Aceite De Ricino: 12 Beneficios Y Usos Para Mejorar Tu Salud

¿Conoces el aceite de ricino, a veces también llamado aceite de castor?Es el aceite más recomendado cuando se buscan los efectos de un laxante, sólo que éste es completamente natural y tiene ya una larga historia curando personas.

La planta de ricino, científicamente llamada Ricinus communis, es originaria de la cuenca del Mediterráneo, África Oriental y la India, pero hoy en día se cosecha en varias regiones con clima tropical, como Tailandia y Brasil. De manera coloquial se le llama “Palma de Cristo”, pues los campesinos decían que las hojas de esta planta asemejaban a las manos de Cristo. En la India es considerada como una de las plantas más preciadas, no sólo por sus poderes curativos sino porque puede ser al mismo tiempo letal.

Pero no te espantes, el ricino sólo es tóxico cuando se toma en grandes cantidades o cuando se consume la semilla en estado crudo, pero una pequeña dosis que ha pasado por un cuidadoso proceso para extraer las partes tóxicas de la planta hacen de este aceite un remedio ideal para curar muchos malestares.

Sus propiedades han sido comprobadas en gran diversidad de culturas y épocas. Por ejemplo, se sabe que los faraones del antiguo Egipto ya aprovechaban esta planta, al igual que los persas, chinos y griegos, quienes utilizaban el ricino como combustible para lámparas y como ingrediente para preparar bálsamos y ungüentos curativos.

Muchos países de Europa y América han comenzado a interesarse por el ricino y actualmente ya se utiliza en varias industrias: en la textil para producir algunas fibras y tintes, en la química para fabricar barnices y pinturas, en la cosmética como ingrediente de varios productos de belleza, en la alimenticia como aditivo nutricional y, por supuesto, en la medicinal.

Composición del ricino

La semilla de ricino está compuesta principalmente por ácidos grasos, de los cuales entre un 85 y 95% es ácido ricinoleico, uno de los triglicéridos más raros que existen, al cual se deben todas sus propiedades curativas.

El aceite de ricino es bastante apreciado pues pocos ingredientes naturales contienen tal concentración de ácido ricinoleico, el cual es conocido por sus efectos analgésicos y antiinflamatorios, y si es aplicado de manera tópica también tiene un efecto bactericida. Además, los médicos utilizan este ácido para producir poliuretano, que luego se utiliza para rellenar defectos óseos.

Además del ácido ricinoleico, el ricino contiene también sales y otros tipos de ácidos, como oleico, linoleico, esteárico y palmítico, los cuales funcionan como acondicionadores celulares que estabilizan la composición y consistencia de las sustancias, por eso este aceite se utiliza para producir cosméticos y productos para el cuidado de la piel y el cabello.

Y por si fuera poco, la composición química del aceite de ricino esconde quizá la mejor de sus propiedades para la salud: la capacidad de incrementar la cantidad de glóbulos blancos o leucocitos en la sangre, específicamente las células T-11, un tipo de linfocito encargado de coordinar la respuesta inmunológica del resto de las células. En otras palabras, el aceite de ricino es excelente para mantener nuestro sistema inmune en óptimas condiciones y así poder combatir casi todas las enfermedades, incluido el cáncer.

Qué dicen los científicos

Aunque el aceite de ricino se ha utilizado durante milenios, la extensión de su uso en la actualidad ha provocado que los científicos se den a la tarea de investigar y analizar a profundidad su composición y propiedades, para poder ofrecer a las personas el mejor producto y remedio posible.

Después de descubrir su propiedad bactericida ha empezado a recomendarse médicamente como tratamiento tópico para aliviar abrasiones, quemaduras, comezón, acné, infecciones y queratosis, ya que al ser absorbido por la piel el ricino mejora la función de la glándula timo y otras funciones del sistema inmunológico. Para obtener estos beneficios se recomienda utilizar el aceite de ricino en forma de compresas o cataplasmas, pues éstas aumentan la absorción tópica.

Por otra parte, los doctores han encontrado que los antiguos usos del aceite de ricino en la India para curar la disentería, el asma, el estreñimiento, la inflamación intestinal y las infecciones de vejiga se comprueban igualmente en el laboratorio.

