TOP 10 Enfermedades Por Falta De Vitaminas

Hasta hace algún tiempo el papel que desempeñaban las vitaminas en el ser humano era desconocido. Durante la época del Renacimiento los exploradores descubrieron que en aquellos barcos donde se mantenía una dieta a base de carne y granos, aparecían enfermedades que se curaban al ingerir una dieta variada. Sucesos similares hicieron que se sospechara de la existencia de ‘’pequeñas sustancias’’ que eran necesarias para mantener una buena salud.

Actualmente el rol de las vitaminas en el cuerpo humano es bien conocido, se sabe que son sustancias esenciales presentes en los alimentos que deben ser consumidas de forma equilibrada y que permiten el correcto desarrollo de las funciones fisiológicas. A pesar de esto, hoy en día aún existe deficiencia de vitaminas como consecuencia de dietas poco variadas y por falta de información respecto a los efectos de una baja ingesta.

En este artículo te dejo las 10 enfermedades más comunes causadas por deficiencias de vitaminas.

1.- Ceguera nocturna

Es una pérdida parcial de la visión que se produce en la oscuridad, sin embargo, las personas pueden ver bien cuando hay suficiente luz. Frecuentemente tienen dificultades para conducir en la noche o caminar por una habitación oscura. En la antigüedad, los egipcios descubrieron que podían curar esta condición alimentándose con hígado, que hoy en día se sabe que es rico en vitamina A y B.

La vitamina A desempeña un rol esencial en el desarrollo de la buena visión, principalmente frente a la luz tenue, por lo tanto, su deficiencia causa problemas a la vista. Aunque es menos frecuente que antes, todavía un tercio de la población mundial (tanto niños como adultos) desarrolla ceguera nocturna.

Si bien el hígado es un alimento con un rico aporte de vitamina A, consumirlo con frecuencia puede aumentar los niveles de colesterol en sangre, además de no ser una buena opción para personas vegetarianas. Afortunadamente puedes encontrar esta vitamina en otros alimentos que no contienen grasas ni colesterol y son aquellos principalmente de origen vegetal, como zanahorias, zapallo, espinaca, pomelo, calabacín, melón, papa dulce y brócoli.

2.- Parestesia

Es una condición anormal que se caracteriza por la sensación de adormecimiento y hormigueo habitualmente en las extremidades, similar a la que se produce cuando se ‘’duerme’’ una pierna o brazo. En los casos patológicos se puede producir por diversas causas, siendo las más frecuentes las relacionadas con un inadecuado funcionamiento del sistema nervioso y es una condición que puede ser temporal o crónica.

Sin embargo, cuando esta condición se vuelve crónica una de las causas puede ser la deficiencia de vitamina B5. De hecho, prisioneros de guerra malnutridos referían sensación de ardor y picazón en sus manos y pies, que hoy se cree que fueron parestesias ocasionadas principalmente por falta de vitaminas.

La deficiencia de vitamina B5 o ácido pantoténico es poco frecuente y no ha sido ampliamente estudiada, aunque suele presentarse en personas que han fallecido por hambre y en voluntarios de estudios que se someten a dietas restringidas en variedad y cantidad de alimentos.

Al igual que otras hipovitaminosis, la deficiencia de vitamina B5 puede ser revertida a través de la suplementación o ingesta de alimentos que la contengan. Existe una gran variedad de alimentos que tienen esta vitamina, como por ejemplo huevo, pescado, palta y diversos granos.

3.- Hipovitaminosis B12

La deficiencia de B12 o hipovitaminosis B12 es una enfermedad que fue observada por primera vez como causa de una patología autoinmune. La falta de esta vitamina se produce cuando el cuerpo no la obtiene en suficiente cantidad a través de la alimentación o por una incapacidad de absorberla por parte del organismo.  Quienes presentan bajo aporte de esta vitamina son personas vegetarianas, adultos mayores de 50 años (por una disminución en su absorción), sujetos sometidos a cirugías gastrointestinales y pacientes con trastornos digestivos de malabsorción, como enfermedad celíaca y enfermedad de Crohn.

