Vas al baño cada media hora en el día? ¿Te despiertas después de unas pocas horas de sueño por las ganas de orinar? Entonces, lo más probable es que estés sobrehidratado.

5. Sufres Dolores De Cabeza

Tanto la falta como el exceso de agua pueden producir dolor de cabeza. El agua hincha las células cerebrales que tienden a empujar al cerebro contra la cavidad craneal, ocasionando cefaleas.

Lee nuestra guía sobre los 14 remedios caseros para el dolor de cabeza 100% seguro

6. Sientes Náuseas

El exceso de agua sobrecarga de trabajo a los riñones, afectando la eficiencia del sistema renal, ocasionando náuseas y vómitos.

Lee nuestra guía sobre los 12 remedios naturales para las náuseas

7. Tienes Los Pies Y Las Manos Hinchados

La sobrehidratación puede ocurrir de dos maneras: por exceso de consumo o por exceso de retención de agua.

Las personas afectadas por retención de líquidos presentan inflamaciones en las extremidades, especialmente en los pies.

8. Experimentas Calambres Y Debilidad Muscular

El desequilibrio electrolítico que ocurre en el cuerpo, como consecuencia de una sobrehidratación, puede reflejarse en problemas musculares.

Los electrolitos transmiten los impulsos eléctricos necesarios para el funcionamiento de los músculos y, cuando faltan, se producen contracciones musculares repentinas e involuntarias, conocidas como calambres.

9. Te Sientes Cansado

Una baja concentración de sodio en la sangre puede conducir a hiponatremia, condición que tiene entre sus síntomas el cansancio.

Lee nuestra guía sobre las 6 mejores vitaminas para combatir el cansancio

10 Efectos Secundarios De Beber Demasiada Agua

1. Hiponatremia

Es una concentración de sodio en el torrente sanguíneo por debajo de 135 mmol/litro de sangre y suele presentarse como consecuencia de una rápida sobrehidratación. Entre sus síntomas se encuentran:

  • Irritabilidad y ansiedad.
  • Dolor de cabeza.
  • Confusión y desorientación.
  • Náuseas y vómitos.
  • Convulsiones.
  • Sacudidas musculares.
  • Fatiga.

Esta condición puede conducir a un estado comatoso y hasta la muerte.

En el maratón de Boston de 2002, la corredora Cynthia Lucero murió por esta causa, después de haber ingerido grandes cantidades de una bebida, poco antes de la prueba (2).

Su muerte alertó a los corredores respecto a que la hiponatremia puede presentarse sobrehidratándose por beber demasiada agua.

2. Hinchazón Celular

Parte del exceso de agua en el cuerpo es absorbido por las células. Como los niveles de sodio caen anormalmente, el agua ingresa al interior de las células a través de la membrana semipermeable por el principio de ósmosis.

El agrandamiento de las células por la mayor cantidad de agua puede producir daños graves en la estructura celular, los tejidos y los órganos.

En el caso del cerebro, uno de los primeros síntomas de la inflamación celular es el dolor de cabeza.

3. Hipopotasemia

El potasio es otro electrolito fundamental para la vida y su excesiva disolución por una hiperhidratación puede llevar a un trastorno llamado hipopotasemia o hipocalemia.

Se habla de hipopotasemia cuando la concentración de iones de potasio en el plasma sanguíneo desciende por debajo de 3,5 mmol/litro de sangre.

Los síntomas de esta condición incluyen:

  • Debilidad muscular.
  • Diarrea severa.
  • Intensa sudoración.
  • Hormigueo, entumecimiento calambres y espasmos musculares.
  • Fatiga.
  • Arritmia cardíaca.

Cuando el déficit de potasio se prolonga en el tiempo, pueden ocurrir daños renales de consideración.

4. Problemas Cerebrales

La hinchazón de las células del cerebro por la hiponatremia puede producir trastornos en el sistema nervioso, que incluyen:

  • Desorientación.
  • Discapacidad en el habla.
  • Inestabilidad motora.
  • Psicosis.

La hiponatremia aguda puede conducir a la discapacidad permanente, coma y a la muerte cerebral.

5. Sobrecarga Cardíaca

El corazón es una bomba de sangre. Cuando aumenta la cantidad de agua en el cuerpo, el volumen de sangre también se incrementa, añadiendo presión a la bomba cardíaca y a los vasos sanguíneos.

6. Sobrecarga Renal

Cada riñón está formado por cerca de un millón de nefronas, las unidades funcionales encargadas de filtrar el plasma sanguíneo.

Diariamente, los riñones filtran unos 190 litros de sangre, de los cuales 188 retornan al ciclo vital, y 2 litros de agua y desechos son eliminados a través de la orina.

Tanto el mayor volumen de sangre producido por la sobrehidratación, como el desbalance electrolítico en el torrente sanguíneo, afectan el funcionamiento renal.

7. Problemas Hepáticos

El agua potable puede contener una pequeña cantidad de hierro. Una sobrehidratación con líquidos que contienen hierro puede llevarlo a un nivel excesivo en el cuerpo.

Como una de las funciones del hígado es almacenar el exceso de hierro, una concentración arriba de lo normal puede ocasionar enfermedad hepática.