Lo que sí advierten es que siempre debe aplicarse o tomarse la dosis recomendada, nunca tomar de más, pues una sobredosis de ricino puede provocar problemas digestivos como cólicos, diarrea y náuseas. Además, algunas personas pueden presentar reacciones adversas al ricino y observar la aparición de alergias cutáneas. Por lo anterior, el aceite de ricino deben evitarlo las personas que normalmente sufren de cólicos, úlceras, hemorroides, colitis, colon irritable o se han sometido a alguna cirugía reciente.

Beneficios del aceite de ricino

Una amplia variedad de padecimientos se pueden tratar con el aceite de ricino, desde calmar dolores musculares, estimular el sistema inmune y curar heridas de la piel hasta como potente antibacteriano, antiviral y fungicida para aliviar esos molestos ojos de pescado, acabar con el mal olor de los pies o incluso la caspa. A pesar de ello, su uso más conocido es como laxante, ideal para curar los síntomas del estreñimiento.

Por siglos, las madres y abuelas de la India han tenido el hábito de dar a los hijos una cucharada de aceite de ricino al momento de presentar cualquier signo de enfermedad, esto para aumentar y fortalecer el sistema inmune, evitar el avance del padecimiento y curar los síntomas con mayor rapidez.

¿Por qué tiene ese efecto? El aceite de ricino trabaja directamente como apoyo del sistema inmunológico, ayudándolo a distribuir a través de los ganglios linfáticos los leucocitos que limpiarán, absorberán y expulsarán todas las toxinas o el exceso de fluidos, proteínas y basura celular. Como comprenderás, el sistema linfático es de suma importancia cuando se trata de mantener saludable el cuerpo humano.

Además, en la tradición y creencia del Ayurveda el aceite de ricino ha sido ampliamente utilizado para curar los muchos malestares relacionados no solamente con el cuerpo, sino también con la mente, esto siguiendo claramente los preceptos holísticos de esta práctica india.

En resumen, algunos de los beneficios del aceite de ricino son:

  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Aumenta la circulación.
  • Previene la aparición y crecimiento de virus, bacterias y hongos.
  • Combate infecciones y desórdenes de la piel.
  • Disminuye la inflamación cutánea.
  • Reduce la sensación de comezón y ardor en la piel.
  • Cura el acné.
  • Acelera el crecimiento del cabello.
  • Hidrata los labios resecos.
  • Calma el dolor de las quemaduras.
  • Alivia el estreñimiento.

Veamos con más detalle 12 de los usos más importantes del aceite de ricino.

1. Refuerza el sistema inmunológico

Está comprobado que el aceite de ricino mejora el drenaje linfático, el flujo de la sangre y la salud de la glándula timo, además de otras funciones del sistema linfático. Estudios han demostrado que las personas que utilizan compresas con aceite de ricino sobre el abdomen tienen una producción significativamente más vasta de linfocitos comparado con pacientes que sólo utilizan compresas calientes con efecto placebo.

Los linfocitos son los “soldados” del sistema inmune que repelen a los enemigos, es decir, las bacterias y virus que atacan al cuerpo y sus órganos. Además, el sistema inmune interviene en el sistema circulatorio y digestivo, por eso es muy importante mantenerlo en el mejor estado posible.

2. Aumenta la circulación

Un sistema circulatorio saludable va de la mano de un sistema inmune saludable, si uno falla el otro sentirá las consecuencias y el cuerpo completo será más propenso a enfermarse.

El sistema circulatorio, como sabemos, se encarga de bombear sangre a través de las venas y arterias que recorren el organismo, al hacer esto, el oxígeno llega a todos los órganos y demás sistemas para que éstos puedan realizar sus funciones; y el ricino ayuda a que las paredes capilares de las venas estén en su mejor estado, mejorando la circulación.

3. Embellece la piel

Cuando se trata de la salud y la belleza de nuestra piel es importante entender que su fortaleza es un reflejo directo de la fortaleza interior del cuerpo, es decir, de la salud del sistema inmune y del balance de las hormonas. Por ello, el mejor remedio es el aceite de ricino, ya que es un ingrediente completamente orgánico y natural, libre de químicos sintéticos que protegerán todos nuestros órganos.

El aceite de ricino es un excelente hidratante que sirve como emoliente que suaviza y protege la piel. Además, alivia las pieles muy resecas, las úlceras leves o las quemaduras y heridas superficiales.