Niveles bajos de vitamina B12 o cobalamina pueden causar anemia perniciosa, hormigueo en extremidades, pérdida del equilibrio, alteraciones neurológicas (que van desde debilidad a demencia) e incluso descenso en el estado de ánimo. Esto se produce debido a que se genera un gradual deterioro cerebral y de la médula espinal, que causa problemas motores o sensoriales. Los trastornos mentales debido al daño cerebral comienzan como irritabilidad, depresión, mala memoria o fatiga. Pero si las deficiencias se mantienen, la enfermedad progresa hasta psicosis y manía; en los casos avanzados los daños provocados suelen ser irreversibles.

Afortunadamente, la vitamina B12 se encuentra en una gran variedad de alimentos como carne de res, pollo, huevo, pescado, lácteos y sus derivados. No obstante, si eres vegetariano no querrás ingerir algunos de estos alimentos, pero no te preocupes ya que puedes encontrarla como suplemento.

4.- Deficiencia de vitamina K

La vitamina K es una vitamina liposoluble que es fundamental para la coagulación de la sangre y la construcción de huesos y tejidos. Se producen deficiencias de esta vitamina por alteraciones en la absorción intestinal y en personas que toman medicamentos anticoagulantes. Pero en adultos es una condición rara, ya que es un nutriente que se encuentra presente en una gran variedad de alimentos.

Sin embargo, su deficiencia es común en recién nacidos debido a que la leche materna presenta un bajo aporte de esta vitamina, pero además los bebés tienen un intestino aún en desarrollo y no poseen bacterias capaces de sintetizarla, haciéndose necesaria la suplementación de vitamina K exógena. Todavía existen deficiencias que se dan principalmente en lactantes nacidos fuera de un sistema de salud, causando sangrados incontrolados y huesos subdesarrollados.

Por consiguiente, la prevención de deficiencia de vitamina K en lactantes debe hacerse con suplementación. Para adultos se recomienda consumir alimentos que la contengan, destacando principalmente las verduras de hojas verde oscuro, como espinacas, acelga, col rizada y lechuga. Además, se encuentra en menores cantidades en brócoli, coliflor, col de Brucelas, repollo, carne de res, cereales y huevo.

5.- Arriboflavinosis

Es una deficiencia de vitamina B2 o riboflavina. La vitamina B2 participa en el metabolismo de otras vitaminas, en el crecimiento, en la producción de glóbulos rojos y en la producción de energía. También es necesaria para la integridad de mucosas, piel y córnea.

La riboflavina se elimina a través de la orina de manera normal, por lo que es necesario consumirla diariamente. Algunas de las razones que pueden producir deficiencia de esta vitamina son su baja ingesta a través de la dieta, una baja absorción o un incremento en su eliminación. La falta de este nutriente no es común, pero cerca de un 10% de las personas de países desarrollados pueden presentar una deficiencia leve como consecuencia de una dieta poco variada y rica en productos procesados, siendo común también en personas con diabetes y problemas de alcoholismo.

Entre los efectos adversos que produce una hipovitaminosis B2 se encuentra la inflamación de la lengua, labios agrietados, rotura de los ángulos de la boca, ulceras bucales, fotosensibilidad, piel seca y bajo recuento de glóbulos rojos. Pero puede ser fácilmente revertida a través de la ingesta de alimentos ricos en vitamina B2, como huevos, carne, lácteos, hongos, verduras de hoja verde, legumbres y productos fortificados. Además puedes optar por la suplementación.

 6.- Raquitismo

Es una enfermedad producida por falta de vitamina D, causando deformidades esqueléticas debido a huesos blandos y débiles. Es más común en niños y recién nacidos con problemas de absorción intestinal que no se exponen a la luz solar o que no reciben suplementación, así como aquellos lactantes cuyas madres tampoco se exponen al sol. Por otra parte, las fórmulas lácteas generalmente están suplementadas para prevenir esta enfermedad.

La vitamina D ayuda en la absorción de minerales y en la mineralización del hueso. Cuando existe una deficiencia de vitamina D el cuerpo no puede regular adecuadamente los niveles de calcio y fósforo en el organismo, lo que conduce al debilitamiento y reblandecimiento de los huesos.

En adultos también se pueden producir algunas enfermedades debido a la falta de vitamina D, como la osteoporosis, osteomalacia e hipocalcemia.  La vitamina D se puede obtener a través de distintos alimentos, pero sólo puede utilizarse si se ha convertido a su forma activa a través de la exposición a la luz solar directa de 7 a 25 minutos diariamente, lo que variará dependiendo del tono de tu piel, el país donde vivas y la época del año.