8. Micciones Frecuentes

Cuando bebes agua excesivamente, los riñones no paran de avisarte que hay orina para eliminar, lo cual puede ser una verdadera lata en el trabajo, la escuela, la cola para abordar un avión y muchas otras situaciones.

9. Riesgos De Sobredosis De Cloro

El cloro es el principal agente de desinfección de agua en el mundo, ya que es barato y es capaz de eliminar virus, bacterias, hongos y levaduras.

Como parte del cloro queda en el agua potable, una hiperhidratación puede conducir a una sobreconcentración de este elemento en el organismo.

El cloro es tóxico y el excesivo consumo de agua clorada ha sido relacionado con algunos tipos de cáncer, como el de vejiga y el colorrectal (3).

10. Coma

Los daños cerebrales, cardíacos, renales y hepáticos que pueden desencadenarse por una sobrehidratación son potencialmente mortales.

De allí la importancia de beber agua cuidadosamente sin ingerir grandes cantidades en corto tiempo.

Cantidad De Agua Que Se Debe Beber Al Día

Este es un tema controversial por las variables que influyen y por la disparidad de opiniones. Algunos parámetros que determinan la ingesta de agua son:

  • Sexo, edad y peso corporal.
  • Condiciones climáticas: en los ambientes calurosos se suda más y se bebe más agua.
  • Nivel de actividad física (laboral y recreativa).
  • Estado de salud.
  • Consumo de medicamentos y sustancias que inducen a un mayor consumo de agua.

Las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estados Unidos recomiendan los siguientes consumos de agua en adultos promedio (4):

  • Mujeres: 2,7 litros/día.
  • Hombres: 3,7 litros/día.

Estas cantidades incluyen las bebidas de cualquier tipo (agua pura, jugos, refrescos, infusiones) y el agua contenida en los alimentos.

Un informe de 2010 de la Revista Neerlandesa de Medicina señala que en circunstancias normales de dieta, clima y ejercicio, una persona sana debe orinar como mínimo 500 ml/día, recomendando los siguientes niveles de ingesta de agua por sexo (5):

  • Mujeres: 2,2 litros/día.
  • Hombres: 3,0 litros/día.

Como puede verse, hay disparidad de cifras, pero en ningún caso se sitúan por debajo de 2,2 litros por día.

Si no estás ingiriendo suficiente agua, intenta tomar 2 litros diarios, una cantidad que te mantendrá mejor hidratado y lejos de la sobrehidratación.

¿Cómo Tratar La Sobrehidratación O La Intoxicación Por Agua?

Si crees que puedes estar hiperhidratado  o en riesgo de intoxicación con agua, debes tomar las siguientes medidas:

  • Detén el consumo adicional de agua, tanto en líquidos como en alimentos que la contengan. Bebe solo si tienes sed.
  • Interrumpe el uso de medicamentos que puedan estar ocasionando retención de líquidos.
  • Si empiezas a sentirte mal, busca ayuda médica.

Es posible que el doctor administre un diurético para estimular la salida de agua a través de la orina.

Si se ha producido una pérdida considerable de sodio, es probable que el médico prescriba una terapia de reemplazo de este electrolito.

¿Cómo Prevenir La Sobrehidratación O La Intoxicación Por Agua?

Intenta beber la cantidad de agua adecuada, sin sobrepasarte. No retrases el consumo de líquidos cuando sientas sed, pero tampoco tomes cantidades excesivas en un solo momento.

Vigila el color de tu orina, que es el mejor indicador para tener una idea del estado de hidratación.

Si haces ejercicios regularmente, bebe entre 490 y 980 cc de líquidos por cada hora de entrenamiento.

Para sesiones de ejercicios más prolongadas, es conveniente incluir una bebida energética con electrolitos añadidos, como sodio y potasio.

Si eres un atleta de resistencia, pésate antes y después de cualquier prueba exigente y repón el agua perdida en una cantidad equivalente a la disminución de peso. Esta reposición no implica riesgos de sobrehidratación.

Si tienes problemas renales o diabéticos, consulta a tu médico cuánta agua puedes beber sin sobrehidratarte.

Personas Más Propensas A La Sobrehidratación

La sobrehidratación es una condición peligrosa, pero no es frecuente. La mayoría de los casos están ligados a:

  • Corredores de maratones y ultra maratones.
  • Triatlonistas, particularmente los que hacen los eventos ironman.
  • Ciclistas de resistencia.
  • Jugadores de rugby, fútbol y remeros.
  • Aspirantes a soldados de élite sometidos a pruebas extenuantes.

Sobrehidratación Y Peso Corporal

El exceso de agua acelera el metabolismo y ayuda a eliminar más desechos a través de la orina, pero el impacto en el peso es irrelevante.

La hiperhidratación más bien puede conducir a una retención de líquidos, que impacta el peso corporal significativamente.

Si deseas bajar de peso:

  • Adopta una dieta saludable.
  • Desarrolla una actividad física regular.
  • Mantente bien hidratado, pero no superhidratado.

El agua es el medio en el que se originó la vida en el planeta y es esencial para la existencia, pero puede ser dañina en exceso.

Busca los contenidos de agua de los alimentos que ingieres regularmente y establece la cantidad promedio de líquidos que debes beber para mantenerte bien hidratado.

Comparte este artículo con tus amigos para que sepan si están sobrehidratados y qué riesgos están corriendo.

 

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here