4. Equilibra las hormonas y mejora la libido

Optimizar la absorción de las moléculas de grasa en el tracto digestivo es esencial para la elaboración de hormonas, por eso consumir aceite de ricino, el cual funciona directamente para mejorar la digestión, ayuda a equilibrar los niveles hormonales.

Asimismo, al haber menos toxinas y una mejor circulación sanguínea, los órganos sexuales trabajan de manera más eficiente. Además, las mujeres suelen presentar menos síntomas premenstruales, fatiga, depresión y cambios de humor si añaden aceite de ricino a su dieta.

5. Induce el parto

El aceite de ricino es uno de los más antiguos y recomendados remedios para inducir la labor de parto, por eso antes las parteras daban una cucharada de aceite de ricino a las embarazadas. La razón es que el ácido ricinoleico activa el receptor prostanoide EP3 que se localiza en el útero.

Sin embargo, la razón por la que en los hospitales no se utiliza este ingrediente es que muchas mujeres sienten náuseas después de tomarlo. Así que su uso queda bajo las preferencias de cada mujer y su médico.

6. Alivia la piel seca o irritada

Casi de las misma manera que el aceite de coco alivia los malestares de la piel debido a sus agentes antibacteriales, el aceite de ricino funciona también como hidratante y un excelente antiinflamatorio. Además, su uso puede retrasar los signos del envejecimiento, como la aparición de arrugas, ya que incrementa la producción de colágeno y elastina.

7. Elimina el acné

Si buscas eliminar el acné de por vida, no es suficiente con aplicar cremas o geles que eviten su aparición: hay que arrancar el problema de raíz. El aceite de ricino y su ácido ricinoleico son el mejor remedio para combatir el acné, porque al penetrar hasta las capas más profundas de la piel, el ricino ayuda a acabar con las bacterias a la par que limpia los poros y humecta la piel. Además, como ya se mencionó anteriormente, si tu problema de acné se debe a un desequilibrio hormonal este aceite también acabará con él.

8. Remueve lunares

¿Eres de aquellas que tiene muchos lunares o manchas en la piel y no te gusta como se ven? Este ingrediente puede ayudarte mucho, solamente mezcla bicarbonato de sodio con aceite de ricino y aplica sobre los lunares o manchas que quieras quitar.

Humedece una gasa en la mezcla y asegúrala con una curita, déjala toda la noche y por la mañana lava con agua fría. Repite el mismo procedimiento varios días hasta que comiences a ver cómo el lunar o mancha desaparece. Sólo ten cuidado de la exposición al sol para no provocar más manchas.

9. No más hongos en las uñas del pie

Debido a su propiedad antibacteriana, el aceite de ricino es un gran aliado para acabar con los hongos que se forman debajo de las uñas de los pies, esos que provocan un desagradable mar olor.

Aplica un poco de aceite de ricino con una pizca de bicarbonato de sodio directamente en el área afectada, deja reposar unos momentos y luego enjuaga. Repite esto varias veces al día. Además, al ser una buena fuente de vitamina E, mantendrá las uñas con un aspecto hermoso.

10. Alivia el estreñimiento

Uno de los beneficios más aprovechados del aceite de ricino es su función como laxante, pues cuando ingieres su ácido ricinoleico, éste llega al intestino donde ayuda al proceso de digestión, aumenta la absorción de nutrientes y mejora la limpieza general del sistema digestivo.

Gracias a lo anterior, no sólo podrás ir al baño con más facilidad, sino que sentirás una evacuación total del intestino, disminuyendo la inflamación, los cólicos y el síndrome del colon irritable. La dosis recomendada para adultos es una cucharada de aceite de ricino al día antes del desayuno.

 11. Disminuye los síntomas de la artritis

Si tú o alguien de tu familia sufre de dolores causados por artritis o tiene inflamación de las articulaciones, te comparto este tip: el aceite de ricino funciona como antiinflamatorio y analgésico. Frota un poco de aceite seguido de una compresa de agua caliente para incrementar la absorción del mismo, pronto sentirás una gran mejoría.

Antes del masaje calienta en una sartén 3 cucharadas de aceite y empapa con él un paño, el cual dejarás sobre la articulación durante media hora o máximo una hora, acompañado por el calor de una compresa o un cojín eléctrico. Sólo se recomienda no utilizar este remedio si la zona está muy inflamada, en ese caso se deberá mejor consultar a un médico especializado.