En el caso de recién nacidos la recomendación es la suplementación. En niños y adultos se debe asegurar su ingesta a través de alimentos como pescados grasos, queso, yema de huevo, champiñones, lácteos y productos suplementados.

7.- Escorbuto

Se produce por una deficiencia severa de vitamina C, la cual es requerida para la síntesis de colágeno en los humanos. Esta enfermedad se caracteriza por anemia, gingivitis, debilidad general, pérdida de dientes, mala cicatrización y hemorragias cutáneas. Esta patología se observó por primera vez en marineros que no consumían hortalizas ni frutas frescas, ingiriendo principalmente granos secos y carne salada.

La vitamina C también cumple otras funciones en el organismo: es importante para el crecimiento y desarrollo, contribuye en la formación de tejido cicatrizal, ayuda a la absorción de hierro, repara y mantiene el cartílago, los huesos y los dientes. Su deficiencia en la actualidad es más común de lo que se cree, principalmente en personas con dietas desequilibradas, aunque en las primeras etapas los síntomas no logran ser visibles. Es por ello que te recomiendo evitar una falta de este nutriente ingiriéndolo mediante el consumo de alimentos ricos en vitamina C como los cítricos (naranja, limones, mandarinas, pomelos), kiwi, mango, piña, sandía, espinaca, tomate, brócoli y pimentón.

8.- Deficiencia de biotina

La vitamina B7 o biotina es una vitamina que interviene en el metabolismo de las grasas, los carbohidratos, las purinas y aminoácidos. Además, actualmente se utiliza para el tratamiento de algunas enfermedades como diabetes tipo II y dermatitis seborreica; también se incluye en productos estéticos como cremas y shampoo.

La deficiencia de biotina es poco habitual y se da con mayor frecuencia en personas que reciben nutrición parenteral durante años. Pero hubo un breve aumento a consecuencia de que se hizo popular en culturistas consumir huevos crudos. Los huevos además de contener vitamina B7 tienen una proteína llamada avidina, que impide la absorción de biotina en el intestino. Para solucionar esto los huevos se deben consumir cocidos, ya que la avidina se desnaturaliza con la temperatura y no así la biotina.

Su deficiencia provoca erupciones cutáneas, anemia, pérdida de cabello y trastornos mentales, que incluyen alucinaciones, depresión y somnolencia. Pero puedes solucionar las deficiencias ingiriendo alimentos ricos en esta vitamina, como huevos cocidos, hongos, coliflor, sandía, almendras, leche, pescado, nueces y pollo.

9.- Pelagra

Es una enfermedad que se produce debido a una deficiencia de vitamina B3 o niacina, caracterizada por diarreas, dermatitis, demencia y muerte. Fue una patología común a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, producida debido a la extrema pobreza en campesinos que subsistían principalmente de la ingestión de maíz, un alimento con bajo aporte de niacina.

Actualmente es una enfermedad poco común, pero aún ocurre en países donde se consumen dietas poco variadas. Dentro de los síntomas que se presentan se incluye diarrea, náuseas, delirios, confusión mental, mucosas inflamadas y úlceras cutáneas. El tratamiento y la prevención debe consistir en ingerir vitamina B3 a través de la alimentación, por lo que es necesario consumir lácteos, carnes magras, pescados, vegetales y cereales de granos enteros.

10.- Beri Beri

Es una enfermedad causada por una deficiencia de vitamina B1 que afecta principalmente al sistema nervioso y cardiovascular. Existen dos tipos principales: el beriberi seco (afectación del sistema nervioso) y beriberi húmedo (afectación del sistema cardiovascular). Pero actualmente es una enfermedad poco común, debido a que muchos alimentos se encuentran suplementados, aunque se presenta habitualmente en personas alcohólicas.

Dentro de los síntomas de esta patología destacan la pérdida de la sensibilidad en manos y pies, vómitos, confusión, dolor, incremento de la frecuencia cardiaca, hormigueo, dificultad para respirar y caminar, los que variarán dependiendo del tipo de beriberi que se presente.

El tratamiento para esta enfermedad es la suplementación oral o inyección de la vitamina. Para su prevención te recomiendo incorporar alimentos ricos en tiamina, como germen de trigo, leche en polvo, cereales integrales, huevos, legumbres, arvejas, nueces, semillas y productos enriquecidos o fortificados con vitamina B1.

Guías Sobre Vitaminas


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here