12. Acelera el crecimiento del cabello

Debido a que el aceite de coco y el aceite de ricino tienen una composición similar, el ricino también presenta grandes beneficios para el cabello. Esto gracias a la presencia de ácidos grasos omega 6 que harán que el cabello se vuelva más fuerte, grueso, brillante y sedoso.

Al absorberse directamente por los folículos, mejora la circulación acelerando el crecimiento del cabello y gracias a sus propiedades antibacterianas también puede acabar con la caspa. Para lograrlo mezcla tres cucharadas de aceite de ricino con tres cucharadas de aceite de oliva y aplica directamente en la raíz, masajea y esparce por el resto del cabello. Luego ponte una gorra de baño y deja actuar toda la noche.

Advertencia sobre el uso del aceite de ricino

Como puedes ver, el aceite de ricino tiene muchos beneficios pero es importante saber que los científicos sugieren ciertas medidas que deben tomarse antes de utilizarlo. Principalmente debes saber que su uso tópico y oral es seguro, y su efecto laxante también ha sido comprobado en varios estudios médicos.

La única advertencia que hace la Organización Mundial de Salud es mantener el consumo diario debajo de 0.7 miligramos por cada kilogramo de peso corporal en adultos, porque el consumo excesivo del aceite de ricino puede provocar problemas digestivos como diarrea y dolores de estómago, incluso náusea o irritación.

En cuanto a su uso tópico casi no hay presencia de efectos secundarios o alergias, pero se recomienda primero probarlo una pequeña zona de la piel para observar su reacción antes de utilizarlo en el resto del cuerpo.

Las únicas personas que deben abstenerse de utilizar aceite de ricino son las mujeres embarazadas, ya que como mencionamos anteriormente, su uso puede inducir el parto. Consulta primero con un médico.

Mejora tu piel con el aceite de ricino

Si lo que buscas es mejorar la apariencia de tu piel, aquí algunos consejos y recetas para utilizar el aceite de ricino en tu rutina de belleza, toma nota.

  • Para curar el acné: aplica el aceite con un cotonete de algodón directamente sobre el acné o donde haya inflamación o zonas rojizas. También puedes mezclar el ricino con un poco de vinagre de manzana o aceite de coco.
  • Para prevenir la aparición del acné: cuando laves tu rostro por las noches, primero abre los poros con agua caliente y luego da masaje con un poco de aceite de ricino, deja absorber toda la noche y enjuaga por las mañanas.
  • Para humectar tu piel: mezcla ¼ de taza de aceite de ricino junto con ¾ de taza de aceite de coco y aplica en tu cuerpo y cara, o las zonas que quieras hidratar. Esta mezcla no tapará los poros ni dejará la piel grasosa.
  • Hidrata las zonas más secas: si tienes zonas muy secas, entonces mezcla ¼ de taza de aceite de ricino con un ¼ de aceite de jojoba o aceite de oliva. Da masaje y deja actuar toda la noche.
  • Mascarilla humectante: suaviza tu rostro haciendo una mascarilla con una cucharada de aceite de ricino y una yema de huevo. Bate bien y aplica en todo tu rostro, deja actuar durante 10-15 minutos y lava con agua tibia.
  • Para aliviar quemaduras de sol: para reducir el dolor y el enrojecimiento, aplica una mezcla de aceite de ricino con aceite de coco directamente en las áreas afectadas y listo.
  • Como bálsamo: aplica aceite de ricino directamente en los labios partidos para humectarlos, aunque también puedes mezclarlo con un poco de aceite de coco para que tenga un rico y fresco aroma.

¿Cuál es el mejor aceite de ricino?

Ya que el aceite de ricino tiene diversas funciones y aplicaciones de manera tópica u oral, en el mercado existen muchas presentaciones y diferentes calidades a elegir; por ejemplo, la calidad del aceite que se consumirá de manera oral suele ser superior a la de los aceites tópicos.

Para elegir la mejor calidad, busca una marca que especifique que el aceite se obtuvo a través del prensado en frío o consigue aceite de ricino puro en las tiendas orgánicas, pues ahí estarás seguro que es un producto orgánico sin químicos o conservadores.

Recurso Aceites


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here